En invierno, carreteras limpias

Durante el periodo invernal, la nieve y el hielo pueden complicar la circulación. Para evitar o minimizar las posibles incidencias derivadas de la meteorología adversa, los diferentes titulares de vía activan, entre los meses de noviembre y abril, planes de vialidad invernal. El objetivo de estas actuaciones es garantizar la comodidad, la fluidez y la seguridad en las carreteras, así como minimizar el tiempo de restricciones o de cierre al tráfico de las vías afectadas.

Gran parte de la red vial catalana, más de doce mil kilómetros de carreteras, está potencialmente sometida a actuaciones en materia de vialidad invernal ya que no es extraño que la nieve o la niebla heladora hagan acto de presencia, en algún que otro momento, en buena parte del territorio. Aproximadamente la mitad de esta red vial es gestionada por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad. Así, la Generalidad tiene disponibles 120 máquinas quitanieves y también un centenar de puntos de almacenaje de sal en toda Cataluña para facilitar la movilidad en la red vial de su titularidad durante la época de frío y nevadas.

La previsión meteorológica es primordial de cara a determinar qué tipo de actuación se tiene que llevar a cabo en cada momento y en qué tramos de la red vial. Con carácter general, se utiliza la información que da el Servicio Meteorológico de Cataluña. Además, los centros de conservación disponen de los comunicados de previsión de riesgo que emite el Centro de Emergencias de Cataluña (CECAT) y se dispone de una red de 52 estaciones meteorológicas adscritas a la red vial ubicadas a pie de carretera que proporcionan datos en tiempo real.

Durante la campaña, se llevan a cabo dos grandes tipos de actuaciones: las preventivas o programadas y las curativas, que son las que no están programadas.

Las primeras se realizan con el fin de evitar la formación o la permanencia de hielo y de nieve en la calzada, mediante el extendido de sal, o para prevenir aludes por la acumulación de nieve en las laderas por encima de la carretera. Estas actuaciones se basan sobre todo en las predicciones meteorológicas. En cuanto a las actuaciones curativas no programadas, se aplican cuando los tratamientos preventivos resultan insuficientes para mantener la vía abierta. Consisten, habitualmente, en la retirada de la nieve y de las placas de hielo con las máquinas quitanieves y el eventual extendido de fundentes para evitar la acumulación o la formación de más nieve o placas.

En Cataluña hay planes de emergencia por nevadas (NEUCAT) y por aludes (ALLAUCAT), cuya activación conlleva la gestión unificada de los medios utilizados en la resolución de estas emergencias, como las asignadas a la vialidad invernal, a cargo del Centro de Emergencias de Cataluña (CECAT).

La temporada pasada, en las carreteras de la Generalidad, se gestionaron cerca de 500 incidencias y se recorrieron más de 900.000 kilómetros por tareas de vialidad invernal, incluyendo los que se hicieron por la operación de tendido de fundentes, los realizados haciendo tareas de limpieza de nieve o de hielo, así como los kilómetros totales recorridos por los vehículos, incluidos los desplazamientos en los tramos tratados.

El cinturón te puede salvar la vida

¿Te lanzarías en paracaídas sin abrochártelo? ¿Querrías subir a una montaña rusa sin sujetarte bien? ¿Escalarías una pared vertical sin cuerdas ni arnés? Las respuestas a estas cuestiones son evidentes, pero si nos situamos a bordo de un vehículo, parece que el sentido común desaparece. Cuando menos, en algunos casos. La percepción del riesgo disminuye si se circula en coche y no debería ser así, puesto que hablamos de una máquina, sofisticada y estética, sí, pero que pesa más de una tonelada y se desplaza a muchos metros por segundo. De hecho, para hacernos una idea de los daños que puede producir, un choque a 140 km/h equivaldría al impacto de una caída desde lo alto de un edificio de 20 plantas (unos 77 metros).

463020-PFO39Y-210

A pesar de que el uso del cinturón de seguridad se ha generalizado en los últimos años, todavía hoy en día se producen graves lesiones o la muerte en accidentes de tráfico por no llevar abrochado el cinturón. Este año, han muerto 7 personas por no abrocharse el cinturón y 8 más han resultado heridas de gravedad. Estos son datos todavía provisionales, pero ya nos indican que un 13% del total de víctimas mortales de lo que llevamos de 2019 no llevaban el cinturón abrochado, una cifra que no se puede considerar residual. Sin ir más lejos, en 2018 perdieron la vida en el asfalto 20 personas por no llevar el cinturón y 41 más quedaron gravemente heridas.

Más concienciación

Cinturó autocarTodavía queda trabajo por hacer cuando el uso del cinturón no es habitual aún en los pasajeros posteriores o en los usuarios de los autocares, por ejemplo. Desde el Servicio Catalán de Tráfico, se han realizado varias campañas de concienciación, como la campaña “Pasajeros seguros, también en el autocar“, y se llevan a cabo controles policiales preventivos a lo largo del año para afianzar el uso del cinturón entre todos los ocupantes del vehículo. Precisamente, esta semana, hasta el domingo 9 de junio, se está realizando una campaña de controles intensivos para velar por la seguridad de  transportes escolares y de menores, y de viajeros.

Además, los vehículos mirilla  de los Mossos d’Esquadra, que vigilan las carreteras sin ser reconocidos por los conductores, también detectan habitualmente infracciones de tráfico como circular sin llevar abrochado el cinturón.

No obstante, también es necesario que los usuarios tomen conciencia de la importancia de llevar el cinturón abrochado. No en vano, no llevar el cinturón es, junto con la velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol y otras drogas, una de las principales causas de lesiones derivadas de los accidentes de tráfico, especialmente lesiones internas en la zona del tórax y de la cabeza. Además, no utilizar este sistema de seguridad pasiva implica una sanción económica de 200 € y la pérdida de 3 puntos del carné de conducir.

La concienciación, de todas formas, tiene que empezar por un mismo. El clac del cinturón te puede salvar de la muerte o de sufrir una grave lesión para toda la vida. Si eres el conductor y hay más ocupantes en el vehículo, no pongas en marcha el motor hasta que todo el mundo se abroche el cinturón. Gestos como estos salvan vidas. Si todos ponemos de nuestra parte, es posible reducir a cero las víctimas por no llevar abrochado el cinturón de seguridad.

