“La gente no es consciente de que el helicóptero del SCT salva vidas”

Hablamos con Mariana García, piloto del helicóptero del SCT

 Seguramente no es casual que la persona que pilota el helicóptero del Servicio Catalán de Tráfico y que, por lo tanto, vigila nuestro comportamiento en la carretera fuera examinadora de tráfico durante 8 años. Mariana García lleva 19 años trabajando para el SCT. “Antes era funcionaria y me presenté a las oposiciones internas de piloto de helicóptero, me cogieron e hice los cursos de piloto privado de helicóptero y, posteriormente, de piloto comercial.”

Foto Article 01

“Estoy haciendo un trabajo que es importante para la sociedad, creo que nuestro trabajo salva vidas

Actualmente, Mariana es la única funcionaria piloto que queda en la Generalidad, porque todos sus compañeros se han ido jubilando. “La parte de mi trabajo que más me gusta es volar”, explica Mariana con una gran sonrisa de felicidad en la cara. “Esta parte es la que me compensa todos los trámites que tengo que hacer antes y después de volar. Es difícil de explicar, me gratifica. Además, considero que la tarea que hago para el Servicio Catalán de Tráfico es muy importante”, afirma la piloto con un tono convincente que no deja lugar a dudas. “La gente no tiene la conciencia de que el helicóptero de tráfico salva vidas. Ni que sea solo por el efecto disuasorio, de saber que hay un helicóptero que está volando, que está controlando las carreteras. La gente se lo piensa dos veces antes de cometer una infracción. Desgraciadamente se necesita un elemento disuasorio, como los radares o como el helicóptero que sobrevuela las carreteras.” La piloto se muestra convencida de que “estoy haciendo un trabajo que es importante para la sociedad, creo que nuestro trabajo salva vidas”.

“No solo visualizamos las infracciones, también mejoramos la red viaria”

Foto Article 04

Pero este efecto disuasorio no es el único argumento que esgrime Mariana para dar valor al trabajo que se hace desde el helicóptero. Añade que también “nos permite hacer estudios viarios. Desde arriba, desde el helicóptero, tienes una panorámica de toda la carretera, de toda la zona, lo cual da mucha perspectiva a la hora de hacer informes, estudios. Por ejemplo, para variar el trazado de una carretera o para variar la señalización de las vías. Todo ello ayuda a mejorar el trazado y que haya menos conflictividad a la hora de conducir y que haya menos accidentes. Por lo tanto, no solo visualizamos las infracciones, también mejoramos la red viaria”.

“El conductor que pone en peligro las vidas de las persones es un conductor nefasto, no merece el carné de conducir”

Foto Article 02

Nadie mejor que una antigua examinadora de tráfico para valorar si los catalanes somos o no somos buenos conductores: “Las infracciones que más se captan desde el helicóptero son las que no respetan las líneas continuas. Hacemos especial incidencia en las denuncias que muestran comportamientos negligentes o temerarios, como los adelantamientos imprudentes que ponen en peligro las vidas de los conductores”. Y es que Mariana lo tiene clarísimo: “Un conductor malo es el que no respeta las normas de tráfico”, y lo rubrica con contundencia afirmando que “quien pone en peligro las vidas de las personas es un conductor nefasto, no merece tener el carné de conducir”. Y punto.

“Un buen piloto no es el más habilidoso del mundo, sino es el que sigue las normas”

Y la persona que pilota el helicóptero del Servicio Catalán de Tráfico, ¿se considera una buena conductora? La respuesta es afirmativa: “Soy una buena conductora porque cumplo la normativa, el código de circulación. Mi carrera profesional me ha concienciado de que un buen piloto no es el más habilidoso del mundo, sino es el que sigue las normas”. A esto se le llama predicar con el ejemplo.

