La prevención y la información: tus aliados para conducir en invierno

Las inclemencias del tiempo no se pueden controlar ni evitar pero sí que podemos intervenir a la hora de mantener correctamente los vehículos y minimizar incidencias y complicaciones causadas por la nieve, el hielo, la lluvia, el viento o la niebla. Los factores meteorológicos propios del invierno incrementan el riesgo de accidente y por eso hay que ser conscientes de la importancia de revisar el estado general de los coches y los equipamientos clave a la hora de conducir en la estación más fría del año. La información y las recomendaciones de las autoridades relacionadas con las emergencias y el tráfico también son fundamentales para conducir de manera segura en condiciones adversas.

El estado general del vehículo tiene que ser adecuado, pero ¿qué es fundamental revisar en invierno?

 Los neumáticos: hay que comprobar su presión y el relieve del dibujo para asegurarse de que tengan una buena adherencia a la calzada.

• La batería, el sistema de frenos, el sistema de refrigeración y el nivel de líquidos anticongelantes.
• Las luces: es básico que funcionen correctamente para garantizar una visibilidad adecuada en una época del año en la que hay menos horas de luz natural y la niebla hace acto de presencia.
• El funcionamiento de los limpiaparabrisas y las escobillas: también son indispensables para que podamos ver bien en la carretera en caso de lluvia, granizo o nieve.

Para ser precavidos, tampoco pases por alto…

• Llevar un neumático de recambio en buen estado y los utensilios para colocarlo.
Juego de luces en buenas condiciones y linterna.
• Los chalecos reflectantes y los triángulos de señalización, que se tienen que llevar obligatoriamente.
• De la misma manera que si vas a practicar esquí llevas todo el equipamiento necesario para disfrutar de este deporte de nieve, no olvides, si te tienes que desplazar por vías nevadas o con riesgo de que nieve, llevar accesorios básicos para conducir con seguridad: las cadenas reglamentarias y adaptadas a las ruedas del vehículo (asegúrate de que sabes ponerlas) o neumáticos de invierno. También es recomendable llevar una rasqueta para quitar el hielo del parabrisas, el teléfono móvil cargado con batería, que te permitirá pedir ayuda en caso de emergencia, y una manta.

Cotxe amb cadenes

Y la prevención también pasa por…

  • Adaptar la velocidad a las condiciones de la vía y aumentar la distancia de seguridad para evitar perder el control del vehículo y colisionar en caso de frenazo.
    • Estar atentos a la previsión y a la situación meteorológica con el fin de planificar los desplazamientos o decidir aplazarlos si las condiciones lo requieren.
    • Informarse puntualmente del estado del tráfico para saber si hay incidencias viales en nuestra ruta y seguir los consejos de la Dirección General de Protección Civil.

Con prevención, información y prudencia podemos hacer frente a las dificultades que nos puede suponer conducir con meteorología adversa. ¡No dejes que el mal tiempo agüe tus desplazamientos!

Los patinetes irrumpen

Basta circular un rato por cualquier ciudad para constatar que los patinetes eléctricos han llegado para quedarse, y su presencia seguramente continuará creciendo. Son ya muchos los usuarios que encuentran en los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) un medio de transporte práctico y sostenible y que lo utilizan en sus desplazamientos urbanos.

Pero como todo elemento nuevo que aterriza en la movilidad, ha generado controversia y la necesidad de una regulación de su uso. Además, desgraciadamente, también han irrumpido en la siniestralidad vial. A modo de ejemplo: los patinetes y ruedas eléctricos implicados en accidentes de tráfico se cuadruplicaron durante el 2019 en la capital catalana, según datos del consistorio de Barcelona.

Imágenes: ACN

La Dirección General de Tráfico (DGT) se ha puesto manos a la obra para abordar esta cuestión y está tramitando una normativa que va en la línea de lo que se está debatiendo en la Unión Europea. Asimismo, a finales del año pasado ya publicó una instrucción que recoge y clarifica a qué criterios de la normativa de tráfico actual están sometidos los patinetes.