¿Qué comporta un aviso preventivo por contaminación en el aire?

El aviso preventivo por contaminación es la fase previa a una posible activación de un episodio ambiental y comporta una serie de recomendaciones con el objetivo de frenar las emisiones contaminantes. Esta alerta preventiva no implica la restricción de circulación de determinados vehículos en el área metropolitana de Barcelona. La limitación del tráfico solo se implementa si se declara un episodio por alta contaminación de NO2 (dióxido de nitrógeno) en la conurbación de la capital catalana. Ahora bien, el aviso preventivo se puede activar tanto si se detectan niveles moderados de NO2 como de PM10 (partículas de diámetro inferior a 10 micras).

Ante un aviso preventivo por contaminación (tanto por NO2 como por PM10),  ¿qué podemos hacer para reducir las emisiones contaminantes asociadas a los vehículos?

  • Utilizar el transporte público.
  • Reducir los desplazamientos en vehículo privado (si es posible, trabajar a distancia, variar el horario de trabajo a cambio de viajar en transporte público, trabajar en otro sitio de la empresa, más cerca de casa…).
  • Utilizar el coche compartido.
  • Realizar una conducción eficiente (arrancar suavemente, reducir la velocidad, utilizar el freno motor, evitar aceleraciones y frenadas bruscas, etc.).
  • En caso de disponer de diferentes vehículos, utilizar el que tenga les emisiones más bajas.
  • Realizar los trayectos a pie o en bicicleta, escogiendo calles poco frecuentadas por el tráfico.

Asimismo, el Servicio Catalán de Tráfico publica, a través de los paneles de mensajes variables (PMV), mensajes informativos sobre la activación del aviso preventivo por contaminación.

Medidas que pueden llevar a cabo los municipios

 Campañas de comunicación intensiva, a través de los medios de comunicación locales, para explicar la situación.

  • Introducción de mensajes informativos relativos a la situación de aviso preventivo o de episodio ambiental en las pantallas de información variable (PIV).

Además, para informaros sobre las medidas y restricciones que puede comportar un episodio de contaminación por altos niveles de NO2, podéis consultar el apunte Movilidad sostenible, aire puro, publicado en este blog el mes de diciembre del año pasado.

10 años acompañando a las víctimas

El Servicio de Información y Atención a las Víctimas de Tráfico (SIAVT) ha celebrado recientemente su décimo aniversario. Desde el 2012, mediante el 900 100 268, de nueve de la mañana a ocho de la noche y cada día del año, el SIAVT ha dado respuesta a las necesidades de los familiares y afectados por accidente de tráfico. Durante estos diez años de existencia, el servicio ha recibido 4.300 consultas, en las que ha ofrecido orientación e información sobre los trámites después del siniestro, la posibilidad de conocer los recursos existentes, recibir información sobre los derechos que les reconoce la legislación vigente y el apoyo psicológico ante un siniestro de tráfico.

Más proactividad

Además, en 2021 el Servicio de Información y Atención a las Víctimas de Tráfico amplió los servicios y empezó a hacer un seguimiento proactivo periódico a los familiares de las víctimas mortales de los accidentes de tráfico para apoyarlos durante el año posterior al accidente, en todos los trámites y recursos en los ámbitos jurídico, sanitario, psicológico y social. El objetivo prioritario es que las víctimas y los familiares no se sientan solos y desamparados. Hasta el año pasado, cuando se producía un accidente mortal, los Mossos d’Esquadra o las policías locales informaban a los familiares de la existencia del SIAVT –entregándoles un tríptico– y eran estos los que se tenían que poner en contacto. Teniendo en cuenta la situación de desconcierto y dolor, esto suponía una dificultad añadida que hacía que, a veces, no se llegara a utilizar el recurso. Ahora, una vez se ha llenado un formulario de cesión de datos que habilita a los psicólogos del SIAVT a llamarles, ya se establece un primer contacto y, a partir de aquí, si es necesario, se hace un seguimiento proactivo a lo largo de un año, durante el cual se les apoya y asesora sobre los diferentes trámites.

Servicio pionero

Un servicio como el que ofrece el SIAVT no se puede encontrar actualmente en ningún país o región de Europa. En palabras del presidente de la FEVR (Federación Europea de Víctimas en la Carretera), Filippo Randi, “el SIAVT es un modelo muy interesante que se puede replicar en otros países europeos. Las personas tienen el derecho a recuperar su calidad de vida después de un siniestro de tráfico y tienen que existir servicios especializados con profesionales de diferentes disciplinas que puedan responder a las necesidades de cada momento. Es primordial para el bienestar de las víctimas que conozcan los recursos existentes. La colaboración entre el SIAVT y las asociaciones de víctimas es esencial para poder ampliar el alcance de este servicio, siempre pensando en el beneficio de las víctimas”.

Jornada conmemorativa

Estas declaraciones del director del FEVR se dieron durante la Jornada de conmemoración de los 10 años del SIAVT que organizó el Servicio Catalán de Tráfico este mes de noviembre. Durante esta jornada, se celebraron varias mesas redondas con la participación de psicólogos, miembros de varios cuerpos policiales y fiscales, así como representantes de las asociaciones STOP Accidentes, Prevención de Accidentes de Tráfico y responsables del programa Game-Over del Instituto Guttmann. Una de las principales conclusiones que se pudieron extraer de los diversos debates e intervenciones fue la necesidad de dar a conocer a más gente la existencia del Servicio de Información y Atención a las Víctimas de Tráfico, un servicio todavía desconocido para la gran mayoría de la población y que puede llegar a ser de vital importancia para todos aquellos familiares y afectados por un accidente de tráfico.

10 anys fent costat a les víctimes

El Servei d’Informació i Atenció a les Víctimes de Trànsit (SIAVT) ha celebrat recentment el desè aniversari. Des del 2012, mitjançant el 900 100 268, de nou del matí a vuit del vespre i cada dia de l’any, el SIAVT ha donat resposta a les necessitats dels familiars i afectats per accident de trànsit. Durant aquests deu anys d’existència, el servei ha rebut 4.300 consultes, en les quals ha ofert orientació i informació sobre els tràmits després del sinistre, la possibilitat de conèixer els recursos existents, rebre informació sobre els drets que els reconeix la legislació vigent i el suport psicològic davant d’un sinistre de trànsit.

