En invierno, carreteras limpias

Durante el periodo invernal, la nieve y el hielo pueden complicar la circulación. Para evitar o minimizar las posibles incidencias derivadas de la meteorología adversa, los diferentes titulares de vía activan, entre los meses de noviembre y abril, planes de vialidad invernal. El objetivo de estas actuaciones es garantizar la comodidad, la fluidez y la seguridad en las carreteras, así como minimizar el tiempo de restricciones o de cierre al tráfico de las vías afectadas.

Gran parte de la red vial catalana, más de doce mil kilómetros de carreteras, está potencialmente sometida a actuaciones en materia de vialidad invernal ya que no es extraño que la nieve o la niebla heladora hagan acto de presencia, en algún que otro momento, en buena parte del territorio. Aproximadamente la mitad de esta red vial es gestionada por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad. Así, la Generalidad tiene disponibles 120 máquinas quitanieves y también un centenar de puntos de almacenaje de sal en toda Cataluña para facilitar la movilidad en la red vial de su titularidad durante la época de frío y nevadas.

La previsión meteorológica es primordial de cara a determinar qué tipo de actuación se tiene que llevar a cabo en cada momento y en qué tramos de la red vial. Con carácter general, se utiliza la información que da el Servicio Meteorológico de Cataluña. Además, los centros de conservación disponen de los comunicados de previsión de riesgo que emite el Centro de Emergencias de Cataluña (CECAT) y se dispone de una red de 52 estaciones meteorológicas adscritas a la red vial ubicadas a pie de carretera que proporcionan datos en tiempo real.

Durante la campaña, se llevan a cabo dos grandes tipos de actuaciones: las preventivas o programadas y las curativas, que son las que no están programadas.

Las primeras se realizan con el fin de evitar la formación o la permanencia de hielo y de nieve en la calzada, mediante el extendido de sal, o para prevenir aludes por la acumulación de nieve en las laderas por encima de la carretera. Estas actuaciones se basan sobre todo en las predicciones meteorológicas. En cuanto a las actuaciones curativas no programadas, se aplican cuando los tratamientos preventivos resultan insuficientes para mantener la vía abierta. Consisten, habitualmente, en la retirada de la nieve y de las placas de hielo con las máquinas quitanieves y el eventual extendido de fundentes para evitar la acumulación o la formación de más nieve o placas.

En Cataluña hay planes de emergencia por nevadas (NEUCAT) y por aludes (ALLAUCAT), cuya activación conlleva la gestión unificada de los medios utilizados en la resolución de estas emergencias, como las asignadas a la vialidad invernal, a cargo del Centro de Emergencias de Cataluña (CECAT).

La temporada pasada, en las carreteras de la Generalidad, se gestionaron cerca de 500 incidencias y se recorrieron más de 900.000 kilómetros por tareas de vialidad invernal, incluyendo los que se hicieron por la operación de tendido de fundentes, los realizados haciendo tareas de limpieza de nieve o de hielo, así como los kilómetros totales recorridos por los vehículos, incluidos los desplazamientos en los tramos tratados.

El cinturón te puede salvar la vida

¿Te lanzarías en paracaídas sin abrochártelo? ¿Querrías subir a una montaña rusa sin sujetarte bien? ¿Escalarías una pared vertical sin cuerdas ni arnés? Las respuestas a estas cuestiones son evidentes, pero si nos situamos a bordo de un vehículo, parece que el sentido común desaparece. Cuando menos, en algunos casos. La percepción del riesgo disminuye si se circula en coche y no debería ser así, puesto que hablamos de una máquina, sofisticada y estética, sí, pero que pesa más de una tonelada y se desplaza a muchos metros por segundo. De hecho, para hacernos una idea de los daños que puede producir, un choque a 140 km/h equivaldría al impacto de una caída desde lo alto de un edificio de 20 plantas (unos 77 metros).

463020-PFO39Y-210

A pesar de que el uso del cinturón de seguridad se ha generalizado en los últimos años, todavía hoy en día se producen graves lesiones o la muerte en accidentes de tráfico por no llevar abrochado el cinturón. Este año, han muerto 7 personas por no abrocharse el cinturón y 8 más han resultado heridas de gravedad. Estos son datos todavía provisionales, pero ya nos indican que un 13% del total de víctimas mortales de lo que llevamos de 2019 no llevaban el cinturón abrochado, una cifra que no se puede considerar residual. Sin ir más lejos, en 2018 perdieron la vida en el asfalto 20 personas por no llevar el cinturón y 41 más quedaron gravemente heridas.

Más concienciación

Cinturó autocarTodavía queda trabajo por hacer cuando el uso del cinturón no es habitual aún en los pasajeros posteriores o en los usuarios de los autocares, por ejemplo. Desde el Servicio Catalán de Tráfico, se han realizado varias campañas de concienciación, como la campaña “Pasajeros seguros, también en el autocar“, y se llevan a cabo controles policiales preventivos a lo largo del año para afianzar el uso del cinturón entre todos los ocupantes del vehículo. Precisamente, esta semana, hasta el domingo 9 de junio, se está realizando una campaña de controles intensivos para velar por la seguridad de  transportes escolares y de menores, y de viajeros.

Además, los vehículos mirilla  de los Mossos d’Esquadra, que vigilan las carreteras sin ser reconocidos por los conductores, también detectan habitualmente infracciones de tráfico como circular sin llevar abrochado el cinturón.

No obstante, también es necesario que los usuarios tomen conciencia de la importancia de llevar el cinturón abrochado. No en vano, no llevar el cinturón es, junto con la velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol y otras drogas, una de las principales causas de lesiones derivadas de los accidentes de tráfico, especialmente lesiones internas en la zona del tórax y de la cabeza. Además, no utilizar este sistema de seguridad pasiva implica una sanción económica de 200 € y la pérdida de 3 puntos del carné de conducir.

La concienciación, de todas formas, tiene que empezar por un mismo. El clac del cinturón te puede salvar de la muerte o de sufrir una grave lesión para toda la vida. Si eres el conductor y hay más ocupantes en el vehículo, no pongas en marcha el motor hasta que todo el mundo se abroche el cinturón. Gestos como estos salvan vidas. Si todos ponemos de nuestra parte, es posible reducir a cero las víctimas por no llevar abrochado el cinturón de seguridad.

¿Qué comporta un aviso preventivo por contaminación en el aire?

