El SCT colabora con los ayuntamientos para fomentar la movilidad segura y sostenible en el ámbito urbano

Desde que tiene competencias, el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) coopera con el ámbito local para mejorar la seguridad vial y reducir la accidentalidad con víctimas en zona urbana. Gracias en parte a esta colaboración, al esfuerzo de todos los agentes implicados y, en general, a una mayor concienciación, en dos décadas ha habido un decremento de la mortalidad dentro de casco urbano, pasando de las 156 víctimas mortales por accidente de tráfico del año 2000 a las 51 en 2020. Finalmente, en 2021 se han registrado 53 víctimas mortales en zona urbana. Sin embargo, a pesar de esta reducción de la mortalidad, impera la necesidad de seguir trabajando para evitar que se pierdan más vidas humanas por siniestros viales. Por eso es tan importante la colaboración con los municipios y los consejos comarcales mediante convenios, su ejecución y su posterior seguimiento y evaluación.

Estrategias de colaboración en seguridad vial

El SCT colabora con los municipios para reducir los siniestros viales en el ámbito urbano y fomentar una movilidad más sostenible. Esta colaboración se inicia con la firma de diferentes convenios que el SCT pone a disposición de los municipios.

Esta colaboración se instrumentaliza bajo el paraguas de un convenio marco de colaboración entre el Servicio Catalán de Tráfico y el correspondiente ayuntamiento. Este convenio tiene como objetivo establecer el marco de colaboración entre ambas partes en el desarrollo de determinadas acciones en materia de tráfico y seguridad vial. Actualmente, se han firmado con ayuntamientos y están vigentes 303 convenios marco. En virtud de este tipo de convenio, se pueden establecer los siguientes convenios previstos en sus anexos:

  • Convenio para la redacción de un plan local de seguridad vial. Redacción de un plan para reducir la siniestralidad en la red vial de ese núcleo urbano, teniendo en cuenta aquellos datos generales, de movilidad y accidentalidad y los lugares con mayor concentración de accidentes en el municipio. Se han firmado un total de 274 convenios de este tipo, de los que 126 siguen vigentes.
  • Convenio para la adhesión al sistema de información y atención a las víctimas y afectados de accidentes de tráfico en Cataluña del Servicio Catalán de Tráfico (SIAVT). Permite que las personas que han sido víctimas o afectadas por accidentes de tráfico producidos en las vías urbanas e interurbanas del municipio puedan acceder a información y orientación jurídica, administrativa, social y psicológica, para minimizar la situación traumática que se produce después de un accidente de tráfico. Se han firmado un total de 108 convenios de este tipo, de los que 107 siguen vigentes.
  • Convenio de colaboración en materia de controles de velocidad con aportación de aparato cinemómetro. Vigilancia y control de los excesos de velocidad del tráfico en las travesías y vías urbanas. Se han firmado un total de 206 convenios de este tipo, de los que 198 siguen vigentes.
  • Convenio de colaboración en materia de controles de alcoholemia con aportación de etilómetro. Vigilancia y control de los niveles de alcoholemia de los conductores que circulan por las travesías y vías públicas urbanas. Se han firmado un total de 220 convenios de este tipo, de los que 218 siguen vigentes.
  • Convenio de colaboración en materia de controles de estupefacientes con aportación de kits de detección de sustancias estupefacientes y material de apoyo. Vigilancia y control de la presencia de drogas en conductores que circulan por las travesías y vías públicas urbanas, mediante la asignación por parte del Servicio Catalán de Tráfico de un kit anual de detección de sustancias estupefacientes, el material de apoyo correspondiente y la confirmación de muestra con saliva en el laboratorio, en su caso. Se han firmado y todavía están vigentes un total de 188 convenios de este tipo.
  • Convenio de colaboración en materia de educación para la movilidad segura práctica (bicicletas). Desarrollo conjunto entre el SCT y el ayuntamiento de actividades prácticas de educación para la movilidad segura con bicicletas. Se han firmado un total de 230 convenios de este tipo, de los que 224 siguen vigentes.
  • Convenio de colaboración en materia de educación para la movilidad segura práctica (ciclomotores). Desarrollo conjunto entre el SCT y el ayuntamiento de actividades prácticas de educación para la movilidad segura con ciclomotores en el marco de los centros educativos. Se han firmado un total de 104 convenios de este tipo, de los que 100 siguen vigentes.
  • Convenio para la redacción de un trabajo técnico de seguridad vial para el ayuntamiento correspondiente. Elaboración y redacción de un trabajo técnico para la mejora de la seguridad vial en un ámbito de actuación concreto, de acuerdo con una problemática específica en la que es necesario incidir, como puede ser la necesidad de pacificación del tráfico en un área concreta o en todo el municipio, la ordenación del tráfico y la movilidad en un polígono industrial o en una urbanización o el estudio de la seguridad vial en una travesía o en zona periurbana, así como sobre otros ámbitos en los que se considere necesario intervenir para mejorar la seguridad vial en el municipio. Se han firmado y todavía están vigentes un total de 7 convenios de este tipo.