Foto Article 03

“Los pilotos deben ser prudentes, seguros y sistemáticos; no pueden ser personas anárquicas”

La seguridad es un elemento fundamental para un piloto. Los controles que pasa el helicóptero son diarios y exhaustivos y nada se deja a la improvisación. Para Mariana, los pilotos de helicóptero “deben tener una serie de cualidades: deben ser prudentes y seguros, no pueden ser personas anárquicas. En nuestra profesión hay que ser muy seguro, muy sistemático. Las pruebas para ser piloto son muy rigurosas y todo esto se tiene en cuenta”. Considera que pilotar un helicóptero “es un trabajo de riesgo y esto es inevitable. Por mucha seguridad que pongas, por un muy buen mantenimiento que tenga la máquina, siempre hay un punto de incertidumbre. Aun así, damos prioridad a la seguridad para hacer que el tanto por ciento de inseguridad sea el mínimo”. Hay más elementos a tener en cuenta a la hora de decidir si es o no seguro volar. Por ejemplo, el factor meteorológico. Mariana destaca que “lo más importante es la visibilidad. Si la visibilidad es buena, incluso por la noche, no hay ningún problema”.


. Ficha técnica del helicóptero del SCT

hELICOPTER

  • Es un helicóptero biturbina que tiene un equipo de captación y grabación de imágenes por filmación.
  • Tiene dos cámaras visuales, una de ellas gran angular y una para hacer ‘zoom’, y también una cámara infrarrojos térmica para vuelos nocturnos y máxima precisión.
  • Dispone de un GPS de posicionamiento cartográfico, un ‘aerocomputer’ que proporciona los puntos quilométricos y un equipo de red de rescate.
  • El helicóptero tiene un sistema de transmisión vía satélite 3G y 4G, que permite llegar a zonas orográficamente complejas y en las que no se tenía señal. Por lo tanto, el aparato tiene una alta transmisión de imágenes en el 100 % del territorio.
  • . El helicóptero vuela a 3.000 pies (poco más de mil metros) a máxima altura.
  • . Ha vuelto a volar con regularidad desde el pasado mes de diciembre del 2018.
  • . Tiene diferentes misiones, como por ejemplo: vuelos de inspección y vigilancia; vuelos de gestión de tráfico y vuelos para detectar y denunciar infracciones (las más habituales: cinturón, móvil, adelantamientos, circulación por los arcenes).

 

¡Mascotas a bordo!

Te explicamos qué debes tener en cuenta si viajas con tu animal de compañía dentro del coche

Tanto en trayectos largos como en trayectos cortos debes tener en cuenta una serie de cuestiones si llevas a tu mascota dentro del coche con el fin de hacerlo de la manera más correcta, cómoda y, sobre todo, ¡segura! La normativa es muy específica y clara y determina que tu mascota siempre tiene que ir atada o en su trasportín con independencia de la duración del viaje.

dog-2819385_1920

Qué sistemas de retención hay para nuestros animales de compañía

Existen diferentes sistemas de sujeción para viajar con animales en el interior del vehículo, como arneses, jaulas de transporte o rejillas divisorias. La elección de uno u otro depende de la talla y el peso del animal. Arneses, trasportín y rejillas divisorias son los más habituales.

Si tu mascota es pequeña, la mejor opción es llevarla dentro de un trasportín en el suelo del vehículo. Si tienes un perro grande, en cambio, es preferible y recomendable que coloques el trasportín en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. Para más seguridad, combina este sistema con rejillas divisorias entre el maletero y los asientos de atrás.

También puedes utilizar arneses para las razas pequeñas y medianas siempre y cuando vayan bien sujetados en las plazas posteriores.

En cualquier caso no dejes nunca que el animal vaya en brazos de algún ocupante o suelto por dentro del vehículo. ¡Te explicamos por qué!