El aviso preventivo por contaminación es la fase previa a una posible activación de un episodio ambiental y comporta una serie de recomendaciones con el objetivo de frenar las emisiones contaminantes. Esta alerta preventiva no implica la restricción de circulación de determinados vehículos en el área metropolitana de Barcelona. La limitación del tráfico solo se implementa si se declara un episodio por alta contaminación de NO2 (dióxido de nitrógeno) en la conurbación de la capital catalana. Ahora bien, el aviso preventivo se puede activar tanto si se detectan niveles moderados de NO2 como de PM10 (partículas de diámetro inferior a 10 micras).

Ante un aviso preventivo por contaminación (tanto por NO2 como por PM10),  ¿qué podemos hacer para reducir las emisiones contaminantes asociadas a los vehículos?

  • Utilizar el transporte público.
  • Reducir los desplazamientos en vehículo privado (si es posible, trabajar a distancia, variar el horario de trabajo a cambio de viajar en transporte público, trabajar en otro sitio de la empresa, más cerca de casa…).
  • Utilizar el coche compartido.
  • Realizar una conducción eficiente (arrancar suavemente, reducir la velocidad, utilizar el freno motor, evitar aceleraciones y frenadas bruscas, etc.).
  • En caso de disponer de diferentes vehículos, utilizar el que tenga les emisiones más bajas.
  • Realizar los trayectos a pie o en bicicleta, escogiendo calles poco frecuentadas por el tráfico.

Asimismo, el Servicio Catalán de Tráfico publica, a través de los paneles de mensajes variables (PMV), mensajes informativos sobre la activación del aviso preventivo por contaminación.

Medidas que pueden llevar a cabo los municipios

 Campañas de comunicación intensiva, a través de los medios de comunicación locales, para explicar la situación.

  • Introducción de mensajes informativos relativos a la situación de aviso preventivo o de episodio ambiental en las pantallas de información variable (PIV).

Además, para informaros sobre las medidas y restricciones que puede comportar un episodio de contaminación por altos niveles de NO2, podéis consultar el apunte Movilidad sostenible, aire puro, publicado en este blog el mes de diciembre del año pasado.

¿Sabes que si llevas un patinete eléctrico conduces un vehículo?

Editamos 15.000 folletos sobre qué se puede hacer y qué no con los VMP. Mossos y policías locales los explican y reparten en las charlas de educación vial que dan en escuelas e institutos

Los alumnos de la escuela Llissach de Santpedor ya se han estrenado en las sesiones formativas que Mossos y policías locales realizarán este curso escolar sobre el uso de los patinetes eléctricos. En estas charlas se explica y se reparte el nuevo material educativo que hemos editado desde el Servicio Catalán de Tráfico: “¿Sabes que si llevas un patinete eléctrico conduces un vehículo?”

El objetivo es llegar a los jóvenes como principales usuarios de esta nueva manera de moverse para que sepan qué es un patinete eléctrico y qué obligaciones implica conducirlo. El mensaje que queremos que cale es el que da el coordinador de Movilidad Segura en la Región Central de Mossos, Joan López: “Estamos acostumbrados a que el patinete siempre ha sido un juguete, pero el patinete eléctrico es un vehículo.” Es decir, con patinete eléctrico no todo vale.

Los vehículos de movilidad personal (VMP) son un medio de transporte sostenible, ágil y práctico (fáciles de conducir y plegar) de ámbito urbano que ha llegado para quedarse, sobre todo entre los más jóvenes, pero que también ha sido polémico y ha provocado debates y discusiones entre defensores y detractores. Con todo, las autoridades de tráfico, para poner orden a la circulación urbana y evitar daños (ni de los usuarios de VMP ni de los peatones), han regulado su uso.

Circular por la acera, ir con un acompañante o llevar los auriculares conectados no se puede hacer cuando se va con patinete eléctrico. Son acciones que muchos usuarios de VMP llevan a cabo porque desconocen que es una infracción. El nuevo material que hemos editado, un total de 15.000 folletos informativos, quiere posar remedio a este desconocimiento sobre la normativa vigente que regula la circulación de los VMP desde el pasado 2 de enero.

Así pues, estas son las principales prohibiciones y líneas rojas que no puedes cruzar si vas en patinete eléctrico:

Saps que si portes un patinet elèctric condueixes un vehicle?

Editem 15.000 fullets sobre què es pot fer i què no amb els VMP. Mossos i policies locals els expliquen i reparteixen a les xerrades d’educació viària que fan a escoles i instituts

Els alumnes de l’escola Llissach de Santpedor ja s’han estrenat en les sessions formatives que Mossos i policies locals faran aquest curs escolar sobre l’ús dels patinets elèctrics. En aquestes xerrades s’explica i es reparteix el nou material educatiu que hem editat des del Servei Català de Trànsit: “Saps que si portes un patinet elèctric condueixes un vehicle?”

L’objectiu és arribar als joves com a principals usuaris d’aquesta nova manera de moure’s perquè sàpiguen què és un patinet elèctric i quines obligacions implica conduir-lo. El missatge que volem que cali és el que dona el coordinador de Mobilitat Segura a la Regió Central dels Mossos, Joan López: “Estem acostumats que el patinet sempre ha estat una joguina, però el patinet elèctric és un vehicle.” És a dir, amb patinet elèctric no tot s’hi val.

Els vehicles de mobilitat personal (VMP) són un mitjà de transport sostenible, àgil i pràctic (fàcils de conduir i plegar) d’àmbit urbà que ha arribat per quedar-se, sobretot entre els més joves, però que també ha estat polèmic i ha provocat debats i discussions entre defensors i detractors. Amb tot, les autoritats de trànsit, per posar ordre a la circulació urbana i evitar prendre mal (ni els usuaris de VMP ni els vianants), n’han regulat l’ús.

Circular per la vorera, anar amb un acompanyant o portar els auriculars connectats no es pot fer quan es va amb patinet elèctric. Són accions que molts usuaris de VMP fan perquè desconeixen que és una infracció. El nou material que hem editat, un total de 15.000 fullets informatius, vol posar remei a aquest desconeixement sobre la normativa vigent que regula la circulació dels VMP des del 2 de gener passat.