El SCT también establece convenios con los consejos comarcales en tres casos específicos: para la adhesión al sistema de información y atención a las víctimas y afectados de accidentes de tráfico en Cataluña (3 convenios firmados hasta ahora), y en materia de educación para la movilidad segura práctica con bicicletas (4 convenios firmados) o ciclomotores (2 convenios firmados).

Desde el SCT seguiremos fomentando la implicación y la colaboración de los ayuntamientos y de los consejos comarcales para mejorar la seguridad vial y fomentar la movilidad más sostenible y saludable, a través de la firma de estos convenios, dado que, entre otros factores, han ayudado a mejorar la seguridad vial y a reducir las muertes por accidente de tráfico.

L’SCT col·labora amb els ajuntaments per fomentar la mobilitat segura i sostenible en l’àmbit urbà

Des que té competències, el Servei Català de Trànsit (SCT) coopera amb l’àmbit local per millorar la seguretat viària i reduir l’accidentalitat amb víctimes en zona urbana. Gràcies en part a aquesta col·laboració, a l’esforç de tots els agents implicats i, en general, a una conscienciació més gran, en dues dècades hi ha hagut un decrement de la mortalitat dins de nucli urbà: s’ha passat de les 156 víctimes mortals per accident de trànsit de l’any 2000 a les 51 el 2020. Pel que fa al 2021, finalment s’han registrat 53 víctimes mortals en zona urbana. Malgrat aquesta reducció de la mortalitat, però, impera la necessitat de continuar treballant per evitar que es perdin més vides humanes per sinistres viaris. Per això és tan important la col·laboració amb els municipis i els consells comarcals mitjançant convenis, la seva execució i el seu posterior seguiment i avaluació.

Estratègies de col·laboració en seguretat viària

L’SCT col·labora amb els municipis per reduir els sinistres viaris en l’àmbit urbà i fomentar una mobilitat més sostenible. Aquesta col·laboració s’inicia amb la signatura de diferents convenis que l’SCT posa a disposició dels municipis.

Aquesta col·laboració s’instrumentalitza sota el paraigua d’un conveni marc de col·laboració entre el Servei Català de Trànsit i l’ajuntament corresponent. Aquest conveni té com a objectiuestablir el marc de col·laboració entre les dues parts en el desenvolupament de determinades accions en matèria de trànsit i seguretat viària. Actualment, s’han signat amb ajuntaments i estan vigents 303 convenis marc. En virtut d’aquest tipus de conveni, es poden establir els següents convenis previstos als seus annexos:

  • Conveni  per a la redacció d’un pla local de seguretat viària. Redacció d’un pla per tal de reduir la sinistralitat a la xarxa viària d’aquell nucli urbà, tenint en compte aquelles dades generals, de mobilitat i accidentalitat i els indrets amb més alta concentració d’accidents en el municipi. S’han signat un total de 274 convenis d’aquest tipus, dels quals 126 continuen vigents.
  • Conveni  per a l’adhesió al sistema d’informació i atenció a les víctimes i afectats d’accidents de trànsit a Catalunya del Servei Català de Trànsit (SIAVT). Permet que les persones que han estat víctimes o afectades per accidents de trànsit produïts a les vies urbanes i interurbanes del municipi puguin accedir a informació i orientació jurídica, administrativa, social i psicològica, per tal de minimitzar la situació traumàtica que es produeix després d’un accident de trànsit. S’han signat un total de 108 convenis d’aquest tipus, dels quals 107 continuen vigents.
  • Conveni de  col·laboració en matèria de controls de velocitat amb aportació d’aparell cinemòmetre. Vigilància i control dels excessos de velocitat del trànsit a les travesseres i vies urbanes. S’han signat un total de 206 convenis d’aquest tipus, dels quals 198 continuen vigents.
  • Conveni de col·laboració en matèria de controls d’alcoholèmia amb aportació d’etilòmetre. Vigilància i control dels nivells d’alcoholèmia dels conductors que circulen per les travesseres i vies públiques urbanes. S’han signat un total de 220 convenis d’aquest tipus, dels quals 218 continuen vigents.
  • Conveni de col·laboració en matèria de controls d’estupefaents amb aportació de kits de detecció de substàncies estupefaents i material de suport. Vigilància i control de la presència de drogues en conductors que circulen per les travesseres i vies públiques urbanes, mitjançant l’assignació per part del Servei Català de Trànsit d’un kit anual de detecció de substàncies estupefaents, el material de suport corresponent i la confirmació de mostra amb saliva al laboratori, si s’escau. S’han signat i encara estan vigents un total de 188 convenis d’aquest tipus.
  • Conveni de col·laboració en matèria d’educació per a la mobilitat segura pràctica (bicicletes). Desenvolupament conjunt entre l’SCT i l’ajuntament d’activitats pràctiques d’educació per a la mobilitat segura amb bicicletes. S’han signat un total de 230 convenis d’aquest tipus, dels quals 224 continuen vigents.
  • Conveni de col·laboració en matèria d’educació per a la mobilitat segura pràctica (ciclomotors). Desenvolupament conjunt entre l’SCT i l’ajuntament d’activitats  pràctiques d’educació per a la mobilitat segura amb ciclomotors en el marc dels centres educatius. S’han signat un total de 104 convenis d’aquest tipus, dels quals 100 continuen vigents.
  • Conveni per a la redacció d’un treball tècnic de seguretat viària per a l’ajuntament corresponent. Elaboració i redacció d’un treball tècnic per a la millora de la seguretat viària en un àmbit d’actuació concret, d’acord amb una problemàtica específica en la qual cal incidir, com pot ser la necessitat de pacificació del trànsit en una àrea concreta o a tot el municipi, l’ordenació del trànsit i la mobilitat en un polígon industrial o en una urbanització o l’estudi de la seguretat viària en una travessera o en zona periurbana, així com sobre altres àmbits en què es consideri necessari intervenir per tal de millorar la seguretat viària al municipi. S’han signat i encara estan vigents un total de 7 convenis d’aquest tipus.

L’SCT també estableix convenis amb els consells comarcals en tres casos específics: per a l’adhesió al sistema d’informació i atenció a les víctimes i afectats d’accidents de trànsit a Catalunya (3 convenis signats fins ara), i en matèria d’educació per a la mobilitat segura pràctica amb bicicletes (4 convenis signats) o ciclomotors (2 convenis signats).

Des de l’SCT continuarem fomentant la implicació i la col·laboració dels ajuntaments i dels consells comarcals per tal de millorar la seguretat viària i fomentar la mobilitat més sostenible i saludable, a través de la signatura d’aquests convenis, atès que, entre d’altres factors, han ajudat a millorar la seguretat viària i a reduir les morts per accident de trànsit.

‘Airbags’ que salven vides sobre dues rodes

A banda del casc, que és obligatori, i d’altres elements de protecció bàsics com les jaquetes,  els guants o les botes, si ets motorista també disposes d’una tecnologia que t’ofereix una protecció clau en els teus desplaçaments. Es tracta de la jaqueta o armilla que incorpora un coixí de seguretat o airbag, un dispositiu que des de fa anys és obligatori per als pilots de les tres categories de Moto GP, però que encara està molt poc estès fora dels circuits.  