Gat i gosUna mascota suelta en el coche es peligrosa porque…

. Puede distraerte.
. Puede estorbar tu conducción porque el animal puede subirte encima o interferir en los pedales o cambio de marchas.
. Supone un gran peligro para los ocupantes del vehículo en caso de frenazo brusco o impacto. Por ejemplo, un perro de tamaño normal multiplica su peso en un 35% en caso de accidente a solo 50 km/hora.
. Es un riesgo para el resto de usuarios de la vía, ya que puede provocar accidentes por distracción.

¡Nunca tienes que permitir, por muy gracioso que parezca, que tu mascota saque la cabeza por la ventana! Además, tienes que saber que transportar un animal de manera que pueda interferir en la conducción és una infracción del artículo 18 del Reglamento General de Circulación calificada como leve que supone 80€ de multa.

Y por último, consulta a tu veterinario antes de hacer un viaje largo para evitar mareos, no dejes nunca a tu mascota sola dentro del vehículo con altas temperaturas y, sobre todo, cuando abras la puerta del coche evita que el perro salga corriendo y provoque una situación de riesgo para el resto de usuarios de la vía.

El cinturón te puede salvar la vida

¿Te lanzarías en paracaídas sin abrochártelo? ¿Querrías subir a una montaña rusa sin sujetarte bien? ¿Escalarías una pared vertical sin cuerdas ni arnés? Las respuestas a estas cuestiones son evidentes, pero si nos situamos a bordo de un vehículo, parece que el sentido común desaparece. Cuando menos, en algunos casos. La percepción del riesgo disminuye si se circula en coche y no debería ser así, puesto que hablamos de una máquina, sofisticada y estética, sí, pero que pesa más de una tonelada y se desplaza a muchos metros por segundo. De hecho, para hacernos una idea de los daños que puede producir, un choque a 140 km/h equivaldría al impacto de una caída desde lo alto de un edificio de 20 plantas (unos 77 metros).

463020-PFO39Y-210

A pesar de que el uso del cinturón de seguridad se ha generalizado en los últimos años, todavía hoy en día se producen graves lesiones o la muerte en accidentes de tráfico por no llevar abrochado el cinturón. Este año, han muerto 7 personas por no abrocharse el cinturón y 8 más han resultado heridas de gravedad. Estos son datos todavía provisionales, pero ya nos indican que un 13% del total de víctimas mortales de lo que llevamos de 2019 no llevaban el cinturón abrochado, una cifra que no se puede considerar residual. Sin ir más lejos, en 2018 perdieron la vida en el asfalto 20 personas por no llevar el cinturón y 41 más quedaron gravemente heridas.

Más concienciación

Cinturó autocarTodavía queda trabajo por hacer cuando el uso del cinturón no es habitual aún en los pasajeros posteriores o en los usuarios de los autocares, por ejemplo. Desde el Servicio Catalán de Tráfico, se han realizado varias campañas de concienciación, como la campaña “Pasajeros seguros, también en el autocar“, y se llevan a cabo controles policiales preventivos a lo largo del año para afianzar el uso del cinturón entre todos los ocupantes del vehículo. Precisamente, esta semana, hasta el domingo 9 de junio, se está realizando una campaña de controles intensivos para velar por la seguridad de  transportes escolares y de menores, y de viajeros.

Además, los vehículos mirilla  de los Mossos d’Esquadra, que vigilan las carreteras sin ser reconocidos por los conductores, también detectan habitualmente infracciones de tráfico como circular sin llevar abrochado el cinturón.

No obstante, también es necesario que los usuarios tomen conciencia de la importancia de llevar el cinturón abrochado. No en vano, no llevar el cinturón es, junto con la velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol y otras drogas, una de las principales causas de lesiones derivadas de los accidentes de tráfico, especialmente lesiones internas en la zona del tórax y de la cabeza. Además, no utilizar este sistema de seguridad pasiva implica una sanción económica de 200 € y la pérdida de 3 puntos del carné de conducir.