Així doncs, aquestes són les principals prohibicions i línies vermelles que no pots creuar si vas en patinet elèctric:

Reducir los accidentes de motocicleta, objetivo de la nueva campanya del SCT “La ruta más segura”

Libertad, pasión, conexión con la naturaleza, complicidad, pertenencia a un colectivo o solidaridad son algunas de las sensaciones y valores que definen la experiencia única e indescriptible que puede suponer ir en moto. Para muchos motoristas, salir a rodar en solitario o en grupo va más allá de una simple afición y conforma un estilo de vida al cual, a pesar de los riesgos que pueden correr en la carretera, no están dispuestos a renunciar. En este estilo de vida propio, la moto acostumbra a tener un papel fundamental y crea fuertes lazos de amistad y camaradería con otros enamorados de las dos ruedas, con quienes comparten rutas, inquietudes, emociones y experiencias vitales.

La cara amarga de la pasión por las motos es, sin duda, la accidentalidad en la carretera. Este año 2021, 35 motoristas han perdido la vida en la red vial interurbana de Cataluña y ya representan una de cada tres del total de víctimas mortales (datos cerrados a 21 de septiembre). Ante el escenario actual de siniestralidad de este grupo vulnerable de la movilidad, el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha puesto en marcha una campaña de sensibilización dirigida específicamente a ellos. La nueva acción comunicativa, cuyo lema es “La ruta más segura”, tiene precisamente como protagonistas a conductores de moto de gran cilindrada y se fija como objetivo final reducir la siniestralidad vial del colectivo.

El eje comunicativo de la campaña se centra en buscar la identificación y la implicación de los motoristas con los mensajes que les transmiten otros amantes de las motos como ellos, que viven las mismas experiencias, que pueden correr los mismos riesgos, que utilizan un mismo código en la carretera y para los que su vida gira, en gran medida, en torno a las dos ruedas. Los elementos centrales de la campaña son cinco spots basados en un formato testimonial, en los que cinco motoristas, Nils, Marc, Cristian, Pepi y Pedro escenifican una ruta por carretera e intercalan conversaciones sobre cuestiones relacionadas con la seguridad vial que les afectan directamente. Algunos de los temas que tratan son la importancia de llevar un equipamiento de protección adecuado, hacer un buen mantenimiento del vehículo y practicar una conducción tranquila y preventiva. Además, también dialogan sobre aspectos más personales como, por ejemplo, las consecuencias de haber sufrido un accidente grave en la carretera, cómo viven sus familias la afición por la moto o la pérdida de amigos a causa de un siniestro mortal. En definitiva, reflexiones que inciden en que la responsabilidad al manillar tiene que ser máxima y que ponen el foco en el valor de la vida.

Nils, que fue víctima de un accidente de tráfico grave en moto, es el protagonista del primer spot de “La ruta més segura”.

La nueva campaña de concienciación se alargará hasta finales de año y se difundirá a través de varios canales de televisión, cines, redes sociales y medios digitales.

¡Si te gusta rodar en moto, haz de tu ruta la ruta más segura!

Embajadores de concienciación
Nils, 20 años en moto y víctima de un accidente de tráfico grave: “Yo te recomiendo que no tengas prisa, que lo que no llegues a ver hoy lo verás mañana. Muchas veces nos perdemos el camino por querer llegar al destino.”
“Engrasar la cadena, mirar la presión, el aceite…, tenemos que hacerlo cada vez que salimos. Si no lo haces, te arrepentirás toda la vida.”
Pepi, 5 años en moto: “Yo te diría que la carretera no es el circuito. No tienes que ir el primero ni ser el más rápido, ni el que más plega”.
Cristian, 6 años en moto: “No tienes que demostrar nada a nadie.”
“Nosotros somos el chasis. Entonces, una buena chaqueta, unos buenos pantalones, unas botas, el casco, es obvio, pero el cuerpo tiene que ir protegido. ¿Qué prefieres, pasar calor o dejarte la piel?”
Marc, 6 meses en moto: “Lo que te estás jugando es tu vida. Tienes que ser consciente de tus limitaciones.”
Pedro, 45 años en moto: “Demasiada gente se ha perdido… Esta es la cara triste de nuestra pasión y de nuestra afición. Tengo 61 años y he perdido ya a unos cuantos amigos.”

Reduir els accidents de motocicleta, objectiu de la nova campanya de  l’SCT “La ruta més segura”

Llibertat, passió, connexió amb la natura, complicitat, pertinença a un col·lectiu o solidaritat són algunes de les sensacions i valors que defineixen l’experiència única i indescriptible que pot suposar anar en moto. Per a molts motoristes, sortir a rodar en solitari o en grup va més enllà d’una simple afició i conforma un estil de vida al qual, malgrat els riscos que poden córrer a la carretera, no estan disposats a renunciar. En aquest estil de vida propi, la moto acostuma a tenir un paper fonamental i crea forts llaços d’amistat i camaraderia amb altres enamorats de les dues rodes, amb qui comparteixen rutes, inquietuds, emocions i experiències vitals.

La cara amarga de la passió per les motos és, sense dubte, l’accidentalitat a la carretera. Aquest any 2021, 35 motoristes han perdut la vida a la xarxa viària interurbana de Catalunya i representen una de cada tres del total de víctimes mortals (dades tancades a 21 de setembre). Davant l’escenari actual de sinistralitat d’aquest grup vulnerable de la mobilitat, el Servei Català de Trànsit (SCT) ha engegat una campanya de sensibilització adreçada específicament a ells. La nova acció comunicativa, que porta com a lema “La ruta més segura”, té precisament com a protagonistes conductors de moto de gran cilindrada i es fixa com a objectiu final reduir la sinistralitat viària del col·lectiu.

L’eix comunicatiu de la campanya se centra a buscar la identificació i la implicació dels motoristes amb els missatges que els transmeten altres amants de les motos com ells, que viuen les mateixes experiències, que poden córrer els mateixos riscos, que utilitzen un mateix codi a la carretera i per als quals la seva vida gira, en gran mesura, entorn de les dues rodes. Els elements centrals de la campanya són cinc espots basats en un format testimonial, en què cinc motoristes, en Nils, en Marc, en Cristian, la Pepi i en Pedro, escenifiquen una ruta per carretera i intercalen converses sobre qüestions relacionades amb la seguretat viària que els afecten directament. Alguns dels temes que tracten són la importància de dur un equipament de protecció adequat, fer un bon manteniment del vehicle i practicar una conducció tranquil·la i preventiva. A més, també dialoguen sobre aspectes més personals com, per exemple, les conseqüències d’haver patit un accident greu a la carretera, com viuen les seves famílies l’afició per la moto o la pèrdua d’amics a causa d’un sinistre mortal. En definitiva, reflexions que incideixen en el fet que la responsabilitat al manillar ha de ser màxima i que posen el focus en el valor de la vida.