Més proactivitat

A més, al 2021 el Servei d’Informació i Atenció a les Víctimes de Trànsit va ampliar els serveis i va començar a fer un seguiment proactiu periòdic als familiars de les víctimes mortals dels accidents de trànsit per tal de donar-los suport durant l’any posterior a l’accident, en tots els tràmits i recursos en els àmbits jurídic, sanitari, psicològic i social. L’objectiu prioritari és que les víctimes i els familiars no se sentin sols i desemparats. Fins l’any passat, quan es produïa un accident mortal, els Mossos d’Esquadra o les policies locals informaven els familiars de l’existència del SIAVT –entregant-los un tríptic– i eren aquests els que s’hi havien de posar en contacte. Atesa la situació de desconcert i dolor, això suposava una dificultat afegida que feia que, a vegades, no s’arribés a utilitzar el recurs. Ara, un cop s’ha omplert un formulari de cessió de dades que habilita els psicòlegs del SIAVT a trucar-los, ja s’estableix un primer contacte i, a partir d’aquí, si cal, es fa un seguiment proactiu al llarg d’un any, durant el qual se’ls dona suport i assessorament sobre els diferents tràmits.

Servei pioner

Un servei com el que ofereix el SIAVT no es pot trobar actualment a cap país o regió d’Europa. En paraules del president de la FEVR (Federació Europea de Víctimes a la Carretera), Filippo Randi, “el SIAVT és un model molt interessant que es pot replicar en altres països europeus. Les persones tenen el dret a recuperar la seva qualitat de vida després d’un sinistre de trànsit i han d’existir serveis especialitzats amb professionals de diferents disciplines que puguin respondre a les necessitats de cada moment. És primordial per al benestar de les víctimes que coneguin els recursos existents. La col·laboració entre el SIAVT i les associacions de víctimes és essencial per poder ampliar l’abast d’aquest servei, sempre pensant en el benefici de les víctimes”.

Jornada commemorativa

Aquestes declaracions del director del FEVR es van poder escoltar a la Jornada de commemoració dels 10 anys del SIAVT que va organitzar el Servei Català de Trànsit aquest mes de novembre. Durant aquesta jornada, es van celebrar diverses taules rodones amb la participació de psicòlegs, membres de diversos cossos policials i fiscals, així com representants de les associacions STOP Accidentes, Prevenció d’Accidents de Trànsit i responsables del programa Game-Over de l’Institut Guttmann. Una de les principals conclusions que es van poder extreure dels diversos debats i intervencions va ser la necessitat de donar a conèixer a més gent l’existència del Servei d’Informació i Atenció a les Víctimes de Trànsit, un servei encara desconegut per la gran majoria de la població i que pot arribar a ser de vital importància per a tots aquells familiars i afectats per un accident de trànsit.

Vigilancia a los camiones de la AP-7

Este otoño los Mossos d’Esquadra han realizado controles a gran escala con segregación total de vehículos pesados en las antiguas explanadas de los peajes


La liberación de peajes en la autopista AP-7 ha permitido habilitar unas zonas de control de la movilidad en las antiguas explanadas de las cabinas. Esta nueva configuración de la infraestructura ha permitido por primera vez desarrollar dinámicas de vigilancia policial segregadas y exclusivas a vehículos pesados, principalmente en las zonas de la Roca del Vallès y de Martorell en ambos sentidos de la circulación.

En estos dispositivos preventivos, en los que participan diferentes áreas de control y un elevado número de efectivos policiales, se desvían del tráfico todos los camiones que circulan por la autopista hacia la zona de vigilancia habilitada, donde los agentes realizan un cribado y selección de los vehículos pesados a controlar. Así lo han hecho este otoño los Mossos d’Esquadra a pie de autopista, con la colaboración del Servicio Catalán de Tráfico y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en un total de cuatro macrocontroles.

Este año la División de Tráfico ha detectado un incremento del 20% de las infracciones en los tiempos de descanso de los transportistas y desde la liberación de los peajes se han duplicado los accidentes mortales con vehículos pesados implicados en este eje vial. Para intentar cambiar estos indicadores y para aumentar la seguridad vial de los camioneros y de todos los usuarios de la AP-7 se han realizado, y se seguirán planificando más adelante, estos controles a gran escala con segregación total de camiones en estas superficies de la autopista.

Combatir la percepción de impunidad en la autopista sin barreras

“La autopista sin barreras puede dar la percepción de impunidad a determinados conductores y estos macrocontroles nos ayudan a ponerlos en alerta”, asegura el inspector Andreu González, jefe de la División de Tráfico de los Mossos d’Esquadra. “Antes en la AP-7 solo podíamos hacer controles de selección dinámica y aleatoria y con estos dispositivos masivos en vehículos pesados, la vigilancia es mucho más intensiva y menos azarosa”, explica el inspector.

Concretamente, en estos cuatro operativos policiales se han controlado 453 vehículos pesados y se han impuesto 253 denuncias:

  • 119 para no respetar tiempo de conducción y descanso
  • 47 por distracciones, ITV, auriculares
  • 7 por exceso de peso
  • 42 por otros motivos de transportes
  • 3 alcoholemias positivas y 2 de drogas
  • 33 actos de inspección de trabajo
  • 14 vehículos han sido inmovilizados

Esta vigilancia integral al transporte pesado ha incorporado elementos tecnológicos nuevos que han facilitado la tarea de control preventivo, como dispositivos que permiten detectar manipulaciones de tacógrafo en dinámico, sin parar los camiones.

Vigilància als camions de l’AP-7

Aquesta tardor els Mossos d’Esquadra han fet controls a gran escala amb segregació total de vehicles pesants a les antigues esplanades dels peatges

L’alliberament de peatges a l’autopista AP-7 ha permès habilitar unes zones de control de la mobilitat a les antigues esplanades de les cabines. Aquesta nova configuració de la infraestructura ha permès per primera vegada desenvolupar dinàmiques de vigilància policial segregades i exclusives a vehicles pesants, principalment a les zones de la Roca del Vallès i de Martorell en tots dos sentits de la circulació.