Les investigacions més recents sobre aquest sistema de seguretat posen sobre la taula que, si s’aconseguís que un 25% dels motoristes l’utilitzessin, es podrien salvar unes 110 vides en un període de cinc anys a Europa. I també aporten una dada rellevant perquè tinguis en compte com pot ser de vital: en accidents que tenen un impacte en el tòrax i, per tant, en òrgans vitals, podria arribar a reduir fins a un 12% el nombre de lesions greus. Les dues dades formen part de les conclusions del projecte europeu Pioneers, que s’ha centrat en proposar millores per reduir de manera significativa les víctimes mortals dels motoristes l’any 2025.

”Si s’aconseguís que un 25% dels motoristes utilitzessin aquest sistema de protecció, es podrien salvar unes 110 vides en un període de cinc anys a Europa”

  1. Quines parts del cos protegeixen?

Un dels equips que Pioneers ha analitzat és precisament l’airbag per a motoristes, que, tal com explica Enric Soriano, enginyer d’homologació d’Applus-IDIADA que ha treballat en els assajos, “protegeix sobretot de lesions causades per impactes, en especial la zona frontal del tòrax i, depenent de les característiques del dispositiu, pot protegir també l’esquena, les cervicals i el còccix. Fins i tot hi ha airbags que incorporen un collarí que impedeix el moviment del coll per evitar lesions en aquesta zona del cos”.

Amb l’objectiu d’avaluar el potencial de protecció d’aquest tipus de coixins de seguretat, les proves s’han realitzat amb dummies, els maniquins que simulen les reaccions dels motoristes en cas d’accident. “Hem testejat els prototips dels fabricants en un nou mètode d’assaig, incrementant la força d’impacte i fent-lo més realista. En aquest procés, que es grava i es visualitza després a càmera lenta, hem utilitzat un tors de dummy amb una jaqueta-airbag que hem fet impactar a diverses velocitats utilitzant el nostre disseny de màquina desenvolupat exclusivament per representar aquesta situació. D’aquesta manera hem comprovat la compressió real de la zona del pit i si l’airbag redueix l’impacte”, explica Soriano, que puntualitza: “Sabem que un impacte en el qual el pit es comprimeix més de 6 cm pot causar lesions irreversibles i, fins i tot, provocar la mort”. El consorci que ha treballat en el projecte considera que és necessari continuar avançant en les investigacions d’aquest accessori de seguretat, així com en la conscienciació perquè els usuaris de moto l’adquireixin i el facin servir.

“Protegeix sobretot de lesions causades per impactes, en especial la zona frontal del tòrax i, depenent de les característiques del dispositiu, pot protegir també l’esquena, les cervicals i el còccix”

  • Com funcionen?

Les armilles amb airbag, en general, es poden portar còmodament a sobre de qualsevol jaqueta de protecció. Incorporen una bossa que s’infla a través d’una petita ampolla de diòxid de carboni que s’activa i s’omple en poques mil·lèsimes de segon si es produeix una caiguda o un impacte.

  • Quins tipus d’airbag hi ha?

Existeixen dos tipus d’airbag de moto en funció de si l’activació de l’inflat és mecànica o electrònica.

  • El sistema mecànic funciona a través d’un cable que connecta la moto a l’armilla. En cas de caiguda, el cable es tensa, se separa del vehicle, estira una peça que perfora l’ampolla d’aire comprimit i salta l’airbag.
  • Els airbags electrònics disposen d’un sistema de funcionament més sofisticat, ja que integren una centraleta que, mitjançant uns sensors, detecta quan s’ha d’activar i inflar l’armilla protectora.

En tots dos casos, un cop s’ha activat el coixí de seguretat cal revisar que l’equip no ha patit cap desperfecte i substituir posteriorment l’ampolla d’aire.

  • Quina homologació tenen?

Per garantir que els airbags de moto han superat totes les proves i requisits de protecció, t’has de fixar en l’etiqueta d’homologació que porten a l’interior, amb la numeració EN 1621-4 en el cas dels airbags d’activació mecànica. “Els airbags d’activació electrònica es poden trobar al mercat, tot i que la seva homologació no està encara conforme amb una norma harmonitzada europea (ara se certifiquen segons uns criteris de seguretat establerts per l’Organisme Notificat basats en el Reglament d’equips de protecció individual), cosa que serà possible en un futur amb la norma EN 1621-5, que es troba ara mateix en període de desenvolupament”, remarca Enric Soriano.