En Nils, que va ser víctima d’un accident de trànsit greu amb moto, és el protagonista del primer espot de “La ruta més segura”.

La nova campanya de conscienciació s’allargarà fins al final d’any i es difondrà a través de diversos canals de televisió, cinemes, xarxes socials i mitjans digitals.

Si t’agrada rodar en moto, fes de la teva ruta la ruta més segura!

Ambaixadors de conscienciació

-Nils, 20 anys en moto i víctima d’un accident de trànsit greu: “Jo et recomano que no tinguis pressa, que el que no arribis a veure avui ho veuràs demà. Moltes vegades ens perdem el camí per voler arribar al destí.”

“Engreixar la cadena, mirar la pressió, l’oli…, ho hem de fer cada cop que sortim. Si no ho fas, te’n penediràs tota la vida.”

-Pepi, 5 anys en moto: “Jo et diria que la carretera no és el circuit. No has d’anar el primer ni ser el més ràpid, ni el que més plega.”

Cristian, 6 anys en moto: “No has de demostrar res a ningú.”

“Nosaltres som el xassís. Aleshores, una bona jaqueta, uns bons pantalons, unes botes, el casc, és obvi, però el cos ha d’anar protegit. Què prefereixes, passar calor o deixar-t’hi la pell?”

-Marc, 6 mesos en moto: ”El que t’estàs jugant és la teva vida. Has de ser conscient de les teves limitacions.”

-Pedro, 45 anys en moto: “Massa gent s’ha perdut… Aquesta és la cara trista de la nostra passió i de la nostra afició. Tinc 61 anys i ja he perdut uns quants amics.”

¡Al volante, siéntate bien!

10 pautas para conducir con una posición adecuada

Seguro que alguna vez te has fijado en conductores que no tenían una postura correcta mientras conducían. ¿Te viene alguna imagen a la memoria? ¿Alguien que cogía el volante con una sola mano, que apoyaba un brazo por la ventana, que llevaba un abrigo voluminoso o quizás que iba con el asiento inclinado hacia atrás? Estos podrían ser algunos ejemplos de malas prácticas a la hora de conducir que pueden poner en riesgo la seguridad de uno mismo y de las personas que nos acompañan. Por eso, hay que ser conscientes de que sentarse bien es clave para reaccionar ante cualquier imprevisto y minimizar lesiones en caso de un accidente, aparte de retrasar el cansancio y la fatiga, sobre todo en viajes largos.

Antes de arrancar el vehículo vale la pena invertir unos minutos en revisar una serie de pasos y comprobar que nuestra manera de sentarnos al volante es la adecuada. Aquella frase insistente que los padres y madres nos repetían de pequeños durante las comidas o cuando hacíamos deberes y los profesores en la escuela, la reiterada “Haz el favor de sentarte bien”, se ajustaría también al momento en que nos ponemos al volante… ahora ya de adultos.

En la autoescuela, seguramente fue lo primero que nos enseñaron cuando aprendimos a conducir, pero con el paso de los años a menudo dejamos de darle la importancia que tiene para garantizar una conducción segura. Repasamos las 10 claves para sentarse correctamente en el coche:

  • Distancia de los pies con los pedales: no tienen que estar ni demasiado cerca ni demasiado lejos de los pedales. Para saber si nuestra postura es la más idónea, tenemos que pisar a fondo el embrague y comprobar que la pierna izquierda quede semiflexionada, de manera que al pisar el freno con la pierna derecha, ambas queden igualadas. Con eso conseguiremos una buena fuerza de frenado en caso de que tengamos que detener el vehículo de manera urgente.
  • Inclinación del asiento: la espalda debe mantenerse pegada al asiento.
  • Distancia entre el cuerpo y el volante: las muñecas deben quedar colgando por el arco superior del volante. Con respecto a los brazos, tienen que estar flexionados y nunca completamente extendidos, ya que eso no solo puede suponer una pérdida de control del vehículo, sino que nos hará cansar rápidamente y nuestra espalda se verá forzada. Hay que tener presente que cualquier extremidad que quede bloqueada en caso de accidente provocará que la energía del siniestro se desplace por nuestro cuerpo y pueda causar lesiones graves en rodillas, caderas, muñecas, codos u hombros. Por este motivo siempre tenemos que adoptar una posición con las piernas y los brazos flexionados.
  • Reposacabezas: se trata de un elemento que acostumbra a pasar inadvertido, pero que es fundamental para evitar una posible lesión cervical. Por eso, tenemos que asegurarnos de que tanto la parte más alta de nuestra cabeza como el reposacabezas están perfectamente alineados.
  • Asiento: es recomendable que esté lo más bajo posible, lejos del techo, ya que en caso de vuelco, podríamos tener graves lesiones en la cabeza. Asimismo, tenemos que procurar que en caso de colisión lateral nuestra cabeza no impacte en el montante superior del vehículo.
  • Cristal de la ventana: hay que tener en cuenta que es peligroso circular con el cristal semibajado, ya que si sufrimos un impacto lateral, las posibilidades de lesiones en la cabeza son altas. Lo tenemos que hacer con el cristal totalmente subido o máximo abierto dos dedos.
  • Altura del volante: es aconsejable medirlo de manera que el arco superior se encuentre entre la barbilla y el cuello. Eso supondrá que nuestros brazos no estén demasiado levantados, nos cansaremos menos y conseguiremos un mayor control del volante ante un imprevisto.
  • Posición de las manos: para saber cuál es la mejor posición, sigue una regla sencilla: recuerda la posición de las manecillas de un reloj a las 10 h y 10 minutos. Colocar las manos de manera simétrica hace que la fuerza quede más repartida y el giro sea mucho más fluido, sobre todo a la hora de tener que esquivar un obstáculo en la carretera con una maniobra repentina.
  • El cinturón: no te olvides del elemento más importante de seguridad pasiva dentro del vehículo. Es preferible que en la medida de lo posible conduzcamos sin ropa gruesa (para garantizar la libertad de movimientos) y que la banda central del cinturón esté colocada sobre la pelvis y no sobre el abdomen, para proporcionar una mayor sujeción del cuerpo. Colocar este dispositivo de manera óptima nos ayudará a estar más protegidos ante un posible accidente y a mejorar la eficacia de los airbags frontales.
  • Los espejos retrovisores: por último, hay que regular los espejos de manera que tengamos el campo de visión más amplio posible a fin de eliminar al máximo los puntos ciegos.