En aquests dispositius preventius, en què participen diferents àrees de control i un nombre  elevat d’efectius policials, es desvien del trànsit tots els camions que circulen per l’autopista cap a la zona de vigilància habilitada, on els agents  duen a terme un cribratge i selecció dels vehicles pesants a controlar. Així ho han fet aquesta tardor els Mossos d’Esquadra a peu d’autopista, amb la col·laboració del Servei Català de Trànsit i el Ministeri de Transports, Mobilitat i Agenda Urbana, en un total de quatre macrocontrols.

Enguany la Divisió de Trànsit ha detectat un increment del 20% de les infraccions en els temps de descans dels transportistes i des de l’alliberament dels peatges s’han duplicat els accidents mortals amb vehicles pesants implicats en aquest eix viari. Per intentar capgirar aquests indicadors i per augmentar la seguretat viària dels camioners i de tots els usuaris de l’AP-7 s’han realitzat, i es continuaran planificant més endavant, aquests controls a gran escala amb segregació total de camions en aquestes superfícies de l’autopista.

Combatre la percepció d’impunitat a l’autopista sense barreres

“L’autopista sense barreres pot donar la percepció d’impunitat a determinats conductors i aquests macrocontrols ens ajuden a posar-los en alerta”, assegura l’inspector Andreu González, cap de la Divisió de Trànsit dels Mossos d’Esquadra. “Abans a l’AP-7 només podíem fer-hi controls de selecció dinàmica i aleatòria i amb aquests dispositius massius a vehicles pesants, la vigilància és molt més intensiva i menys atzarosa”, explica l’inspector.  

Concretament, en aquests quatre operatius policials s’han controlat 453 vehicles pesants i s’han imposat 253 denúncies:

  • 119 per no respectar temps de conducció i descans
  • 47 per distraccions, ITV, auriculars
  • 7 per excés de pes
  • 42 per altres motius de transports
  • 3 alcoholèmies positives i 2 de drogues
  • 33 actes de inspecció de treball
  • 14 vehicles han estat immobilitzats

Aquesta vigilància integral al transport pesant ha incorporant elements tecnològics nous que han facilitat la tasca de control preventiu, com dispositius que permeten detectar manipulacions de tacògraf en dinàmic, sense aturar els camions.

Las primeras sanciones de la inteligencia artificial

La nueva herramienta del SCT permite detectar infracciones como no llevar puesto el cinturón o utilizar el móvil al volante

El Servei Català de Trànsit ha comenzado a sancionar a los conductores que utilizan el móvil o que no llevan puesto el cinturón de seguridad captados gracias a la inteligencia artificial. Cada año en Cataluña se ponen más de 20.000 sanciones por manipular dispositivos de telefonía móvil u otros sistemas de comunicación durante la conducción. Hasta ahora los conductores que cometían esta infracción solo podían ser pillados in fraganti y sancionados al momento por los agentes de la autoridad a pie de carretera. Los vehículos “espiell” –patrullas dinámicas no logotipadas– de Mossos d’Esquadra y las sanciones desde los medios aéreos han hecho posible ampliar el número de infracciones localizadas. Ahora el SCT ha conseguido automatizar su detección y ya puede combatir más intensamente la principal causa de accidentes con víctimas en las vías catalanas.

Equipamiento con inteligencia artificial para erradicar las distracciones

Esta nueva tecnología basada en inteligencia artificial funciona a través de unas cámaras que captan y fotografían todos los vehículos a pie de carretera indiscriminadamente y, con un procedimiento de filtraje automatizado, solamente envía al sistema informático aquellos archivos en los que detecta que existe una probabilidad elevada de que haya una persona utilizando el móvil mientras conduce. Varios parámetros, como la posición del conductor en el vehículo, hacen posible que el sistema haga un cribado automático de las imágenes realizadas. En última instancia estas fotografías seleccionadas siempre serán revisadas por un técnico del SCT para verificar que se está cometiendo esta infracción.

Las primeras cámaras con el equipamiento de captación de imágenes a pie de carretera están en la B-23 y en la C-58, dos de las vías con más volumen de tráfico de Cataluña. A modo de ejemplo, durante las tres primeras semanas de septiembre, el sistema ha analizado unas 200.000 fotos. La verificación humana al final del proceso tiene la finalidad de preservar el carácter garantista del procedimiento sancionador del SCT, además de ayudar al sistema de inteligencia artificial a ser cada vez más preciso en el cribado de fotografías.

Responder a una llamada sin el manos libres, leer un whatsapp o mirar las redes sociales son acciones que, si se hacen durante la conducción, pueden provocar un accidente o incluso pueden ser letales. Las distracciones están presentes en 1 de cada 4 accidentes de tráfico con víctimas en las carreteras catalanas, y manipular el móvil es la causa más habitual. Hay que tener presente que utilizar el móvil mientras se conduce equivale en riesgo de peligrosidad a circular cuadruplicando la tasa de alcoholemia permitida. Es un mal hábito y una conducta de riesgo que provoca desviaciones de trayectoria, salidas de vía, choques frontales y, lo peor de todo, víctimas.

Les primeres sancions de la intel·ligència artificial

La nova eina de l’SCT permet detectar infraccions com no portar el cinturó cordat o fer servir el telèfon al volant

El Servei Català de Trànsit ha començat a sancionar els conductors que utilitzen el mòbil o que no porten posat el cinturó de seguretat captats gràcies a la intel·ligència artificial. Cada any a Catalunya es posen més de 20.000 sancions per manipular dispositius de telefonia mòbil o altres sistemes de comunicació durant la conducció. Fins ara els conductors que cometien aquesta infracció només podien ser enxampats in fraganti i sancionats al moment pels agents de l’autoritat a peu de carretera. Els vehicles espiell –patrulles dinàmiques no logotipades– dels Mossos d’Esquadra i les sancions des dels mitjans aeris han fet possible ampliar el nombre d’infraccions localitzades. Ara, el Servei Català de Trànsit ha aconseguit automatitzar-ne la detecció i ja pot combatre més intensament la principal causa d’accidents amb víctimes a les vies catalanes.

