Apuntando a la velocidad

Los Mossos d’Esquadra utilizan unos radares móviles denominados pistola para hacer controles selectivos a camiones, furgonetas y autocares

C-17 en La Garriga. 10 de la mañana. Un cabo radarista de los Mossos d’Esquadra apunta y dispara con un cinemómetro láser pistola a camiones. El límite de velocidad genérico de la vía es de 90 km/h, pero los vehículos pesados no pueden superar los 80 km/h por normativa. 329 camiones controlados. 289 circulaban a más velocidad de la permitida. 22 camioneros sancionados.

Foto principal

En campañas de velocidad o de transporte, la Policía de la Generalidad saca a la carretera los radares pistola (técnicamente, DigiCam-pro) para controlar los excesos de velocidad de determinados tipos de vehículos que tienen que circular por ley a límites inferiores, principalmente furgonetas, autocares y camiones. Como explica el subinspector de la División de Tráfico, Carles Gómez: “Los radares pistola nos permiten hacer controles selectivos de vehículos y además los podemos ubicar en puntos que los otros radares no permiten, como son las curvas”.

Los Mossos d’Esquadra disponen de nueve radares pistola repartidos por todas las regiones policiales. Las vías con más afluencia de transportistas y conductores profesionales son las más controladas por estos tipos de cinemómetros selectivos. Así pues, se suelen ubicar con los trípodes en la C-17 y C-59 en Barcelona, en la A-7 en Tarragona, en la C-12 en Les Terres de l’Ebre y en la A-2 a su paso por Lleida y Barcelona.

Además del puesto de control del radar pistola, en la misma carretera, más adelante, se ubican varias patrullas dinámicas de motoristas de los Mossos que interceptan los vehículos detectados corriendo más de la cuenta y los redirigen hacia un sitio seguro (un polígono industrial, en este caso) donde les hacen la notificación. “Cuando has detectado anomalías más allá de la velocidad, realizas una inspección del tacógrafo a través de una llave de descarga”, señala el cabo Francesc Xavier Fonollar. Un exceso de velocidad puede ser la puerta de entrada a otras irregularidades de los conductores profesionales, como la falta de horas de descanso semanal o la manipulación del sistema.

Foto 1_camions#Datos: en el 38,2% de accidentes mortales de tráfico registrados este año en las carreteras catalanas ha habido implicados camiones o furgonetas, es decir, en 57 de los 149 siniestros con muertos de este 2019 (hasta el 27 noviembre) se han visto involucrados estos tipos de vehículos.

#Sabíasque los Mossos d’Esquadra tambFoto 2_radar barreraién utilizan un tipo de radares móviles que se llaman barrera y que son indetectables? Este tipo de cinemómetro está compuesto de dos láseres y se ubica enfocando a la carretera haciendo una ‘barrera’. El radar detecta los excesos de velocidad en todos los carriles cuando los vehículos cruzan los dos rayos que proyecta el radar.

Foto 3_detector de radars#Ojo con el uso de detectores de radares. Los Mossos d’Esquadra tienen en su flota detectores de detectores. Conducir haciendo uso de mecanismos de detección de radares es una infracción grave que supone una sanción de 200 euros y la detracción de 3 puntos. Y conducir un vehículo que tenga instalados inhibidores es una infracción muy grave que supone 6.000 euros de multa y la retirada de 6 puntos del carné.

Deixa un comentari