La concienciación, de todas formas, tiene que empezar por un mismo. El clac del cinturón te puede salvar de la muerte o de sufrir una grave lesión para toda la vida. Si eres el conductor y hay más ocupantes en el vehículo, no pongas en marcha el motor hasta que todo el mundo se abroche el cinturón. Gestos como estos salvan vidas. Si todos ponemos de nuestra parte, es posible reducir a cero las víctimas por no llevar abrochado el cinturón de seguridad.

Puesta a punto de la web del SIAVT

Los usuarios del SIAVT (Servicio de Información y Atención a las Víctimas de accidentes de Tráfico) puntúan con un notable alto el grado de satisfacción con la asistencia que han recibido. A pesar de la valoración positiva por parte de las personas atendidas, el conocimiento y la implantación entre la ciudadanía de las prestaciones que el Servicio ofrece puede mejorar su nota. Una nueva web, con un nuevo formato que mejora la atención y la información dirigida a los potenciales usuarios, responde a este objetivo. La nueva página, que ha estrenado diseño y se integra en el web corporativo del Servicio Catalán de Tráfico (SCT), facilita la navegación e incluye contenidos más detallados y renovados de los recursos disponibles para orientar a los familiares y a las víctimas directas de un accidente de tráfico.

¿Qué secuelas puedo tener después de haber sufrido un siniestro de tráfico grave? ¿A qué ayudas económicas puedo acceder? O, ¿de qué manera puedo reducir la ansiedad después de haber perdido a un ser querido de manera repentina en un accidente vial? Estas son algunas de las muchas dudas que pueden surgir a víctimas y familiares los días posteriores a un accidente de tráfico, unos momentos dolorosos en los que se tiene que hacer frente a cambios bruscos y que requieren ayuda especializada

SIAVT_grafic_def

El SIAVT, que se puso en marcha en mayo del 2012, fue un servicio pionero en el estado español en la atención a las víctimas de tráfico desde un punto de vista integral. Toda la información que ofrece este Servicio se aglutina en la nueva web, que se estructura en seis bloques básicos que explican qué es el SIAVT y cuáles son los recursos relacionados con los ámbitos jurídico, sanitario, psicológico y social (ayudas y prestaciones) con los que pueden contar los afectados por un siniestro vial. También incluye un apartado de recursos, preguntas frecuentes, enlaces destacados y como novedad ofrece la opción de hacer –a través de la web– la solicitud de cita previa con un profesional del servicio

Cómo impartir seguridad vial a los adolescentes y no desfallecer en el intento

Foto classe institut

Nacieron en 2004, parece que hace 4 días, pero han recibido mucha más cultura vial que sus padres, por no hablar de sus abuelos. Tienen solo 14 o 15 años pero de pequeños ya iban en sillita en el coche, nunca han visto a un motorista sin casco y tienen más claro que muchos adultos que no se puede beber si se tiene que coger el coche. Aún no tienen el permiso de conducir pero ya tienen ideas firmes sobre algunos aspectos básicos de la seguridad vial. Esto es fruto, entre otras cosas, de un cambio cultural que se viene gestando desde hace más de 20 años, en el que ciertos comportamientos y actitudes en la movilidad ya están incorporados de manera natural en el ADN de estos adolescentes, nuestros futuros conductores y conductoras.

Juegos de rol y dinámicas de grupo para evitar accidentes

Tenía especial interés en acudir a una de las charlas de concienciación que mossos d’Esquadra responsables de la educación para la movilidad segura realizan de manera habitual en escuelas e institutos de Cataluña.

En mi época no existían este tipo de actividades. Como mucho, te explicaban el significado de las señales de tráfico y poco más. A la generación de los padres de los actuales adolescentes no nos habían hablado nunca de comportamientos de riesgo, del peligro de conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, de la importancia de llevar casco en la moto y en la bici y de ser conscientes de tomar decisiones seguras. Para mejorar la seguridad vial es necesario un cambio y, sin educación, ese cambio no es posible.