En coche hay muchos aspectos sobre los que hay que prestar atención para garantizar la seguridad vial, y cómo nos sentamos es determinante en el caso de sufrir un accidente.

¿Ya tenías en cuenta estas pautas a la hora de conducir? Recuerda que la responsabilidad en la conducción también consiste en mantener una posición apropiada al volante.

Al volant, seu bé!

10 pautes per conduir amb una posició adequada

De ben segur que algun cop t’has fixat en conductors que no tenien una postura correcta mentre conduïen. Et ve alguna imatge a la memòria? Algú que agafava el volant amb una sola mà, que recolzava un braç a la finestra, que portava un abric voluminós o potser que anava amb el seient inclinat cap enrere? Aquests podrien ser alguns exemples de males pràctiques a l’hora de conduir que poden posar en risc la seguretat d’un mateix i de les persones que ens acompanyen. Per això, cal ser conscients que seure bé és clau per reaccionar davant de qualsevol imprevist i minimitzar lesions en cas d’accident, a banda de retardar el cansament i la fatiga, sobretot en viatges llargs.

Abans d’engegar el vehicle, val la pena invertir uns minuts a revisar un seguit de passos i comprovar que la nostra manera de seure al volant és l’adient. Aquella frase insistent que els pares i mares ens repetien de petits durant els àpats o quan fèiem els deures, i els professors a l’escola, la reiterada “Fes el favor de seure bé”, s’ajustaria també al moment que ens posem al volant… ara ja d’adults.

A l’autoescola, segurament va ser el primer que ens van ensenyar quan vam aprendre a conduir, però amb el pas dels anys sovint deixem de donar-li la importància que té per garantir una conducció segura. Repassem les 10 claus per seure correctament al cotxe:

  • Distància dels peus amb els pedals: no s’ha d’estar ni massa a prop ni massa lluny dels pedals. Per saber si la nostra postura és la més idònia, hem de trepitjar a fons l’embragatge i comprovar que la cama esquerra quedi semiflexionada, de manera que en trepitjar el fre amb la cama dreta, ambdues quedin igualades. Amb això aconseguirem una bona força de frenada en cas que hàgim d’aturar el vehicle de manera urgent. 
  • Inclinació del seient: cal que l’esquena es mantingui enganxada al respatller.
  • Distància entre el cos i el volant: els canells han de quedar penjant per l’arc superior del volant. Pel que fa als braços, han d’estar flexionats i mai completament estesos, ja que això no només pot suposar una pèrdua de control del vehicle, sinó que ens farà cansar ràpidament i la nostra esquena es veurà forçada. S’ha de tenir present que qualsevol extremitat que quedi bloquejada en cas d’accident provocarà que l’energia del sinistre es desplaci pel nostre cos i podrà causar lesions greus en genolls, malucs, canells, colzes o espatlla. Per aquest motiu sempre hem d’adoptar una posició amb les cames i els braços flexionats.
  • Reposacaps: es tracta d’un element que acostuma a passar inadvertit, però que és fonamental per evitar una possible lesió cervical. Per això, hem d’assegurar-nos que tant la part més alta del nostre cap com el reposacaps estan perfectament alineats.
  • Seient: és recomanable que estigui com més baix millor, lluny del sostre, ja que en cas de bolcada podríem tenir greus lesions al cap. Així mateix, hem de procurar que en cas de col·lisió lateral el nostre cap no impacti en el muntant superior del vehicle.
  • Vidre de la finestra: hem de tenir en compte que és perillós circular amb el vidre mig abaixat, ja que si patim un impacte lateral, les possibilitats de lesions al cap són altes. Ho hem de fer amb el vidre totalment apujat o màxim obert dos dits.
  • Altura del volant: és aconsellable mesurar-lo de manera que l’arc superior es trobi entre la barbeta i el coll. Això suposarà que els nostres braços no estiguin massa aixecats, ens cansarem menys i aconseguirem un bon control del volant davant un imprevist.
  • Posició de les mans: per saber quina és la millor posició, segueix una regla senzilla: recorda la posició de les manetes d’un rellotge a les 10 h i 10 minuts. Col·locar les mans de manera simètrica fa que la força quedi més repartida i el gir sigui molt més fluid, sobretot a l’hora d’haver d’esquivar un obstacle a la carretera amb una maniobra sobtada.
  • El cinturó: no oblidis l’element més important de seguretat passiva dins del vehicle. És preferible que, en la mesura que sigui possible, conduïm sense roba gruixuda (per tal de garantir la llibertat de moviments) i que la banda central del cinturó estigui col·locada sobre la pelvis i no sobre l’abdomen, per proporcionar una subjecció més gran del cos. Col·locar aquest dispositiu de manera òptima ens ajudarà a estar més protegits davant un possible accident i a millorar l’eficàcia dels coixins de seguretat frontals.
  •  Els miralls retrovisors: per acabar, cal regular els miralls de manera que tinguem el camp de visió més ampli possible per tal d’eliminar al màxim els punts cecs. 

En cotxe hi ha molts aspectes sobre els quals cal parar atenció per garantir la seguretat viària, i com hi seiem és determinant en el cas de patir un accident. 

Ja tenies en compte aquestes pautes a l’hora de conduir? Recorda que la responsabilitat en la conducció també consisteix a mantenir una posició apropiada al volant.

Després dels peatges: una mobilitat segura i sostenible

Des de l’1 de setembre d’aquest 2021, els peatges de l’AP-7, la C-33, la C-32 (nord) i l’AP-2 han quedat alliberats. El primer benefici que aquest alliberament de les autopistes suposa per als conductors és l’econòmic. A partir d’ara, els usuaris podran utilitzar gratuïtament unes vies més ràpides i segures que, en casos com el peatge de Vilassar, feia més de 50 anys que pagaven cada cop que hi passaven. L’estalvi econòmic és, doncs, l’avantatge més evident i immediat per a la població, però s’espera que no sigui l’únic i que, de fet, n’arribin d’altres i més importants.