Les armilles o les jaquetes amb airbag, que actualment es poden adquirir per un preu mínim aproximat d’uns 400 euros, són un element amb un potencial de protecció molt elevat per als motoristes. En definitiva, sobre dues rodes, el motorista és el xassís i tots els equips de seguretat passiva sumen per evitar i minimitzar lesions.  Recorda que, en moto, la prevenció és bàsica, i protegir-te amb un airbag fins i tot et pot salvar la vida.

Airbags que salvan vidas sobre dos ruedas

Aparte del casco, que es obligatorio, y de otros elementos de protección básicos como las chaquetas, los guantes o las botas, si eres motorista también dispones de una tecnología que te ofrece una protección clave en tus desplazamientos. Se trata de la chaqueta o chaleco que incorpora un airbag, un dispositivo que desde hace años es obligatorio para los pilotos de las tres categorías de Moto GP, pero que todavía está muy poco extendido fuera de los circuitos.

Las investigaciones más recientes sobre este sistema de seguridad ponen sobre la mesa que, si se consiguiera que un 25% de los motoristas lo utilizaran, se podrían salvar unas 110 vidas en un periodo de cinco años en Europa. Y también aportan un dato relevante para que tengas en cuenta cómo puede ser de vital: en accidentes que tienen un impacto en el tórax y, por lo tanto, en órganos vitales, podría llegar a reducir hasta un 12% el número de lesiones graves. Los dos datos forman parte de las conclusiones del proyecto europeo Pioneers, que se ha centrado en proponer mejoras para reducir de manera significativa las víctimas mortales de motoristas en el año 2025.

“Si se consiguiera que un 25% de los motoristas utilizaran este sistema de protección, se podrían salvar unas 110 vidas en un periodo de cinco años en Europa”

  1. ¿Qué partes del cuerpo protegen?

Uno de los equipos que Pioneers ha analizado es precisamente el airbag para motoristas, que, tal como explica Enric Soriano, ingeniero de homologación de Applus-IDIADA que ha trabajado en los ensayos, “protege sobre todo de lesiones causadas por impactos, en especial la zona frontal del tórax y, dependiendo de las características del dispositivo, puede proteger también la espalda, las cervicales y el coxis. Incluso hay airbags que incorporan un collarín que impide el movimiento del cuello para evitar lesiones en esta zona del cuerpo”.

Con el objetivo de evaluar el potencial de protección de este tipo de airbags, las pruebas se han realizado con dummies, los muñecos que simulan las reacciones de los motoristas en caso de accidente. “Hemos testeado los prototipos de los fabricantes en un nuevo método de ensayo, incrementando la fuerza de impacto y haciéndolo más realista. En este proceso, que se graba y se visualiza después en cámara lenta, hemos utilizado un torso de dummy con una chaqueta-airbag que hemos hecho impactar a varias velocidades utilizando nuestro diseño de máquina desarrollado exclusivamente para representar esta situación. De esta manera hemos comprobado la compresión real de la zona del pecho y si el airbag reduce el impacto”, explica Soriano, que puntualiza: “Sabemos que un impacto en el cual el pecho se comprime más de 6 cm puede causar lesiones irreversibles e, incluso, provocar la muerte”. El consorcio que ha trabajado en el proyecto considera que es necesario seguir avanzando en las investigaciones de este accesorio de seguridad, así como en la concienciación para que los usuarios de moto lo adquieran y utilicen.

“Protege sobre todo de lesiones causadas por impactos, en especial la zona frontal del tórax y, dependiendo de las características del dispositivo, puede proteger también la espalda, las cervicales y el coxis”

  • ¿Cómo funcionan?

Los chalecos con airbag, en general, se pueden poner cómodamente sobre cualquier chaqueta de protección. Incorporan una bolsa que se hincha a través de una pequeña botella de dióxido de carbono que se activa y se llena en pocas milésimas de segundo si se produce una caída o un impacto.