Los jóvenes y su siniestralidad: En el 2010, 40 jóvenes de entre 16 y 25 años fallecieron en accidentes de tráfico en las carreteras catalanas. Actualmente hemos conseguido reducir esta cifra en un 50%. Ningún otro grupo de edad registra un descenso tan significativo

El aprendizaje de la movilidad segura es el proceso imprescindible para conseguirlo y se debe hacer desde la infancia con el fin de adquirir hábitos y valores que nos están ayudando a construir una conciencia colectiva sólida en seguridad vial.

Hoy vamos al IES de Torrefarrera, donde Jesús Caldera, mosso coordinador de la educación para la movilidad segura en Lleida, acompañado de su compañero Albert Barrot, tienen previsto dar una charla a los estudiantes de 3º de la ESO. No es la primera vez que vienen a este instituto. De hecho, se imparten sesiones desde primero de la ESO hasta bachillerato. A muchos alumnos ya los conocen e “incluso a algunos les venimos dando formación desde la primaria”.

Los esperamos en la clase. Llegan del patio alborotados, algunos ponen cara de sorpresa al ver a los mossos, otros sonríen, hacen comentarios sottovoce. Jesús tiene experiencia y domina a la perfección las técnicas de dinámica de grupo. Les hace mover las sillas y sentarse en círculo para que así todos puedan verse las caras. Aunque son compañeros de clase tienen vergüenza y no hablan. Silencio sepulcral de golpe. Por eso empieza con un ejercicio en el que les hace decir, uno por uno, si creen que el compañero que está sentado a su lado se deja influenciar por el grupo. Reacciones de sorpresa, de cierto malestar, respuestas del tipo “¿pero qué dices?” o “¡no es verdad!” cuando alguno dice que el de al lado tiene un comportamiento de “borrego”… Pero se ha roto el hielo y ahora todos están más relajados y participativos.

Los agentes educadores tratan y debaten la valoración de la seguridad, la vulnerabilidad y el riesgo, la influencia del grupo, la gestión de los límites y capacidades y el peso de las emociones en nuestras acciones. A menudo, los adolescentes actúan de manera gregaria para no sentirse excluidos del grupo porque en la adolescencia lo peor que te puede pasar es que te digan que “eres un pringado”. Los amigos son lo más importante. El resto no existe, no interesa.

La sesión es ágil, fresca, directa y divertida. Jesús se dirige a los jóvenes en su lenguaje, busca el feedback, plantea juegos de rol y dinámicas con una intención clara. “Queremos que reflexionen, que piensen. No venimos a darles lecciones magistrales sino que buscamos que se den cuenta de que está en sus manos tomar decisiones correctas que no pongan en riesgo su seguridad.” Depende de ellos hacer las cosas diferentes a como las hacen o las han hecho sus padres, que no tuvieron acceso a la información y a la formación como ellos. “Sois el futuro”, les dice. Ellos se miran y se ríen. Los adolescentes siempre ríen, todo les parece divertido.

El impacto de la formación: A lo largo del 2018, los mossos educadores realizaron 494 sesiones en 89 institutos de secundaria de Cataluña, en los que participaron 12.576 alumnos de 12 a 18 años

En estas sesiones, los jóvenes aprenden a valorar la manera de afrontar una situación compleja de tráfico y la capacidad para actuar y ser consciente de la influencia que se ejerce sobre alguien y la que ejercen los otros para decidir la conducta más segura en todo momento.

“La importancia de la prevención es querer cambiar. ¿Queréis cambiar?” Todos asienten con la cabeza. Por último, la pregunta del millón: “¿Por qué las policías hacemos controles?”. La respuesta es contundente, sin vacilaciones: “Para evitar que haya un accidente, para evitar que alguien muera en la carretera”.