Primeramente, esta instrucción determina que los VMP son vehículos de una o más ruedas, únicamente de una plaza y propulsados ​​por motores eléctricos que proporcionan una velocidad máxima de entre 6 y 25 km/h. En este sentido y con la ley en la mano, los conductores de patinetes eléctricos pueden ser sancionados por circular con auriculares o teléfono móvil (200 €), si llevan un pasajero (100 €), si van sin luz o elementos reflectantes por la noche (200 €) o bien si circulan por aceras o zonas peatonales (200 €).

Además, los usuarios de estos vehículos están obligados a someterse a las pruebas de alcohol y drogas. Si el conductor supera la tasa de alcoholemia permitida la sanción estará entre los 500 y 1.000 € y si da positivo en drogas se le impondrá una multa de 1.000 €.

Hay que tener en cuenta que para conducir un VMP no se necesita ninguna autorización administrativa ni seguro, y en este sentido, tal como sucede con los ciclistas, las infracciones no supondrán la detracción de puntos del permiso.

 

En invierno, carreteras limpias

Durante el periodo invernal, la nieve y el hielo pueden complicar la circulación. Para evitar o minimizar las posibles incidencias derivadas de la meteorología adversa, los diferentes titulares de vía activan, entre los meses de noviembre y abril, planes de vialidad invernal. El objetivo de estas actuaciones es garantizar la comodidad, la fluidez y la seguridad en las carreteras, así como minimizar el tiempo de restricciones o de cierre al tráfico de las vías afectadas.

Gran parte de la red vial catalana, más de doce mil kilómetros de carreteras, está potencialmente sometida a actuaciones en materia de vialidad invernal ya que no es extraño que la nieve o la niebla heladora hagan acto de presencia, en algún que otro momento, en buena parte del territorio. Aproximadamente la mitad de esta red vial es gestionada por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad. Así, la Generalidad tiene disponibles 120 máquinas quitanieves y también un centenar de puntos de almacenaje de sal en toda Cataluña para facilitar la movilidad en la red vial de su titularidad durante la época de frío y nevadas.

La previsión meteorológica es primordial de cara a determinar qué tipo de actuación se tiene que llevar a cabo en cada momento y en qué tramos de la red vial. Con carácter general, se utiliza la información que da el Servicio Meteorológico de Cataluña. Además, los centros de conservación disponen de los comunicados de previsión de riesgo que emite el Centro de Emergencias de Cataluña (CECAT) y se dispone de una red de 52 estaciones meteorológicas adscritas a la red vial ubicadas a pie de carretera que proporcionan datos en tiempo real.

Durante la campaña, se llevan a cabo dos grandes tipos de actuaciones: las preventivas o programadas y las curativas, que son las que no están programadas.

Las primeras se realizan con el fin de evitar la formación o la permanencia de hielo y de nieve en la calzada, mediante el extendido de sal, o para prevenir aludes por la acumulación de nieve en las laderas por encima de la carretera. Estas actuaciones se basan sobre todo en las predicciones meteorológicas. En cuanto a las actuaciones curativas no programadas, se aplican cuando los tratamientos preventivos resultan insuficientes para mantener la vía abierta. Consisten, habitualmente, en la retirada de la nieve y de las placas de hielo con las máquinas quitanieves y el eventual extendido de fundentes para evitar la acumulación o la formación de más nieve o placas.

En Cataluña hay planes de emergencia por nevadas (NEUCAT) y por aludes (ALLAUCAT), cuya activación conlleva la gestión unificada de los medios utilizados en la resolución de estas emergencias, como las asignadas a la vialidad invernal, a cargo del Centro de Emergencias de Cataluña (CECAT).

La temporada pasada, en las carreteras de la Generalidad, se gestionaron cerca de 500 incidencias y se recorrieron más de 900.000 kilómetros por tareas de vialidad invernal, incluyendo los que se hicieron por la operación de tendido de fundentes, los realizados haciendo tareas de limpieza de nieve o de hielo, así como los kilómetros totales recorridos por los vehículos, incluidos los desplazamientos en los tramos tratados.