  •  ¿Qué tipos de airbag existen?


Existen dos tipos de airbag de moto en función de si la activación del hinchamiento es mecánica o electrónica.

  • El sistema mecánico funciona a través de un cable que conecta la moto al chaleco. En caso de caída, el cable se tensa, se separa del vehículo, tira de una pieza que perfora la botella de aire comprimido y el airbag salta.
  • Los airbags electrónicos disponen de un sistema de funcionamiento más sofisticado, ya que integran una centralita que, mediante unos sensores, detecta cuándo se tiene que activar e hinchar el chaleco protector.

En los dos casos, una vez se ha activado el airbag hay que revisar que el equipo no ha sufrido ningún desperfecto y sustituir posteriormente la botella de aire.

  • ¿Qué homologación tienen?


Para garantizar que los airbags de moto han superado todas las pruebas y requisitos de protección, tienes que fijarte en la etiqueta de homologación que llevan en el interior, con la numeración EN 1621-4 en el caso de los airbags de activación mecánica. “Los airbags de activación electrónica se pueden encontrar en el mercado, aunque su homologación no está todavía conforme con una norma armonizada europea (ahora se certifican de acuerdo con unos criterios de seguridad establecidos por el Organismo Notificado según el Reglamento de equipos de protección individual), cosa que será posible en un futuro con la norma EN 1621-5, que se encuentra ahora mismo en periodo de desarrollo”, remarca Enric Soriano.

Los chalecos o las chaquetas con airbag, que actualmente se pueden adquirir por un precio mínimo aproximado de unos 400 euros, son un elemento con un potencial de protección muy elevado para los motoristas. En definitiva, sobre dos ruedas, el motorista es el chasis y todos los equipos de seguridad pasiva suman para evitar y minimizar lesiones.Recuerda que, en moto, la prevención es básica, y protegerte con un airbag incluso puede salvarte la vida.

Grabando en la carretera

Los móviles actuales permiten que, hoy en día, todos llevemos encima una cámara (fotográfica o de video). Registrar imágenes de todo aquello que nos rodea nos resulta más fácil que nunca y las redes sociales posibilitan una difusión amplia y rápida. Este hecho, que por un lado nos abre un mundo de nuevas posibilidades, también viene acompañado de ciertos peligros si se utiliza erróneamente. La posibilidad de difundir imágenes a través de las redes sociales tiene que ir acompañada de un alto grado de responsabilidad. Además, el deseo de conseguir estas imágenes no justifica comportamientos temerarios.

Grabar una infracción de tráfico

Cuando nos desplazamos por la red viaria o cuando estamos cerca de una carretera, podemos ser testigos de una infracción de tráfico que, incluso, puede llegar a poner en peligro a otros usuarios de la vía. La posibilidad de hacer fotos o de grabar imágenes es grande, sobre todo con el deseo de denunciar la infracción a las autoridades, pero también con la voluntad de difundirlo en nuestras redes sociales. Es en este punto, a la hora de decidir si difundimos o no las imágenes, que tenemos que hacer un ejercicio de responsabilidad.

La normativa de protección de datos, el Reglamento (UE) n.º 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a la protección de las personas físicas en cuanto al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y la Ley orgánica 3/2018, de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales, limitan esta publicación de imágenes en las redes sociales, sobre todo cuando se reconocen las facciones de la persona o la placa de matrícula del vehículo.

Por lo tanto, si se publican las imágenes de una infracción de tráfico, ¿se estará cometiendo un delito penal? La respuesta a esta pregunta no es clara. Incluso está abierto el debate sobre si la matrícula de un vehículo es o no un dato personal. Quizás la pregunta que habría que hacerse es: ¿por qué motivo se quiere difundir unas imágenes como estas, con qué objetivo? ¿Merece la pena correr el riesgo de un posible perjuicio? Es antes de difundir las imágenes que tenemos que realizar este ejercicio de reflexión. Porque si lo que se quiere es denunciar la infracción, hay mejores maneras de hacerlo. Lo explicamos precisamente en el artículo Cómo puedes denunciar una infracción de tráfico. Y hay que recordar que la primera opción si vemos a alguien conduciendo de forma temeraria es llamar al 112 para que avisen a la policía.