La sesión llega al final. El tiempo ha pasado volando. Están contentos y seguro que cuando lleguen a casa se lo explicarán a sus padres. Es la lluvia fina, casi imperceptible, que cala y que es eficaz a largo plazo. Esta es la cuestión que marcará el cambio en la seguridad vial en nuestro país. Nuevas generaciones más concienciadas e implicadas en una seguridad vial global y sin fisuras.

 

 

 

 

 

 

Europa, estancada

Una cifra que estremece: 25.100 personas murieron por accidente de tráfico el año pasado en el conjunto de la Unión Europea. Dicho de otro modo que también asusta: 70 muertos al día, 500 cada semana por la movilidad.

Solo son 200 muertos menos, un 1%, que en 2017. Un estancamiento que ya hace un lustro que se alarga y que hace peligrar los objetivos fijados por las instituciones comunitarias, como la reducción del 50% para el 2020 o el de cero muertos para el 2050. Ante esto, se ha acelerado la entrada en vigor de un paquete de medidas tecnológicas que irán de serie en los vehículos, como explicamos en este post.

Sinistralitat_Europa_2018

Según los datos facilitados por la Comisión Europea, la ratio de muertes en el viejo continente se sitúa en 49 por millón de habitantes. En las calles y carreteras de Cataluña el año pasado murieron 260 personas, lo que supone 34,5 víctimas por millón de habitantes. Estos datos la sitúan dentro de los cinco primeros países de la Unión Europea con mejores resultados tras el Reino Unido (28), Dinamarca (30), Irlanda (31) y Suecia (32).

El análisis de los datos también concluye que por cada víctima mortal en carretera hay cinco que sufren lesiones graves, y se estima que el año pasado hubo 135.000 personas heridas de gravedad en toda la Unión Europea. Más al detalle, también se especifica que los colectivos más vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas) suponen el 43% de los muertos.

Los efectos y beneficios de las medidas adoptadas aún tardarán en llegar y mientras tanto los países deben tomar medidas valientes para hacer frente a los excesos de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol y las distracciones, y reducir así el número de personas que pierden la vida cada año en accidentes de tráfico. Estamos trabajando en ello.

Baterías de litio y el vehículo eléctrico: una relación provechosa

Actualmente, el mercado de la automoción ofrece una amplia oferta de vehículos eléctricos. Los modelos híbridos –que utilizan el motor eléctrico como apoyo al motor de combustión– fueron los primeros en aparecer y han ayudado a reducir el consumo de gasolina, así como las emisiones contaminantes. Los vehículos híbridos forman parte de nuestro mobiliario urbano, pero su autonomía, limitada por la batería, impide que estos recorran grandes distancias si no es con la ayuda del motor de combustión.

El uso de las baterías de litio –baterías recargables basadas en la química del litio– en el campo de la automoción es una revolución. Modelos actuales basados exclusivamente en motores eléctricos y alimentados por baterías de litio tienen autonomías superiores a los 500 km pero su precio es, hoy por hoy, elevado. La electroquímica o el funcionamiento de estas baterías es similar a las baterías que encontramos en dispositivos portátiles, como los teléfonos móviles. No obstante, la investigación científica en nuevos nanomateriales, así como mejoras en el diseño de componentes y celdas, ha hecho aumentar la capacidad de almacenaje y la fiabilidad de las baterías, abriendo nuevas oportunidades al sector del vehículo eléctrico.

El futuro del vehículo eléctrico es, pues, electrizante. Está claro que las baterías de iones de litio necesitan mejoras sustanciales con respecto a su densidad de energía (actualmente de 250 Whkg-1) para alcanzar autonomías superiores. Pero de igual importancia será el precio a pagar por el consumidor por esta tecnología y la disponibilidad de una red de electrolineras, como se empieza ya a ver en los EE.UU. o Suiza.