Reduir el nombre de morts

Els peatges d’aquestes vies tot just ara s’acaben d’alliberar. Per tant, és important donar-se un cert marge de temps per analitzar el trànsit que hi haurà des d’ara en aquestes infraestructures i observar quins hàbits es van consolidant. Amb les dades que ja han anat anunciant aquests darrers dies els gestors d’aquestes vies, sembla clar que hi haurà un traspàs de trànsit cap a l’AP-7, la C-32 i la C-33. En el cas de la C-32, per exemple, es preveu que en tot el Maresme, però especialment al Baix Maresme, hi hagi un traspàs de vehicles des de l’N-II. Pel que fa a l’AP-7, el traspàs de trànsit cap a aquesta via pot reduir el nombre de vehicles a l’N-II (tram nord) i a l’N-340 (tram sud). Per tant, hi haurà un transvasament de trànsit cap a carreteres que són molt més segures i això hauria de comportar una reducció de la sinistralitat, sobretot dels accidents greus o mortals. Les autopistes tenen un índex de perillositat de 4,5, mentre que l’N-II té valors d’entre 30 i 40 i l’N-340, de 40. El balanç global ha de ser positiu. A l’AP-7, en el tram de Girona hi ha hagut 85 morts en els darrers 20 anys, mentre que a l’N-II n’hi ha hagut 245. Aquest és el tipus de reducció que s’espera i que més ha d’importar a les institucions i a la població en general.

Una bona oportunitat per als municipis

Al Baix Maresme, s’estima una reducció de l’entorn de 10.000 vehicles diaris a l’N-II. Això d’entrada és una bona notícia per als municipis que travessa l’N-II, perquè la disminució de la intensitat de vehicles permetrà pacificar aquesta via i promoure la mobilitat activa i sostenible: vianants i bicicletes. També en el cas de l’AP-7, tant el tram nord com el sud, el traspàs de trànsit des de l’N-II i l’N-340 hauria de ser una bona oportunitat per als municipis que travessen aquestes vies per pacificar-hi el trànsit urbà.

Per promoure l’ús del transport públic, del transport col·lectiu, és molt important la construcció del carril bus a la C-31 (entrada per Montgat cap a Barcelona) i a la B-23 (entrada a Barcelona des de Sant Joan Despí fins a l’avinguda Diagonal). En el cas de la B-23 es tracta d’afegir un carril BUS-VAO específic per al transport públic i en el cas de la C-31 es tracta de reservar un carril per al transport públic d’autobusos.

Els camions

La gran diferència de l’AP-7 respecte a la C-32 és la important circulació de vehicles pesants. És una artèria molt important nord-sud d’aquest tipus de trànsit a Catalunya i a l’Estat. En el cas de l’AP-2, aquesta via pot patir una transformació notable pel que fa a l’ús que en fan els vehicles de transport de mercaderies. Actualment és d’ús gairebé exclusiu de turismes que fan un recorregut llarg, però això pot canviar. I el mateix pot passar amb la C-33: amb l’alliberament del peatge d’aquesta via, pot passar a ser una via preferent dels camions que tenen com a destí la ciutat de Barcelona. De fet, una de les previsions de l’SCT és que tot el transport pesant es transvasi cap a les autopistes i augmentar les restriccions per tal que els camions abandonin les vies paral·leles a l’autopista: l’N-II, l’N-340, l’N-240 i altres carreteres de perímetre.

Tot plegat obligarà el Servei Català de Trànsit a estar molt atent a aquest més que possible augment de la circulació de vehicles pesants per les autopistes i es valorarà l’adequació del calendari de restriccions de camions a la situació actual. Una altra opció és reduir en algunes franges horàries els avançaments dels vehicles pesants o, pel que fa a les matèries perilloses, trobar les franges adients per tal que no es concentri aquest tipus de transport en segons quines hores. Altres factors a tenir en compte són la incidència que un augment dels camions pot provocar en les àrees de servei, amb un possible augment dels estacionaments irregulars i el perill que això comportaria, o la major complexitat que suposa resoldre un accident amb vehicles pesants implicats i, per tant, més temps en normalitzar la circulació.

Después de los peajes: una movilidad segura y sostenible

Desde el 1 de septiembre de este 2021, los peajes de la AP-7, la C-33, la C-32 (norte) y la AP-2 han quedado liberados. El primer beneficio que esta liberación de las autopistas supone para los conductores es el económico. A partir de ahora, los usuarios podrán utilizar gratuitamente unas vías más rápidas y seguras que, en casos como el peaje de Vilassar, llevaban más de 50 años pagando cada vez que pasaban. El ahorro económico es, pues, la ventaja más evidente e inmediata para la población, pero se espera que no sea la única y que, de hecho, lleguen otras y más importantes.

Reducir el número de muertes

Los peajes de estas vías apenas acaban de liberarse. Por lo tanto, es importante darse cierto margen de tiempo para analizar el tráfico que habrá a partir de ahora en estas infraestructuras y observar qué hábitos se van consolidando. Con los datos que ya han ido anunciando estos últimos días los gestores de estas vías, parece claro que habrá un traspaso de tráfico hacia la AP-7, la C-32 y la C-33. En el caso de la C-32, por ejemplo, se prevé que en todo El Maresme, pero especialmente el Baix Maresme, haya un traspaso de vehículos desde la N-II. En cuanto a la AP-7, el traspaso de tráfico hacia esta vía puede reducir el número de vehículos en la N-II (tramo norte) y en la N-340 (tramo sur). Por lo tanto, habrá un trasvase de tráfico hacia carreteras que son mucho más seguras y esto debería conllevar una reducción de la siniestralidad, sobre todo de los accidentes graves o mortales. Las autopistas tienen un índice de peligrosidad de 4,5, mientras que la N-II tiene valores de entre 30 y 40 y la N-340, de 40. El balance global tiene que ser positivo. En la AP-7, en el tramo de Girona ha habido 85 muertos en los últimos 20 años, cuando en la N-II ha habido 245. Este es el tipo de reducción que se espera y que más tiene que importar a las instituciones y a la población en general.

Una buena oportunidad para los municipios

En el Baix Maresme, se estima una reducción en torno a 10.000 vehículos diarios en la N-II. Esto en principio es una buena noticia para los municipios por los que pasa la N-II, porque la disminución de la intensidad de vehículos permitirá pacificar esta vía y promover la movilidad activa y sostenible: peatones y bicicletas. También en el caso de la AP-7, tanto el tramo norte como el sur, el traspaso de tráfico desde la N-II y la N-340 tendría que ser una buena oportunidad para los municipios que atraviesan estas vías para pacificar el tráfico urbano.