Grabar accidentes

Hace un par de años corrió por las redes sociales el video de un policía alemán en el que, al comprobar como algunos conductores grababan imágenes de un accidente de tráfico, se acercaba a uno de ellos y le decía: “¿Quieres ver gente muerta? Pues ven conmigo’’. Lo hacía precisamente para denunciar esta conducta de grabar accidentes, legalmente cuestionable, moralmente reprobable. No solo eso: esta acción puede generar retenciones, provocar otros accidentes ante los frenazos o velocidades inadecuadas e, incluso, entorpecer las tareas de los servicios de emergencias. A parte de que, si el que graba es el propio conductor, recibirá una multa por utilizar el móvil mientras conduce. En el artículo En caso de accidente, sigue el PAS indicamos qué pasos debes seguir si te encuentras un accidente, pero ya te avanzamos que grabar imágenes no es uno de ellos.

Grabar y grabar y grabar

–           Controles policiales: Mucha atención también a la hora de grabar imágenes de mossos o policías locales realizando controles. Las personas que difundan este tipo de imágenes pueden ser denunciadas siguiendo la Ley orgánica 4/2015, de protección de la seguridad ciudadana, con multas muy elevadas.       

  • ¿Selfies de paquete?: El helicóptero del Servicio Catalán de Tráfico grabó unas imágenes en las que se ve a una chica que va de paquete en una moto haciéndose selfies mientras circulan por la carretera. La multa se la llevó la conductora, por adelantar en línea continua. Pero es evidente que la conducta de un paquete no tiene que ser esta, puesto que pone en peligro la seguridad de las dos, distrayendo a la conductora y desestabilizando el vehículo. ¿Todo ello para hacerse una selfie? Sin obviar la equipación de las dos, que no sería el más adecuado para ir sobre este vehículo de dos ruedas.

–           Los retos virales: ¿Quién no recuerda el reto viral que se puso de moda hace unos tres años y que consistía en bajar del coche en marcha y ponerse a bailar al ritmo de la canción In my feelings? En su momento, los Mossos se vieron obligados a recordar que está prohibido grabar con el móvil mientras se conduce, conducir sin poner atención, desabrocharse el cinturón de seguridad mientras se circula o poner en peligro a terceras personas. Todas estas acciones se producían en el reto In my feelings.

Una cámara en mi coche

Como último punto, nos queda resolver la cuestión de la legalidad de llevar una cámara en el parabrisas del coche para grabar imágenes cuando el coche está en marcha. Por regla general, llevar una cámara en el vehículo está permitido. De hecho, ya existen en el mercado determinados modelos de vehículos que llevan instaladas de serie estas cámaras, que se activan o bien automáticamente en caso de colisión o a voluntad del conductor cuando este las acciona.

Aun así, también hay que tener presente que, según los artículos 18.2 del Real decreto 1428/2003 y 13.3 de la Ley de seguridad viaria, manipular esta cámara durante la conducción está catalogado como infracción grave, sancionada con una multa de 200 euros y la pérdida de 3 puntos del carné de conducir. Por otro lado, solo estaría autorizada para usos domésticos, dado que la Ley orgánica de protección de datos prohíbe expresamente la publicación de fotografías y videos sin el expreso consentimiento de las personas grabadas.

Gravacions a la carretera

Els mòbils actuals permeten que, avui en dia, tots portem a sobre una càmera (fotogràfica o de vídeo). Enregistrar imatges de tot allò que ens envolta ens resulta més fàcil que mai i les xarxes socials possibiliten fer-ne difusió àmpliament i ràpidament. Aquest fet, que per una banda ens obre un món de noves possibilitats, també ve acompanyat de certs perills si se’n fa un ús erroni. La possibilitat de difondre imatges a través de les xarxes socials ha d’anar acompanyada d’un alt grau de responsabilitat. A més, el desig d’aconseguir aquestes imatges no justifica comportaments temeraris.