Conjuntamente con centros de investigación europeos, el Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC) está trabajando en nuevos sistemas electroquímicos basados en el ion de litio pero sustituyendo el cobalto, que forma parte de uno de los componentes de la batería, por azufre (www.helis-project.eu). El objetivo del proyecto es doblar la densidad de energía de la próxima generación de baterías para la automoción en 500 Whkg1 y reducir, a la vez, su coste. Se esperan pues, mejoras sustanciales en la capacidad de almacenaje electroquímico de las baterías de litio en los próximos años y una fuerte lucha con otras tecnologías para implementarse en el sector del vehículo eléctrico.

Dr. Jordi Jacas Biendicho, investigador del grupo de Almacenaje y Sistemas Autónomos de Energía del Departamento de Materiales Avanzados para la Energía del Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC)

En los desplazamientos laborales, ningún riesgo

En Cataluña, cada año hay más de 30.000 víctimas por siniestro viario, un 40% de las cuales son víctimas de tráfico en el entorno laboral. En concreto, en el 2017, 14.446 de las 36.167 personas muertas o heridas por accidente de tráfico en las carreteras catalanas fueron víctimas en desplazamientos de trabajo. La mayoría, en concreto 11.135, se accidentaron en el trayecto para ir o volver del trabajo (in itinere), pero también hubo 3.311 personas que tuvieron el accidente durante la jornada laboral (en jornada).

Los accidentes de tráfico que ocurren durante la jornada laboral son responsabilidad de la empresa y, en consecuencia, existe la obligación empresarial y la necesidad de intervenir e integrarla en el plan de prevención de riesgos laborales. Pero, si bien la empresa es un agente importante en la seguridad vial laboral, su capacidad de intervención es limitada, sobre todo en cuanto a los accidentes in itinere,  que, de hecho, son los más numerosos. Así pues, la seguridad vial es cosa de todos, también en el ámbito laboral.

Hay que tener en cuenta que las víctimas de tráfico supusieron un 13% del total de víctimas de accidente laboral (109.835). Con todo, si nos fijamos en la gravedad, el porcentaje se eleva: casi la mitad de los accidentes mortales en el trabajo son por siniestro viario.

En este contexto, la mejora de la seguridad vial en el entorno laboral es una de las metas del Servicio Catalán de Tráfico para reducir el número total de accidentes de tráfico en Cataluña. Así, el actual Plan de seguridad vial contempla varias medidas en materia de prevención de riesgos laborales agrupadas en tres niveles: investigación y búsqueda, formación en seguridad vial laboral y diseño de recursos y material de apoyo. Entre otras acciones, se han impulsado cursos de autoaprendizaje virtual sobre los accidentes de tráfico in itinere  para todos los trabajadores de la Administración, cursos presenciales de seguridad vial en jornada para colectivos de conductores en diferentes organismos, un curso de seguridad vial laboral online para trabajadores y empresas, y se han editado dos guías: La seguridad en los desplazamientos para ir y volver del trabajo y La seguridad en los desplazamientos con vehículos durante la jornada de trabajo.
Como la seguridad vial en el entorno laboral es una materia que tiene implicaciones tanto en el área de la seguridad vial como en el ámbito de la prevención de riesgos laborales, se trabaja en base a políticas de cooperación y participación con todos los agentes implicados de ambas áreas. El objetivo último es mejorar la movilidad y reducir la siniestralidad, puesto que 4 de cada 10 víctimas de tráfico tienen el accidente en desplazamientos de trabajo.

En los desplazamientos laborales, tanto para ir o volver del trabajo como durante la jornada laboral, ¡ningún riesgo!

Horizonte 2030: nuevo compromiso de la UE para reducir las víctimas de tráfico

Con la finalidad de avanzar en la reducción del número de víctimas mortales en las carreteras europeas, la Comisión Europea (CE) ha presentado una propuesta de líneas maestras de actuación para la década 2020-2030; un programa de medidas transversal y que debe estar alineado con los planes estratégicos de seguridad vial nacionales. La hoja de ruta presentada por la CE se enmarca en el enfoque de la Visión Cero y recoge el objetivo ambicioso de reducir las víctimas mortales y los heridos graves por accidente de tráfico un 50% en el 2030 respecto del 2020. Además, las nuevas actuaciones previstas inciden en la corresponsabilidad de los distintos agentes implicados con el fin de avanzar hacia una nueva movilidad segura, sostenible y conectada.