Equipament amb intel·ligència artificial per erradicar les distraccions

Aquesta nova tecnologia basada en intel·ligència artificial funciona a través d’unes càmeres que capten i fotografien tots els vehicles a peu de carretera indiscriminadament i, amb un procediment de filtratge automatitzat, només envia al sistema informàtic aquells arxius en què detecta que hi ha una probabilitat elevada que hi hagi una persona utilitzant el mòbil mentre condueix. Diversos paràmetres, com la posició del conductor en el vehicle, fan possible que el sistema faci un cribratge automàtic de les imatges realitzades. En última instància aquestes fotografies seleccionades sempre són revisades per un tècnic de l’SCT per verificar que s’està cometent aquesta infracció.  

Les primeres càmeres amb l’equipament de captació d’imatges a peu de carretera són a la B-23 i a la C-58, dues de les vies amb més volum de trànsit de Catalunya. A tall d’exemple, durant les tres primeres setmanes de setembre, el sistema ha analitzat gairebé 200.000 fotos. La verificació humana al final del procés té la finalitat de preservar el caràcter garantista del procediment sancionador de l’SCT, a més  d’ajudar el sistema d’intel·ligència artificial a ser cada vegada més precís en el cribratge de fotografies.

Respondre una trucada sense el mans lliures, llegir un whatsapp o mirar les xarxes socials són accions que, si es fan durant la conducció, poden provocar un accident o fins i tot poden ser letals. Les distraccions estan presents en 1 de cada 4 accidents de trànsit amb víctimes a les carreteres catalanes, i manipular el mòbil n’és la causa més habitual. Cal tenir present que utilitzar el mòbil mentre es condueix equival en risc de perillositat a circular quadruplicant la taxa d’alcoholèmia permesa. És un mal hàbit i una conducta de risc que provoca desviacions de trajectòria, sortides de via, xocs frontals i, el pitjor de tot, víctimes.

La información es poder

La movilidad en la red viaria catalana ha cambiado mucho durante los dos últimos años. Una pandemia mundial y la liberación de los peajes de varias autopistas han supuesto un zarandeo muy importante en nuestras costumbres y en nuestra manera de desplazarnos, en el cómo y en el cuándo nos desplazamos. Si a esto le añadimos que la cifra del número de vehículos que circulan por nuestras vías ya llega a niveles prepandemia, ahora más que nunca es vital estar bien informados antes y durante nuestros desplazamientos.

Antes de iniciar el viaje

Dicen que la información es poder e informarse antes de coger el vehículo nos puede ayudar a movernos con más seguridad. Saber por adelantado el estado del tráfico, conocer cuáles son las vías que van más llenas o si hay alguna incidencia importante que complique la circulación nos permitirá tomar las mejores decisiones para hacer nuestra movilidad más segura.

Una de las opciones para informarse antes de iniciar el viaje es consultar la cuenta de Twitter del Servicio Catalán de Tráfico (@transit). Desde esta cuenta informamos minuto a minuto de todas las incidencias que hay en nuestra red: accidentes, averiados, obras, retenciones, incidencias provocadas por la meteorología y cualquier otra incidencia que pueda afectar al tráfico y que pueda dificultar la circulación. De este modo, se tiene la opción de buscar alternativas que nos permitan no tener que perder nuestro tiempo atrapados en una cola.

Una segunda opción es consultar la página web de incidencias (https://cit.transit.gencat.cat/cit) del SCT, donde se puede encontrar toda la información del tráfico en la red viaria de interés para los conductores.

En ruta

Una vez en marcha, los paneles de mensajería variable situados en muchos puntos de nuestras vías nos permiten también estar informados de incidencias próximas al lugar por donde estamos circulando. Los paneles nos avisan de posibles retenciones, cortes de carril o cortes de vía, de manera que podemos estar alerta y, si hace falta, ir reduciendo la velocidad. E incluso, si nos es posible, buscar vías alternativas para evitar la incidencia.

En este sentido, el Servicio Catalán de Tráfico ha instalado recientemente unos paneles Full Matrix con la tecnología más actual en este campo. Estos nuevos paneles dan más posibilidades de señalización y de configuración de mensajes. Los leds se disponen uniformemente en toda la superficie del panel y se pueden construir mensajes con un alto grado de libertad.

Las crónicas radiofónicas de tráfico

Y la última opción, pero no por eso la menos válida, son las crónicas radiofónicas del estado del tráfico que realizamos los periodistas del departamento de prensa del SCT y que se pueden escuchar en la mayoría de emisoras del país (a veces, también incluso en el 3/24). Las crónicas radiofónicas tienen utilidad tanto si las escuchamos antes de coger el coche como si ya estamos conduciendo. Además, se pueden escuchar mientras hacemos otras actividades, bajo la ducha o tras el volante. Y están redactadas y explicadas con voluntad de servicio, lo que significa que se explican con claridad las incidencias más importantes y que están provocando retenciones destacadas.

Así pues, si cuando estamos haciendo planes para el fin de semana siempre nos aseguramos de escuchar la previsión meteorológica, también hay que coger como costumbre estar bien informados del estado de la red viaria antes de iniciar cualquier trayecto con nuestro vehículo. Y una vez ya estamos tras el volante, continuamos teniendo herramientas para estar bien informados y, de este modo, tener un viaje más seguro y cómodo.

La informació és poder

La mobilitat a la xarxa viària catalana ha canviat molt durant els dos darrers anys. Una pandèmia mundial i l’alliberament dels peatges de diverses autopistes han suposat una sacsejada molt important en els nostres costums i en la nostra manera de desplaçar-nos, en el com i en el quan ens desplacem. Si a això hi afegim que la xifra del nombre de vehicles que circulen per les nostres vies ja arriba a nivells prepandèmia, ara més que mai és vital estar ben informats abans i durant els nostres desplaçaments.

Abans d’iniciar el viatge

Diuen que la informació és poder i informar-se abans d’agafar el vehicle ens pot ajudar a moure’ns amb més seguretat. Saber per endavant l’estat del trànsit, conèixer quines són les vies que van més plenes o si hi ha alguna incidència important que compliqui la circulació ens permetrà prendre les millors decisions per fer la nostra mobilitat més segura.

