Cómo puedes denunciar una infracción de tráfico

Un conductor que habla por el móvil o adelanta con línea continua, un motorista que hace un giro temerario, alguien que lanza una colilla por la ventana del vehículo… Todos hemos sido en alguna ocasión testigos de una infracción de tráfico y nos hemos lamentado de que, justo en el momento en que pasaba, no hubiera ninguna patrulla policial que pillara al infractor.

Ante conductas en la carretera que suponen un incumplimiento de las normas de tráfico e incluso pueden llegar a poner en peligro a otros usuarios, hay personas que se plantean que no quieren quedarse de brazos cruzados. Si vemos a alguien conduciendo de forma temeraria, una primera opción es llamar al 112 para que avisen a la policía.

Sin embargo, ¿qué más se puede hacer en estos casos? Como establece el Reglamento de procedimiento sancionador en materia de tráfico, cualquier persona puede denunciar infracciones de tráfico que observe en la carretera. Esta denuncia voluntaria se puede hacer, entre otros, a través del formulario propio de la web del Servicio Catalán de Tráfico (SCT). En este apartado se tiene que seleccionar como tema “Sanciones de tráfico” y como subtema “Denuncias”. Para hacer la denuncia es necesario acreditar un documento nacional de identidad así como explicar de forma clara el hecho del que se quiere informar a fin de que se inicie el expediente sancionador. En este sentido es importante recopilar todos los datos posibles referentes a la infracción, como la identificación del vehículo, la vía y el punto kilométrico, el día y la hora, posibles testigos, así como los datos del denunciante, etc.

Además, si se dispone de una fotografía o vídeo que corrobore la infracción y que se haya obtenido legítimamente, hay que adjuntarlo en el mismo formulario. En este sentido, Xavier López Orós, jefe del Servicio de Asesoramiento Jurídico y Recursos del SCT, señala que para que una denuncia voluntaria prospere “es importante que haya cuantas más pruebas mejor, porque en el caso de una denuncia de un particular las opiniones de denunciante y denunciado tienen el mismo valor y, si no hay más pruebas que la mera denuncia, acaba siendo la palabra de uno contra la del otro”.

Hay que tener en cuenta, además, que también se puede efectuar una denuncia voluntaria de tráfico mediante un escrito dirigido al servicio territorial de Tráfico correspondiente o bien dirigiéndose a una patrulla policial de tráfico, que elaborarán el boleto de denuncia.

¿Qué recorrido tienen estas denuncias?

Una vez presentada la denuncia voluntaria, esta sigue el mismo camino procedimental que una denuncia obligatoria: se notifica al interesado, que puede hacer alegaciones o bien pagar con descuento y finalizar el procedimiento, se practican las pruebas correspondientes y se dicta la resolución que estima las alegaciones o bien se impone la sanción. La única diferencia, como ya se ha expuesto, es que las denuncias voluntarias no tienen presunción de veracidad y en caso de que el denunciado se oponga a la denuncia, si no hay más pruebas, será difícil que esta pueda salir adelante.

Leave a Reply