Nuevos retos y nuevo contexto de movilidad

La planificación estratégica de la CE orientada al horizonte 2030 integra a los principales sectores y grupos de interés vinculados a la movilidad: desde los propios conductores y usuarios del espacio público, pasando por los responsables políticos y legisladores de la seguridad vial hasta llegar al sector automovilístico, en cuanto a la innovación de sistemas de seguridad y la tecnología de los vehículos conectados y automatizados, entre otros. Este compromiso renovado se ha adaptado por tanto a los nuevos avances tecnológicos, así como a las nuevas tendencias de movilidad urbana y también sociales, como por ejemplo la coexistencia de vehículos no motorizados y sostenibles con los de motor, el mayor uso de la bicicleta o el incremento de los peatones debido al envejecimiento de la población. Por otra parte, hay que destacar el papel clave del diseño y el mantenimiento óptimo de las infraestructuras para reducir la probabilidad de sufrir un siniestro viario o de minimizar las consecuencias en el caso de producirse.

Infografia_Castellà C

La seguridad vial ha mejorado de manera considerable en las últimas décadas en los países de la Unión Europa (UE) aunque las cifras de reducción de la siniestralidad mortal se han estancado en los últimos años. Entre 2001 y 2010, las víctimas mortales en vías interurbanas de la Unión Europea se redujeron en un 43%, y en un 19% en el periodo comprendido entre 2010 y 2016.

2022: tecnología de automoción para salvar vidas


_MG_4457Se habla mucho de que el futuro de la movilidad es el vehículo autónomo, pero mientras no llega, Europa apuesta por que la tecnología de los vehículos ayude a los conductores a circular mejor y de forma más segura. El objetivo de todo ello es salir del estancamiento en la reducción de los accidentes de tráfico que sufren la mayoría de países del viejo continente.

En este sentido, el Parlamento Europeo aprobó ayer una normativa que hará obligatorio que los vehículos nuevos vendidos a partir del 2022 lleven incorporados de serie unos sistemas tecnológicos que, entre otras cosas, permitirán la frenada automática de emergencia del coche en caso de que detecte a peatones o ciclistas, para evitar atropellos. El resto de vehículos tendrán dos años más para adaptarse a la normativa, así que en el 2024 todo el parque móvil que circule deberá estar dotado de estas medidas tecnológicas.

Por otra parte, la flamante directiva europea también establece que los vehículos nuevos tendrán que ir equipados con un asistente inteligente de velocidad (ISA) que avisará al conductor cuando supere el límite de velocidad, y el motor rebajará la potencia para que le cueste circular a más velocidad de la permitida. También se instalarán alertas de abandono de carril para evitar sobre todo choques frontales, y sistemas que ampliarán el campo de visión de los camiones para que los transportistas vean desde los cuatro ángulos. Además, será obligatorio que el vehículo lleve un tipo de caja negra registradora que revolucionará el campo de la investigación de los accidentes.

Esta propuesta de legislación también se pone manos a la obra para apartar de la circulación a los reincidentes por alcoholemia. En este sentido, apuesta por la instalación del sistema alcoholock en los vehículos de los conductores que hayan cometido esta infracción de forma repetida. El alcoholock bloquea el coche y no permite ponerlo en marcha si detecta que has consumido alcohol.

Los expertos dicen que este paquete de medidas tecnológicas de automoción supondrá la revolución que necesita la seguridad vial para seguir avanzando en la disminución de las víctimas. Se habla de que podrían ayudar a evitar unas 25.000 muertes en Europa en los 15 años siguientes a su entrada en vigor.