Cómo ser un compañero de viaje seguro y responsable

Con la pareja, con amigos, con compañeros de trabajo o de estudios… Todos hemos ido o vamos de copilotos alguna vez cuando nos desplazamos por carretera. ¿Te has planteado qué características tienes como acompañante? ¿Con qué tipo te sientes más identificado? ¿Te consideras un copiloto crítico, empático, pasivo, discutidor o quizás admites que adviertes constantemente de posibles riesgos, charlas constantemente o llegas incluso a distraer al conductor con tu actitud? Cuando subimos a un vehículo, tenemos que ser conscientes de que nuestro papel como copiloto es básico para garantizar una conducción segura, no exponernos a situaciones de riesgo y, en definitiva, evitar accidentes.

Foto copilot ok

Harás muy bien de copiloto si…

  1. Estás moderadamente alerta con respecto a lo que pasa en la conducción y el entorno. Tienes que cooperar sin agobiar a quien conduzca para que lo pueda hacer de una manera más segura.
  1. Cumples las normas de seguridad y pides al conductor que también las respete. Viajar con un conductor que no cumple la normativa supone poner tu seguridad en manos de alguien que puede hacerte correr graves riesgos. Si sabes que un conductor no está en condiciones de conducir, evitarás ir con él y lo tendrías que intentar convencer de que no coja el vehículo.
  2. Colaboras con el conductor, por ejemplo, encargándote del GPS si hay que buscar una nueva ruta o un lugar de destino (si no se ha programado antes de salir), seleccionando la música de Spotify o sintonizando una emisora de radio. 
  1. No distraes al conductor con lo que dices o haces, ni lo incitas a tener comportamientos que lo puedan distraer y exponer a situaciones de riesgo.
  1. Mantienes la calma y no transmites nerviosismo al conductor, por ejemplo en el caso de encontraros en un atasco. Perder los nervios, criticar a los demás usuarios o mantener discusiones y conductas agresivas en el interior del vehículo pueden resultar contraproducentes y provocar distracciones y ansiedad en el conductor.
  2. No intentas comportarte como un experto ni te quejas constantemente de la manera de conducir de quien va al volante o al manillar. “¡Frena!” “¡Cambia de marcha!” “¡Pon el intermitente!” Dar lecciones y actuar como si el conductor fuera tu alumno no es una actitud adecuada que permita al conductor mantener una conducción tranquila y segura.
  3. Te encargas de los menores en caso de que viajen detrás en el vehículo; evitarás descuidos por parte del conductor y facilitarás que se concentre al 100% en la conducción.

Sentarse al lado de quien conduce implica ser corresponsable para evitar problemas en la conducción. El copiloto tiene que mantener unas conductas seguras y su comportamiento puede resultar fundamental para evitar accidentes. El hecho de que un trayecto acabe resultando un viaje sin riesgos o, por el contrario, inseguro y con contratiempos, depende en parte de cómo actúe el acompañante.

¡Pon en práctica estos 7 consejos y sé un copiloto seguro!

2019: menos muertos, pero una reducción insuficiente

C-37, Muntanya, Accident, Mossos

En 2019, 171 personas han muerto en 157 accidentes mortales en las carreteras de Cataluña. Las víctimas mortales han bajado un 11,4% respecto del 2018 y un 30,5% respecto del 2010. Son menos muertes, pero se trata de una reducción insuficiente con respecto a los objetivos fijados por la Unión Europea para el 2020, que piden disminuir a la mitad las víctimas mortales registradas en el 2010.

El director del Servicio Catalán de Tráfico, Juli Gendrau, concreta que en los últimos años se ha producido “un cierto estancamiento” en la reducción de la siniestralidad vial mortal, y en este contexto se ha constatado que la mayoría de los siniestros tienen relación con el factor humano y están asociados a variables como la velocidad excesiva, las distracciones o el consumo de alcohol y drogas. En este sentido, destaca que “creemos que el salto importante para la reducción de la accidentalidad tendrán que ser las ayudas tecnológicas en la seguridad que se están incorporando a los vehículos”.