Una de les opcions per informar-se abans d’iniciar el viatge és consultar el compte de Twitter del Servei Català de Trànsit (@transit). Des d’aquest compte informem minut a minut de totes les incidències que hi ha a la nostra xarxa: accidents, avariats, obres, retencions, incidències provocades per la meteorologia i qualsevol altra incidència que pugui afectar el trànsit i que pugui dificultar la circulació. D’aquesta manera, es té l’opció de buscar alternatives que ens permetin no haver de perdre el temps atrapats en una cua.

Una segona opció és consultar la web d’incidències (https://cit.transit.gencat.cat/cit) de l’SCT, en què es pot trobar tota la informació del trànsit de la xarxa viària que pugui ser d’interès per als conductors.

En ruta

Un cop en marxa, els panells de missatgeria variable situats a molts punts de les nostres vies ens permeten també estar informats d’incidències properes al lloc per on circulem. Els panells ens avisen de possibles retencions, talls de carril o talls de via, de manera que podem estar alerta i, si cal, anar reduint la velocitat. I fins i tot, si ens és possible, buscar vies alternatives per tal d’evitar la incidència.

En aquest sentit, el Servei Català de Trànsit ha instal·lat recentment uns panells Full Matrix amb la tecnologia més actual en aquest camp. Aquests nous panells donen més possibilitats de senyalització i de configuració de missatges. Els leds es disposen uniformement a tota la superfície del panell i es poden construir missatges amb un alt grau de llibertat.

Les cròniques radiofòniques de trànsit

I l’opció darrera, però no per això la menys vàlida, són les cròniques radiofòniques de l’estat del trànsit que realitzem els periodistes del departament de premsa de l’SCT i que es poden escoltar a la majoria d’emissores del país (a vegades, també fins i tot al 3/24). Les cròniques radiofòniques tenen utilitat tant si les escoltem abans d’agafar el cotxe com si ja estem conduint. A més, es poden escoltar mentre fem altres activitats, des de sota la dutxa fins a darrere el volant. I estan redactades i explicades amb voluntat de servei, el que significa que s’hi explica amb claredat les incidències més importants i que estan provocant retencions destacades.

Així doncs, si quan fem plans per al cap de setmana sempre ens assegurem d’escoltar la previsió meteorològica, també cal agafar com a costum estar ben informats de l’estat de la xarxa viària abans d’iniciar qualsevol trajecte amb el nostre vehicle. I un cop ja som al volant, continuem tenint eines per estar ben informats i que, d’aquesta manera, tinguem un viatge més segur i còmode.     

Prevención y corresponsabilidad en la carretera, factores clave en la buena acogida de las campañas de seguridad vial de 2021

El año pasado, el Servicio Catalán de Tráfico centró las dos campañas de sensibilización en los colectivos vulnerables de los motoristas y los ciclistas. En “La ruta més segura”, los conductores y conductoras de moto de gran cilindrada se convertían en unos prescriptores que no solo explicaban su experiencia en la carretera, sino que también instaban a adoptar conductas cívicas y responsables al manillar para evitar la siniestralidad vial de este colectivo. Sobre todo, cuando una de cada tres víctimas mortales en la red viaria interurbana de Cataluña son motoristas, y solo el año pasado hubo 47 muertos. Asimismo, en “Evitem-ho”, se buscaba la necesidad de tener más percepción de riesgo y conciencia de la propia vulnerabilidad a los ciclistas y también el respeto mutuo entre este colectivo y el resto de usuarios de la carretera. Todo ello dado que en 2021 murieron 4 ciclistas en zona interurbana, aunque desde el año 2010 han muerto más de ochenta.

La experiencia al servicio de la prevención

El testimonio de los ocho motoristas protagonistas de la campaña “La ruta més segura”, cuatro hombres y cuatro mujeres, pone de relieve la experiencia de aprender de los propios errores en la conducción o de las situaciones de riesgo provocadas por los demás usuarios de la red viaria. Algunos de los temas que destacan durante los spots de esta acción comunicativa son la importancia de llevar un equipamiento de protección adecuado, realizar un buen mantenimiento de la motocicleta y practicar una conducción tranquila y preventiva, sin exceder la velocidad permitida y respetando las señales de tráfico. Además, también exponen aspectos más personales como, por ejemplo, las consecuencias de haber sufrido un accidente grave en carretera, cómo viven las familias la afición por la moto o la pérdida de amigos a causa de un siniestro mortal. Todas estas reflexiones inciden en que la responsabilidad al manillar debe ser máxima y también ponen el foco en el valor de la vida.

Prevención y corresponsabilidad en la carretera, factores clave en la buena acogida de las campañas de seguridad vial de 2021

El año pasado, el Servicio Catalán de Tráfico centró las dos campañas de sensibilización en los colectivos vulnerables de los motoristas y los ciclistas. En “La ruta més segura”, los conductores y conductoras de moto de gran cilindrada se convertían en unos prescriptores que no solo explicaban su experiencia en la carretera, sino que también instaban a adoptar conductas cívicas y responsables al manillar para evitar la siniestralidad vial de este colectivo. Sobre todo, cuando una de cada tres víctimas mortales en la red viaria interurbana de Cataluña son motoristas, y solo el año pasado hubo 47 muertos. Asimismo, en “Evitem-ho”, se buscaba la necesidad de tener más percepción de riesgo y conciencia de la propia vulnerabilidad a los ciclistas y también el respeto mutuo entre este colectivo y el resto de usuarios de la carretera. Todo ello dado que en 2021 murieron 4 ciclistas en zona interurbana, aunque desde el año 2010 han muerto más de ochenta.

La experiencia al servicio de la prevención

El testimonio de los ocho motoristas protagonistas de la campaña “La ruta més segura”, cuatro hombres y cuatro mujeres, pone de relieve la experiencia de aprender de los propios errores en la conducción o de las situaciones de riesgo provocadas por los demás usuarios de la red viaria. Algunos de los temas que destacan durante los spots de esta acción comunicativa son la importancia de llevar un equipamiento de protección adecuado, realizar un buen mantenimiento de la motocicleta y practicar una conducción tranquila y preventiva, sin exceder la velocidad permitida y respetando las señales de tráfico. Además, también exponen aspectos más personales como, por ejemplo, las consecuencias de haber sufrido un accidente grave en carretera, cómo viven las familias la afición por la moto o la pérdida de amigos a causa de un siniestro mortal. Todas estas reflexiones inciden en que la responsabilidad al manillar debe ser máxima y también ponen el foco en el valor de la vida.