Para promover el uso del transporte público, del transporte colectivo, es muy importante la construcción del carril BUS en la C-31 (entrada por Montgat hacia Barcelona) y en la B-23 (entrada en Barcelona desde Sant Joan Despí hasta la avenida Diagonal). En el caso de la B-23 se trata de añadir un carril BUS-VAO específico para el transporte público y en el caso de la C-31 se trata de reservar un carril para el transporte público de autobuses.

Los camiones

La gran diferencia de la AP7 respecto a la C-32 es la importante circulación de vehículos pesados. Es una arteria muy importante norte-sur de este tipo de tráfico en Cataluña y en el Estado. En el caso de la AP-2, esta vía puede sufrir una transformación notable en cuanto al uso que le den los vehículos de transporte de mercancías. Actualmente es de uso casi exclusivo de turismos que realizan un recorrido largo, pero esto puede cambiar. Y lo mismo puede suceder con la C-33: con la liberación del peaje de esta vía, puede pasar a ser una vía preferente de los camiones que tienen como destino la ciudad de Barcelona. De hecho, una de las previsiones del SCT es que todo el transporte pesado se trasvase hacia las autopistas y aumentar las restricciones para que los camiones abandonen las vías paralelas a la autopista: la N-II, la N-340, la N-240 y otras carreteras de perímetro.

Todo ello obligará al Servicio Catalán de Tráfico a estar muy atento a este más que posible aumento de la circulación de vehículos pesados por las autopistas y se valorará la adequación del calendario de restriccions de camiones a la situación actual. Otra opción es reducir en algunas franjas horarias los adelantamientos de los vehículos pesados o, por lo que respecta a las materias peligrosas, encontrar las franjas adecuadas para que no se concentre este tipo de transporte en según qué horas. Otros factores a tener en cuenta son la incidencia que un aumento de los camiones puede provocar en las áreas de servicio, con un posible aumento de los estacionamientos irregulares y el peligro que esto comportaría, o la mayor complejidad que supone resolver un accidente con vehículos pesados implicados y, por lo tanto, más tiempo en normalizar la circulación.

Hacer seguro el ir a pie

Desde 2010, 44 personas mueren atropelladas de media cada año en Cataluña y se registran también más de 300 heridos de gravedad. Desde el Servicio Catalán de Tráfico continuamos esforzándonos para proteger a los más vulnerables de la movilidad con el objetivo de reducir la siniestralidad. En este sentido, esta semana, del 30 de agosto al 5 de septiembre, coordinamos con las policías locales de varios municipios una campaña preventiva de protección de peatones en zona urbana.

Con esta acción intensiva de vigilancia se quieren combatir tanto aquellos comportamientos de los conductores que pongan en peligro la seguridad de los peatones como las conductas antirreglamentarias o no seguras de las personas que van a pie, como por ejemplo cruces incorrectos, así como la detección de infracciones relacionadas con el incumplimiento de los semáforos y los pasos de peatones. En la última campaña semanal realizada este año en marzo se denunciaron 362 actitudes imprudentes cada día. Estas infracciones y comportamientos de riesgo ponen en peligro a los peatones. Hay que poner en práctica medidas de seguridad para protegerlos y para autoprotegerse:

1) En zona urbana las principales actitudes inadecuadas de peatones y conductores que deben evitarse son:

  • No respetar los semáforos: pasar en rojo.
  • Cruzar sin mirar a izquierda y derecha para asegurarse de que se puede hacer sin riesgo.
  • Irrumpir, los peatones, por zonas no habilitadas en situaciones en las que puede haber riesgos potenciales relacionados con la circulación de vehículos. Además, no solo son víctimas de las distracciones por el uso del móvil los conductores de los vehículos, sino también los peatones, que corren un riesgo muy alto si no están atentos a la hora de cruzar las calles y pueden acabar siendo atropellados.
  • Desplazarse, los peatones, por itinerarios no reglamentarios pero que se perciben como itinerarios correctos.
  • Invadir, los vehículos (como los patinetes eléctricos, pero también las motocicletas que aparcan en las aceras, por ejemplo), zonas de circulación exclusivas para transeúntes que obstaculizan sus itinerarios seguros y preferentes, y que les obliga a optar por rutas alternativas que pueden conllevar peligros.

2) Pautas para prevenir atropellos en la carretera:

Por las autopistas y autovías está totalmente prohibida la circulación de peatones. Si inevitablemente hay que desplazarse por otros tipos de vías, deben seguirse unas normas básicas para no poner en peligro la propia seguridad ni la de los demás usuarios:

  • Si la vía no dispone de un espacio especialmente reservado para peatones, se debe circular por la izquierda, en sentido contrario al tráfico.
  • Hay que circular por el arcén o, en su defecto, por la calzada, acercándose tanto como se pueda al borde exterior.
  • Preferiblemente, los peatones tienen que caminar uno detrás de otro.
  • Si es de noche o hay poca luz, hay que llevar un chaleco reflectante. También es recomendable llevar una linterna para ver por dónde se camina y para que los vehículos nos vean mejor.

3) Hay que ser consciente de que, en caso de avería o accidente y que haya que bajar del vehículo, el conductor y todos los ocupantes pasan a ser peatones, y además en una situación especialmente de riesgo. ¿Qué hacer para actuar con seguridad?:

  • Si es posible, detener el vehículo fuera de la carretera, en un lugar donde no entorpezca el paso, para evitar nuevos accidentes.
  • Señalizar la presencia del vehículo con los triángulos, situados como mínimo 50 metros delante y detrás del vehículo (en vías de doble sentido), o bien con la señal luminosa V-16.
  • Activar las luces de emergencia y, si es de noche, también las de posición.
  • Salir del vehículo por la parte más segura y con el chaleco reflectante obligatorio puesto, y alejarse de la calzada, a ser posible tras la valla de protección.

Una trágica efeméride convertida en día internacional

El 17 de agosto de 1896, en Inglaterra, se produjo el primer atropello mortal de un coche a un peatón. La londinense Bridget Driscoll, de 44 años, fue la primera víctima mortal de la historia por el impacto de un automóvil. Posteriormente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) promovió el 17 de agosto como el Día Internacional del Peatón para conmemorar este hecho trágico, pero también para convertirlo en bandera de la reivindicación de una movilidad más segura en todo el mundo para los más vulnerables del tráfico, los peatones.

