Veteranía en la conducción

Diez minutos antes de que comience la sesión, ya hay unos cuarenta asistentes sentados y curiosos en una de las salas del centro para personas mayores Sant Jordi de Parets del Vallès para escuchar la sesión formativa sobre movilidad segura que imparten Jordi Aguilar y Mònica Rosell, miembros del Área Regional de Tráfico Metropolitana Norte de los Mossos d’Esquadra.  Al comenzar la sesión, Aguilar lanza al auditorio la primera pregunta: “¿Cuántos de ustedes conducen?” Una decena de participantes levanta la mano, algunos de ellos incluso lo hacen para llevar o recoger a sus nietos de la escuela. Son conductores activos, veteranos, con muchos quilómetros a la espalda, pero también vulnerables.

SAM_2714

El envejecimiento puede causar falta de reflejos y pérdida de algunas aptitudes para reaccionar ante imprevistos en la carretera, tanto como conductores o como peatones. “Lo importante es que ustedes intervengan y que seamos conscientes de que con la edad sufrimos cambios físicos y pérdida de reflejos que afectan a nuestra vida cotidiana.” De esta manera introduce la charla el cabo Jordi Aguilar, quien destaca que estas sesiones permiten que los participantes “tengan al policía cerca para preguntar sus dudas, por ejemplo sobre los efectos de los medicamentos en la conducción, la periodicidad de las revisiones del permiso de conducir, la circulación por las rotondas o el uso de las nuevas tecnologías“, y añade: “Cada vez hay más gente mayor* que conduce.”  En España no hay una edad máxima para conducir, a partir de los 65 años, el carné debe renovarse cada cinco años, aunque los médicos pueden recomendar hacer las revisiones más a menudo.

SAM_2732

Miquel Molina, 70 años: “A mi edad, disfruto conduciendo” (foto) “Ahora, nosotros somos ricos en tiempo, vamos menos estresados, no tenemos prisa y podemos conducir mejor”, afirma Miquel Molina, que confiesa: “A mi edad, disfruto conduciendo.” Asegura que se pone al volante diariamente pero solo en horas diurnas: “Tengo glaucoma y durante las noches no conduzco.” Miquel explica que hace viajes largos en coche dos veces al año para visitar a su hija, que vive en Lora del Río, en Sevilla: “Conduzco hasta Andalucía, hago unos 1.100 quilómetros.” ¿Qué le molesta de los otros conductores? Lo tiene claro: “Cuando vas a una velocidad correcta y te pitan porque ven que eres una persona mayor.”

SAM_2730

Maria Rosa Garcia, 66 años: “Cuando yo vea que mis facultades van mermando, seré la primera en decir que no conduzco” (foto) Maria Rosa es una experimentada conductora, se sacó el permiso de conducir en 1972 y dice que está muy acostumbrada a coger el coche: “Creo que lo uso demasiado, incluso para desplazamientos que podría hacer a pie.” Respecto al comportamiento de los otros conductores, afirma: “Sobre todo me asustan los que van a mucha velocidad, me desconciertan, y también los que avanzan por la derecha.” A pesar de su dependencia del vehículo, dice convencida: “Cuando yo vea que mis facultades van mermando, seré la primera en decir que no conduzco, pero por experiencia creo que cuesta mucho ver este momento.”

* En 2016, 48 personas  mayores de 65 años (conductores y peatones) murieron en un siniestro vial en Cataluña.  

Enlace a vídeo:Personas mayores y conducción

Comentari / Comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s