Más muertos en la movilidad de ocio y más víctimas vulnerables y de mayor edad

De las 171 víctimas mortales que ha habido en Cataluña en zona interurbana en el 2019, más de la mitad, 96, un 56,1%, se han accidentado en fin de semana o en día festivo, es decir, en lo que se considera movilidad de ocio. El fin de semana más negro del año, el que registró más muertes por accidente de tráfico, fue el del 22 al 24 de marzo, con 7 personas fallecidas en las carreteras catalanas.

Si nos fijamos en los colectivos más vulnerables, en el 2019 han muerto 47 motoristas en la carretera, lo que supone un aumento de un 9,3% en el número de motoristas muertos respecto del año anterior. Además, 9 ciclistas han perdido la vida y 10 peatones han muerto atropellados. Así, en conjunto, de las 171 personas muertas en el 2019, un 38,6% son víctimas de colectivos vulnerables.

En la radiografía de la siniestralidad del 2019 también conviene destacar que con respecto a la edad de las víctimas mortales ha habido un aumento del 43% en el número de muertos dentro de la franja de 65 a 74 años respecto del 2018. También vale la pena resaltar la reducción de un 46,5% de los muertos en la franja de edad de 35 a 44 años.

Barcelona, AP-7 y A-2 y octubre, los datos más negros

Por otra parte, Barcelona, con 76 fallecidos en las carreteras, es la demarcación con más muertes, aunque ha registrado dos víctimas menos que el año anterior. En las carreteras de Girona es donde ha habido una mayor reducción de víctimas mortales, con 27 muertos respecto a los 35 de 2018. En Tarragona, con 40 muertos, y en Lérida, con 28, ha habido 6 víctimas menos que en el año anterior.

Poniendo la lupa en el territorio, de la lista de vías donde ha habido cuatro o más víctimas mortales, vemos que la AP-7 y la A-2 son las vías que más muertes registran este año, con 15, seguidas de la N-II, con 11. La C-12 ha registrado 10 muertos este 2019.

Con respecto a los meses del año, octubre fue el que registró a un número más elevado de víctimas mortales, con un total de 21, seguido de agosto, con 20, y  marzo y julio, con 18. El último mes del año ha sido el menos mortífero en la carretera, con 7 víctimas mortales.

Come bien para conducir bien

Zarzuela, ‘suquet’ de pescado, ‘escudella i carn d’olla’, asado de pato o pollo, canelones, cochinillo al horno, turrón, tronco de Navidad, roscón de Reyes… Estas son las comidas típicas catalanas para las Navidades. Unas buenas comilonas en familia y amigos. Todo ello bien regado con un buen vino y alguna bebida espirituosa. Lo que no sabemos es que hay tantas cosas, tantos factores que pueden entorpecer nuestra conducción… Algunas son evidentes y todo el mundo las tiene claras: alcohol, drogas, medicamentos, etc. Otras, en cambio, no parecen tan obvias y tienen una influencia directa a la hora de manejar vehículos de motor. Determinados alimentos o bebidas pueden provocar malas digestiones y acidez, somnolencia, cansancio, disminución de los reflejos, sobreestimulación… Hay que ser muy conscientes.

Cuando hacemos un viaje largo seguro que lo pensamos, porque calculamos las paradas, dónde comer, dónde descansar… En este caso, si hay que pasar muchas horas conduciendo, es importante comer ligero, en poquitas cantidades, más a menudo, y, sobre todo, hidratarse mucho. Para el resto de viajes habituales o diarios los consejos son prácticamente los mismos, con el añadido de los beneficios implícitos de mantener una buena alimentación y una vida sana.

Tan importante es lo que comemos como la cantidad, es decir, comer menos puede provocar una disminución de la atención durante la conducción, y, por tanto, la seguridad vial disminuye y aumenta la posibilidad de sufrir un incidente o accidente. En cambio, un atracón seguro que provocará problemas durante la digestión y aumentará el sueño, la falta de concentración y el cansancio.