A lo largo del siglo XX los peatones fueron perdiendo espacio para su circulación segura en todos los pueblos y ciudades y la movilidad con vehículo a motor se convirtió en la prioridad. Actualmente se está revirtiendo esta tendencia y las actuaciones van encaminadas a pacificar el tráfico y recuperar espacios seguros para ir a pie. Según datos de la OMS, cada año mueren 270.000 peatones en el mundo, lo que representa un 22% de las 1,3 millones de muertes por accidentes de tráfico. Conviene destacar que precisamente este 2021, coincidiendo con la campaña de este organismo #Love30 para exigir a los gobiernos medidas para aumentar la seguridad de los peatones y, principalmente, la reducción de los límites de velocidad, entró en vigor en nuestro país, en mayo, el límite de velocidad genérica de 30 km/h en pueblos y ciudades.

El límite a 30 km/h reduce en un 80% el peligro de morir atropellado, ya que si un vehículo que circula a esa velocidad impacta contra un peatón, el riesgo de que la persona muera es del 10%, mientras que si el mismo vehículo va a 50 km/h el riesgo se eleva hasta el 90%. Con esta velocidad se reduce a la mitad la distancia necesaria para detener el vehículo: aumenta la seguridad vial. Además, tiene estos otros efectos positivos: menos ruido ambiental, niveles de contaminación más bajos y menos congestión, y la mejora de la convivencia entre los diferentes usuarios y el fomento del uso de medios de transporte más activos y saludables.

Fer segur l’anar a peu

Des del 2010, 44 persones moren atropellades de mitjana cada any a Catalunya i es registren també més de 300 ferits de gravetat. Des del Servei Català de Trànsit continuem fent esforços per protegir els més vulnerables de la mobilitat amb l’objectiu de reduir-ne la sinistralitat. En aquest sentit, aquesta setmana, del 30 d’agost al 5 de setembre, coordinem amb les policies locals de diversos municipis una campanya preventiva de protecció de vianants en zona urbana.

Amb aquesta acció intensiva de vigilància es volen combatre tant aquells comportaments dels conductors que posin en perill la seguretat dels vianants com les conductes antireglamentàries o no segures de les persones que van a peu, com per exemple creuaments incorrectes, i també la detecció d’infraccions relacionades amb l’incompliment dels semàfors i els passos de vianants. En la darrera campanya setmanal realitzada enguany al març es van denunciar 362 actituds imprudents cada dia. Aquestes infraccions i comportaments de risc posen en perill els vianants. Cal posar en pràctica mesures de seguretat per protegir-los i per autoprotegir-se:

1) En zona urbana les principals actituds inadequades de vianants i conductors que cal evitar són:

  • No respectar els semàfors: passar en vermell.
  • Travessar sense mirar a l’esquerra i a la dreta per assegurar-te que ho pots fer sense risc.
  • Irrompre, els vianants, per zones no habilitades en situacions en què poden haver-hi riscos potencials relacionats amb la circulació de vehicles. A més, no sols són víctimes de les distraccions per l’ús del mòbil els conductors dels vehicles, sinó també els vianants, que corren un risc molt alt si no estan atents a l’hora de creuar els carrers i poden acabat sent atropellats.
  • Desplaçar-se, els vianants, per itineraris no reglamentaris però que es perceben com a itineraris correctes.
  • Envair, els vehicles (com els patinets elèctrics, però també les motocicletes que aparquen a les voreres, per exemple), zones de circulació exclusives per a transeünts que obstaculitzen els seus itineraris segurs i preferents, i que els obliga a optar per rutes alternatives que poden comportar perills. 

2) Pautes per prevenir atropellaments a la carretera:  

Per les autopistes i les autovies està totalment prohibida la circulació de vianants. Si inevitablement has de desplaçar-te per altres tipus de vies, has de seguir unes normes bàsiques per no posar en perill la pròpia seguretat ni la de la resta d’usuaris:

  • Si la via no disposa d’un espai especialment reservat per a vianants, s’ha de circular per l’esquerra, en sentit contrari al trànsit.
  • Cal circular pel voral o, si no n’hi ha, per la calçada, arrambant-se tant com es pugui a la vora exterior.
  • Preferiblement, els vianants han de caminar l’un darrere l’altre.
  • Si és de nit o hi ha poca llum, cal portar una armilla reflectora. També és recomanable portar una llanterna per veure per on es camina i perquè els vehicles et vegin millor.

3) Cal ser conscient que, en cas d’avaria o accident i que calgui baixar del vehicle, el conductor i tots els ocupants passen a ser vianants, i a més en una situació especialment de risc. Què cal fer per actuar amb seguretat:

Una tràgica efemèride convertida en dia internacional

El 17 d’agost de 1896 a Anglaterra es va produir el primer atropellament mortal d’un cotxe a un vianant. La londinenca Bridget Driscoll, de 44 anys, va ser la primera víctima mortal de la història per l’impacte d’un automòbil. Posteriorment, l’Organització Mundial de la Salut (OMS), va promoure el 17 d’agost com el Dia Internacional del Vianant per commemorar aquest fet tràgic, però també per convertir-lo en bandera de la reivindicació d’una mobilitat més segura a tot el món per als més vulnerables del trànsit, els vianants.

Al llarg del segle XX els vianants van anar perdent espai per a la seva circulació segura a tots els pobles i ciutats i la mobilitat amb vehicle de motor es va convertir en la prioritat. Actualment aquesta tendència s’està revertint i les actuacions van encaminades a pacificar el trànsit i a recuperar espais segurs per anar a peu. Segons dades de l’OMS cada any moren 270.000 vianants al món, xifra que representa un 22% del 1,3 milions de morts per accidents de trànsit. Convé destacar que precisament aquest 2021, coincidint amb la campanya d’aquest organisme #Love30 per exigir als governs mesures per augmentar la seguretat dels vianants i principalment la reducció dels límits de velocitat, a casa nostra va entrar en vigor, al maig, el límit de velocitat genèric de 30 km/h a pobles i ciutats.

El límit a 30 km/h redueix en un 80% el perill de morir atropellat, ja que si un vehicle que circula a aquesta velocitat impacta contra un vianant, el risc que la persona mori és del 10 %, mentre que si el mateix vehicle va a 50 km/h el risc s’eleva fins al 90 %. Amb aquesta velocitat es redueix a la meitat la distància necessària per aturar el vehicle: augmenta la seguretat viària. Té aquests altres efectes positius: menys soroll ambiental, nivells de contaminació més baixos i menys congestió, a més de la millora de la convivència entre els diferents usuaris i el foment de l’ús de mitjans de transport més actius i saludables.