De los post-tests de esta campaña se desprende que el formato testimonial y el discurso constructivo y amable de los protagonistas reales son efectivos cuando los espectadores reciben su consejo de adoptar una conducción tranquila, segura y responsable con la moto, recordando que lo importante es el trayecto y no tanto el destino. Estos consejos deben convivir con el énfasis que también se les transmite en relación con la pasión por la moto, que favorece que se sientan identificados con la campaña pero que a su vez la hace más compleja. También se valora positivamente que no se apele al miedo para concienciar. Pese a que el público toma conciencia de los riesgos de conducir un vehículo de dos ruedas y de la posibilidad de caer, esto no debe traducirse en tener miedo a desplazarse en moto, pero sí a tener prudencia y respeto. Y, en este sentido, esto se considera bien resuelto en los distintos spots de la campaña.

A través de su experiencia, los protagonistas de la campaña también explican a los espectadores “me ha pasado esto, he aprendido, aprende tú también para que no te ocurra lo mismo”. Sin embargo, el anuncio no criminaliza la moto y las conductas incívicas que a menudo se le asocian, sino que reconoce que a veces se cometen errores, y anima a seguir utilizándola pero siempre con sensatez y respeto. También gusta la idea que transmite uno de los spots de la campaña de que, en ocasiones, la presión grupal puede influir negativamente a la hora de coger la moto y hacer imprudencias, como por ejemplo exceder la velocidad permitida. Ante esto, se cree que el anuncio insta a no “calentarse” yendo en moto, a ser consciente de los propios límites y a adaptarse a las circunstancias personales y al estado de la vía cuando se conduce.

Como medidas de prevención y autoprotección, se está de acuerdo en que un buen mantenimiento de la motocicleta es imprescindible. Asimismo, y por la falta de chasis, se considera determinante llevar el equipamiento adecuado. En este sentido, en verano es más fácil relajarse, bajar la guardia y no llevar la ropa y las protecciones oportunas, y es entonces cuando uno puede dejarse la piel en la carretera. Por tanto, cala la idea de que, si conduces una moto, debes hacerlo bien, como es debido y adaptándote al contexto.

La responsabilidad compartida en el uso de la vía pública

La historia de la campaña “Evitem-ho” está basada en hechos reales y explica las dos perspectivas de un mismo hecho, que es un accidente de tráfico en el que murió un ciclista. El spot muestra cómo un grupo de ciclistas pone un ramo de flores en una carretera para recordar a la víctima, mientras un amigo recuerda y narra el fatídico momento. En el anuncio también se relata cómo vivió el siniestro el conductor del otro vehículo implicado.

De los post-tests de esta campaña se desprende que, en general, se acepta la idea de que los accidentes de tráfico conllevan secuelas imborrables y que por eso uno debe ser consciente de la corresponsabilidad de todos los usuarios de la vía pública a pie de carretera. Gusta que se expongan los hechos sin buscar culpables ni criminalizar a nadie y que tampoco caiga en el morbo. Se acaba teniendo empatía por el conductor que ha atropellado al ciclista, que no ha tenido ninguna actitud temeraria sino un descuido, y también por el ciclista fallecido, que era la parte más frágil.

Se cree que el spot ayuda a las dos partes implicadas a hacer autocrítica y a reflexionar. Los ciclistas admiten que, a veces, lo hacen mal en la carretera, por ejemplo ocupando toda la calzada y no yendo en fila, pero consideran que difícilmente matarían a alguien en caso de imprudencia. En cambio, el conductor del turismo sale peor parado: el conductor que tiene un descuido  mata a alguien, y eso tiene consecuencias de por vida. Es una dura condena.

Tanto de esta campaña como de la anterior se valora favorablemente que no caigan en la amenaza con relación a las sanciones y la detracción de puntos o incluso con la cárcel. No son anuncios represivos y son empáticos. Esto hace que se identifiquen con sus protagonistas.

Algunos aspectos para mejorar las campañas

En el caso de “La ruta més segura”, uno de los aspectos que se señalan como mejorables es que el anuncio se dirige a conductores de moto de gran cilindrada, quienes se cree que ya suelen ir bien preparados y protegidos y con un buen mantenimiento de la moto. Ante esto, se considera que podría utilizarse un eje de comunicación similar pero también dirigido a otros tipos de motocicletas, entornos –como la ciudad– e incluso otros vehículos. También se considera que en los spots se debería de incidir más en las imprudencias de los motoristas, aparte de lo que ya hacen bien, y en los peligros que este colectivo se encuentra en la carretera y en la ciudad y que también los ponen en riesgo. A partir de ahí, llamar a la prudencia desde su realidad. Por último, también se cree que funcionaría mejor que los protagonistas de cada spot fueran equitativamente hombres y mujeres, y no que en la mayoría de los distintos anuncios estén segregados. En cuanto a la campaña “Evitem-ho”, aunque la historia se percibe verosímil, se echa de menos a protagonistas reales para contarla. Sobre todo porque, en el contexto actual, se pide un alto grado de realidad y autenticidad.

Prevenció i corresponsabilitat a la carretera, factors clau en la bona acollida de les campanyes de seguretat viària del 2021

L’any passat, el Servei Català de Trànsit va centrar les dues campanyes de sensibilització en els col·lectius vulnerables dels motoristes i els ciclistes. A “La ruta més segura”, els conductors i conductores de moto de gran cilindrada es convertien en uns prescriptors que no només explicaven la seva experiència a la carretera, sinó que també instaven a adoptar conductes cíviques i responsables al manillar per tal d’evitar la sinistralitat viària d’aquest col·lectiu. Sobretot, quan una de cada tres víctimes mortals a la xarxa viària interurbana de Catalunya són motoristes, i només l’any passat n’hi va haver 47 de morts. Així mateix, a “Evitem-ho”, es buscava la necessitat de tenir més percepció de risc i consciència de la pròpia vulnerabilitat als ciclistes i també el respecte mutu entre aquest col·lectiu i la resta d’usuaris de la carretera. Tot això atès que l’any 2021 van morir 4 ciclistes en zona interurbana, encara que des de l’any 2010 n’han mort més d’una vuitantena.