Sí o No: alimentos al volante

Una alimentación variada es lo más aconsejable para todo, y también a la hora de conducir. La comida debe aportar suficientes hidratos de carbono, proteínas y minerales. Es importante que esté exenta de grasas, como también es necesario comer la cantidad justa.

Y recuerda…

NO se puede comer mientras se conduce. El artículo 18 del Reglamento General de Circulación recuerda que “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garantice su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

Apuntando a la velocidad

Los Mossos d’Esquadra utilizan unos radares móviles denominados pistola para hacer controles selectivos a camiones, furgonetas y autocares

C-17 en La Garriga. 10 de la mañana. Un cabo radarista de los Mossos d’Esquadra apunta y dispara con un cinemómetro láser pistola a camiones. El límite de velocidad genérico de la vía es de 90 km/h, pero los vehículos pesados no pueden superar los 80 km/h por normativa. 329 camiones controlados. 289 circulaban a más velocidad de la permitida. 22 camioneros sancionados.

Foto principal

En campañas de velocidad o de transporte, la Policía de la Generalidad saca a la carretera los radares pistola (técnicamente, DigiCam-pro) para controlar los excesos de velocidad de determinados tipos de vehículos que tienen que circular por ley a límites inferiores, principalmente furgonetas, autocares y camiones. Como explica el subinspector de la División de Tráfico, Carles Gómez: “Los radares pistola nos permiten hacer controles selectivos de vehículos y además los podemos ubicar en puntos que los otros radares no permiten, como son las curvas”.

Los Mossos d’Esquadra disponen de nueve radares pistola repartidos por todas las regiones policiales. Las vías con más afluencia de transportistas y conductores profesionales son las más controladas por estos tipos de cinemómetros selectivos. Así pues, se suelen ubicar con los trípodes en la C-17 y C-59 en Barcelona, en la A-7 en Tarragona, en la C-12 en Les Terres de l’Ebre y en la A-2 a su paso por Lleida y Barcelona.

Además del puesto de control del radar pistola, en la misma carretera, más adelante, se ubican varias patrullas dinámicas de motoristas de los Mossos que interceptan los vehículos detectados corriendo más de la cuenta y los redirigen hacia un sitio seguro (un polígono industrial, en este caso) donde les hacen la notificación. “Cuando has detectado anomalías más allá de la velocidad, realizas una inspección del tacógrafo a través de una llave de descarga”, señala el cabo Francesc Xavier Fonollar. Un exceso de velocidad puede ser la puerta de entrada a otras irregularidades de los conductores profesionales, como la falta de horas de descanso semanal o la manipulación del sistema.

Foto 1_camions#Datos: en el 38,2% de accidentes mortales de tráfico registrados este año en las carreteras catalanas ha habido implicados camiones o furgonetas, es decir, en 57 de los 149 siniestros con muertos de este 2019 (hasta el 27 noviembre) se han visto involucrados estos tipos de vehículos.

#Sabíasque los Mossos d’Esquadra tambFoto 2_radar barreraién utilizan un tipo de radares móviles que se llaman barrera y que son indetectables? Este tipo de cinemómetro está compuesto de dos láseres y se ubica enfocando a la carretera haciendo una ‘barrera’. El radar detecta los excesos de velocidad en todos los carriles cuando los vehículos cruzan los dos rayos que proyecta el radar.

Foto 3_detector de radars#Ojo con el uso de detectores de radares. Los Mossos d’Esquadra tienen en su flota detectores de detectores. Conducir haciendo uso de mecanismos de detección de radares es una infracción grave que supone una sanción de 200 euros y la detracción de 3 puntos. Y conducir un vehículo que tenga instalados inhibidores es una infracción muy grave que supone 6.000 euros de multa y la retirada de 6 puntos del carné.

Cuando circules, ¡hazlo por la derecha!

A menudo, el carril de la derecha es el gran olvidado a la hora de desplazarnos. A pesar de que tenemos que optar por él cuando circulamos, solemos decantarnos más por el carril central o por el de la izquierda ya que tenemos la percepción de que están más libres de obstáculos. Ahora bien, su ubicación entre el arcén y el carril contiguo constituye la manera más segura de moverse por la calzada y entorpecer menos la circulación.

Moto, B-10

¿Qué dice la normativa?

  • Como norma general, los vehículos tienen que circular por la derecha. En las vías de doble sentido de la circulación, hay que acercarse tanto como sea posible al lado derecho de la calzada para mantener la separación lateral suficiente que permita cruzar con seguridad a otro vehículo. Incumplir esta norma se considera una infracción grave que comporta 200 euros pero sin pérdida de puntos.
  • En una curva o cambio de rasante de visibilidad reducida, es necesario dejar completamente libre la mitad de la calzada que corresponda al sentido contrario. No hacerlo comporta la misma sanción que el anterior supuesto.
  • Finalmente, circular por la izquierda, en el sentido contrario al estipulado, en una vía de doble sentido de la circulación es una infracción muy grave que comporta 500 euros de multa y la detracción de 6 puntos del permiso de conducir.

 

¿Y en el caso de los adelantamientos?

En el caso de los adelantamientos, la cosa cambia. Como norma general, está totalmente prohibido adelantar a otro vehículo por la derecha. En este caso, se tiene que hacer por la izquierda, señalizándolo siempre y tomando todas las precauciones oportunas. El hecho de adelantar a otro vehículo por la derecha cuando el adelantamiento se tendría que haber hecho por la izquierda comporta una sanción de 200 euros.

Solo existen algunas excepciones:

  • Cuando el vehículo que se pretende adelantar indica claramente el propósito de cambiar de dirección a la izquierda.
  • Cuando el vehículo que se pretende adelantar indica claramente el propósito de pararse al lado izquierdo.
  • En vías con circulación en ambos sentidos, a los tranvías que marchan por la zona central.
  • En poblados, en calzadas con al menos dos carriles reservados a la circulación en el mismo sentido de la marcha, siempre y cuando el conductor que quiere avanzar por la derecha lo pueda hacer sin peligro para el resto de usuarios.

En definitiva, de manera habitual, cuando circules, ¡hazlo por la derecha! Y si tienes que adelantar, ¡por la izquierda! ¡Opta por una movilidad más segura!

Diez pautas para circular correctamente por las rotondas

Con frecuencia, el flujo de vehículos más o menos ordenado de una carretera o calle se convierte en un caos descontrolado cuando esta vía desemboca en una rotonda. ¿Quién tiene la preferencia? ¿Por qué carril tengo que circular? ¿Qué pasa cuando un grupo de ciclistas cruza la rotonda? Las rotondas a menudo son un lugar de conflicto y el escenario de numerosas colisiones.

Infografia rotonda DEFINITIVA

Como norma general, cuando circulamos por una rotonda en zona interurbana, hay que hacerlo por el carril derecho y, en rotondas urbanas, por el carril que mejor convenga al destino que se sigue. No obstante, en una rotonda pueden confluir numerosas circunstancias y diferentes tipos de vehículos en el mismo espacio/tiempo. Si quieres saber qué se debe hacer –y qué no– sigue estas diez pautas y no te equivocarás:

1. La preferencia de paso la tienen siempre los vehículos que circulan por dentro de la rotonda, por encima de los vehículos que se  quieren incorporar (siempre y cuando no  haya una señalización específica que indique lo contrario).

2. Una vez dentro de la rotonda, tiene preferencia el vehículo que circula por el carril exterior.

3. Se debe moderar la velocidad y ser cuidadoso a la hora de entrar y salir de una rotonda.

4. Hay que señalizar las maniobras de cambio de carril y de salida; es decir, utilizar el intermitente.

5. Para acceder a la salida que convenga, hay que situarse previamente en el  carril exterior.

6. Si el vehículo no se ha podido situar en el carril exterior para acceder a la salida, es necesario que haga una nueva vuelta a la rotonda y que lo vuelva a intentar.