L’experiència al servei de la prevenció 

El testimoni dels vuit motoristes protagonistes de la campanya “La ruta més segura”, quatre homes i quatre dones, posa en relleu l’experiència d’aprendre dels propis errors en la conducció o de les situacions de risc provocades pels altres usuaris de la xarxa viària. Alguns dels temes que destaquen durant els espots d’aquesta acció comunicativa són la importància de dur un equipament de protecció adequat, fer un bon manteniment de la motocicleta i practicar una conducció tranquil·la i preventiva, sense excedir la velocitat permesa i respectant els senyals de trànsit. A més, també exposen aspectes més personals com, per exemple, les conseqüències d’haver patit un accident greu a la carretera, com viuen les famílies l’afició per la moto o la pèrdua d’amics a causa d’un sinistre mortal. Totes aquestes reflexions incideixen en la idea que la responsabilitat al manillar ha de ser màxima i també posen el focus en el valor de la vida.

Dels posttests d’aquesta campanya es desprèn que el format testimonial i el discurs constructiu i amable dels protagonistes reals són efectius a l’hora que els espectadors rebin el consell d’adoptar una conducció tranquil·la, segura i responsable amb la moto, tot recordant que l’important és el trajecte i no tant el destí. Aquests consells han de conviure amb l’èmfasi que també se’ls transmet en relació amb la passió per la moto, que afavoreix que se sentin identificats amb la campanya però que alhora la fa més complexa.  També es valora positivament que no s’apel·li a la por per conscienciar. Malgrat que el públic pren consciència dels riscos de conduir un vehicle de dues rodes i de la possibilitat de caure, això  no s’ha de traduir en tenir por de desplaçar-se en moto, però sí en tenir prudència i respecte. I, en aquest sentit, això es considera ben resolt en els diferents espots de la campanya.

A través de la seva experiència, els protagonistes de la campanya també expliquen als espectadors “m’ha passat això, he après, aprèn-ho tu també perquè no et passi el mateix”. Tanmateix, però, l’anunci no criminalitza la moto i les conductes incíviques que sovint s’hi associen, sinó que reconeix que a vegades es cometen errors, i encoratja a seguir desplaçant-s’hi però sempre amb seny i respecte. També agrada la idea que transmet un dels espots de la campanya que, a vegades, la pressió grupal pot influir negativament a l’hora d’agafar la moto i fer imprudències, com per exemple excedir la velocitat permesa. Davant d’això, es creu que l’anunci insta a no “escalfar-se” dalt de la moto, a ser conscient dels propis límits i a adaptar-se a les circumstàncies personals i a l’estat de la via quan es condueix.

Com a mesures de prevenció i autoprotecció, s’està d’acord que un bon manteniment de la motocicleta és imprescindible. Així mateix, i per la manca de xassís, es considera determinant portar l’equipament adequat. En aquest sentit, a l’estiu és més fàcil relaxar-se, abaixar la guàrdia i no portar la roba i les proteccions oportunes, i és aleshores quan un pot deixar-se la pell a la carretera.  Per tant, cala la idea que, si condueixes una moto, has de fer-ho bé, com cal i adaptant-te al context.

La responsabilitat compartida en l’ús de la via pública

La història de la campanya “Evitem-ho” està basada en fets reals i explica les dues perspectives d’un mateix fet, que és un accident de trànsit en què va morir un ciclista. L’espot mostra com un grup de ciclistes posa un ram de flors en una carretera per recordar la víctima, mentre un amic recorda i narra el fatídic moment. A l’anunci també es relata com va viure el sinistre el conductor de l’altre vehicle implicat.

Dels posttests d’aquesta campanya es desprèn que, en general, s’accepta la idea que els accidents de trànsit comporten unes seqüeles inesborrables i que per això un ha de ser conscient de la corresponsabilitat de tots els usuaris de la via pública a peu de carretera. Agrada que s’exposin els fets sense buscar culpables ni criminalitzar a ningú i que tampoc caigui en la morbositat. S’acaba tenint empatia pel conductor que ha atropellat el ciclista, que no ha tingut cap actitud temerària sinó un descuit, i també pel ciclista que ha mort, que era la part més fràgil.

Es creu que l’espot ajuda les dues parts implicades a fer autocrítica i a reflexionar. Els ciclistes admeten que, a vegades, ho fan malament a la carretera, per exemple ocupant tota la calçada i no anant en fila, però consideren que difícilment matarien algú en cas d’imprudència. En canvi, el conductor del turisme en surt més mal parat: el conductor que té un descuit mata algú, i això té conseqüències per a tota la vida. És una dura condemna.

Tant d’aquesta campanya com de l’anterior es valora favorablement que no caiguin en l’amenaça en relació amb les sancions i la detracció de punts o fins i tot amb la presó. No són anuncis repressius i són empàtics. Això fa que s’identifiquin amb els seus protagonistes.

Alguns aspectes per millorar les campanyes

En el cas de “La ruta més segura”, un dels aspectes que s’assenyalen com a millorables és que l’anunci s’adreça a conductors de moto de gran cilindrada, els quals es creu que ja acostumen a anar ben preparats i protegits i amb un bon manteniment de la moto. Davant d’això, es considera que podria utilitzar-se un eix de comunicació semblant però també adreçat a altres tipus de motocicletes, entorns –com ara la ciutat– i fins i tot altres vehicles. També es considera que en els espots s’hauria d’incidir més en les imprudències dels motoristes, a banda del que ja fan bé, i en els perills que aquest col·lectiu es troba a la carretera i a la ciutat i que també els posen en risc. A partir d’aquí, fer una crida a la prudència des de la seva realitat. Finalment, també es creu que funcionaria millor que els protagonistes de cada espot fossin equitativament homes i dones, i no que en la majoria dels diferents anuncis estiguin segregats.  Pel que fa a la campanya “Evitem-ho”,  tot i que la història es percep versemblant, es troba a faltar protagonistes reals per explicar-la. Sobretot perquè, en el context actual, es demana un alt grau de realitat i autenticitat.