7. No se puede circular en línea recta, sin tener en cuenta los carriles de la rotonda y cortando la trayectoria a otros vehículos.

8. No se puede salir de la rotonda desde un carril interior.

9. Los ciclistas que circulen en grupo tienen que ser tratados como un único vehículo. Es decir, los vehículos que se quieran incorporar tendrán que esperar que pase hasta el último ciclista del grupo para poderse incorporar al tráfico de la rotonda.

10. Los vehículos que por sus dimensiones ocupen más de un carril tienen que:

  • respetar la prioridad de los conductores que circulan por el carril que necesitan ocupar,
  • señalizar los cambios de carril.

El momento de incorporarse a una rotonda es uno de los más delicados: hay que actuar con sentido común y paciencia, reduciendo la velocidad al llegar al cruce y accediendo solo cuando la maniobra se pueda hacer de forma segura. Con una mínima dosis de sentido común y de respeto hacia el resto de conductores, y siguiendo estas pautas, atravesar una rotonda dejará de ser fuente habitual de conflictos.

En caso de accidente, sigue el PAS

¿Sabes qué tienes que hacer si alguna vez te encuentras con un accidente de tráfico?

Presenciar un choque en la carretera puede suponer un mal trago, pero saber qué protocolo seguir, en qué orden se tiene que actuar y también qué no se tiene que hacer, es vital para ofrecer una ayuda útil a las personas que han sufrido un accidente y a los equipos de emergencia que las asistirán. Así que, si alguna vez eres testigo de un siniestro vial o eres el primero en llegar al lugar de un accidente, mantén la calma y recuerda una norma fundamental, el PAS, que es el acrónimo de las tres pautas que tienes que seguir:

Protege la zona
Alerta llamando al teléfono de emergencias @112
Socorre a la persona que ha sufrido el accidente

Triangle, C-58

A continuación te detallamos el protocolo paso a paso:

  1. Protege la zona accidentada

    El paso inicial es la autoprotección, así que lo primero que tienes que hacer es aparcar tan bien como puedas tu vehículo y ponerte el chaleco reflectante antes de bajar. En cuanto a la protección del lugar del accidente, enciende las luces de emergencia o posición y señaliza la zona con los triángulos de preseñalización.

  2. Alerta a los servicios de emergencia

    A continuación, llama a los servicios de emergencia marcando directamente el 112. Hazlo desde un sitio seguro y mantén la calma. Cuanta más información facilites, mejor, tanto en relación con el lugar del accidente (carretera, punto kilométrico, sentido) como el número de heridos y toda la información que puedas aportar sobre su estado (si están conscientes, si sangran, etc.). También son relevantes las características y el número de vehículos implicados en el accidente. Como en carretera no es fácil saber dónde te encuentras exactamente, es útil tener instalada en el móvil la aplicación gratuita My112, que permite el envío automático de las coordenadas de localización de quien se pone en contacto con los servicios de emergencias.

    Después de facilitar toda la información, responde a las preguntas que te haga el operador/a, sigue los consejos que te dé y no cuelgues hasta que te lo indiquen. Una vez hayas notificado el accidente, si la situación empeora o cambia antes de que lleguen los equipos de emergencia, vuelve a llamar al 112.

  1. Socorre a las personas heridas

    En este punto, hay que tener claro qué no se debe hacer. Como norma general, no se tiene que mover a los heridos, es decir, no se deben sacar del vehículo. Si la víctima es un motorista, en ningún caso se le debe sacar el casco. Tampoco tienes que intentar trasladar a los heridos por tu cuenta ni les tienes que dar bebida, comida o medicamentos. En cambio, lo que sí puedes hacer es quedarte cerca de ellos, si es posible a su lado, tranquilizándolos. En caso necesario, y siempre que tengas conocimientos al respecto, realiza los primeros auxilios. Y una vez hayan llegado los servicios de emergencias, no te marches del lugar del accidente hasta que estos te lo indiquen.