Gravar una infracció de trànsit

Quan ens desplacem per la xarxa viària o quan som prop d’una carretera, podem ser testimonis d’una infracció de trànsit que, fins i tot, pot arribar a posar en perill altres usuaris de la via. La possibilitat de fer-ne fotos o d’enregistrar-ne imatges és gran, sobretot amb el desig de denunciar la infracció a les autoritats, però també amb la voluntat de fer-ne difusió a les nostres xarxes socials. És en aquest punt, a l’hora de decidir si difonem o no les imatges, que hem de fer un exercici de responsabilitat.

La normativa de protecció de dades, el Reglament (UE) núm. 2016/679 del Parlament Europeu i del Consell, relatiu a la protecció de les persones físiques pel que fa al tractament de dades personals i a la lliure circulació d’aquestes dades, i la Llei orgànica 3/2018, de protecció de dades personals i garantia dels drets digitals, limiten aquesta publicació d’imatges a les xarxes socials, sobretot quan es reconeixen les faccions de la persona o la placa de matrícula del vehicle.

Per tant, si es publiquen les imatges d’una infracció de trànsit es cometrà un delicte penal? La resposta a aquesta pregunta no és clara. Fins i tot està obert el debat sobre si la matrícula d’un vehicle és o no una dada personal. Potser la pregunta que caldria fer-se és: per quin motiu es vol fer difusió d’unes imatges com aquestes, amb quin objectiu? Val la pena córrer el risc d’un possible perjudici? És abans de difondre les imatges que hem de fer aquest exercici de reflexió. Perquè si el que es vol és denunciar la infracció, hi ha millors maneres de fer-ho. Ho expliquem precisament a l’article Com pots denunciar una infracció de trànsit. I cal recordar que la primera opció si veiem algú conduint de forma temerària és trucar al 112 per tal que avisin la policia.

Gravar accidents

Fa un parell d’anys va córrer per les xarxes socials el vídeo d’un policia alemany en què, en comprovar com alguns conductors enregistraven imatges d’un accident de trànsit, s’acostava a un d’ells i li deia: ‘’Vols veure gent morta? Doncs vine amb mi’’. Ho feia precisament per denunciar aquesta conducta de gravar accidents, legalment qüestionable, moralment reprovable. No només això: aquesta acció pot generar retencions, provocar altres accidents davant les frenades o velocitats inadequades i, fins i tot, entorpir les tasques dels serveis d’emergències. A banda que, si el que grava és el conductor mateix, rebrà una multa per utilitzar el mòbil mentre condueix. A l’article En cas d’accident, fes el PAS indiquem quins passos has de seguir si et trobes un accident, però ja t’avancem que gravar-ne imatges no és un d’aquests passos.

Gravar i gravar i gravar

  • Controls policials: Molta atenció també a l’hora d’enregistrar imatges de mossos o policies locals fent controls. Les persones que facin difusió d’aquest tipus d’imatges poden ser denunciades seguint la Llei orgànica 4/2015, de protecció de la seguretat ciutadana, amb multes molt elevades.

  • Selfies de paquet?: L’helicòpter del Servei Català de Trànsit va enregistrar unes imatges en què es veu una noia que va de paquet en una moto i es fa selfies mentre circulen per la carretera. La multa se la va endur la conductora, per avançar en línia contínua. Però és evident que la conducta d’un paquet no ha de ser aquesta, ja que posa en perill la seguretat de totes dues, distraient la conductora i desestabilitzant el vehicle. Tot plegat per fer-se una selfie? Sense obviar l’equipament de totes dues que no era tampoc el més adequat per anar sobre aquest vehicle de dues rodes.
  • Els reptes virals: Qui no recorda el repte viral que es va posar de moda ara fa prop de tres anys i que consistia en baixar del cotxe en marxa i posar-se a ballar al ritme de la cançó In my feelings? En el seu moment, els Mossos es van veure obligats a recordar que està prohibit gravar amb el mòbil mentre es condueix, conduir sense posar atenció, descordar-se el cinturó de seguretat mentre se circula o posar en perill terceres persones. Totes aquestes accions es produïen en el repte In my feelings.

Una càmera al cotxe

Com a darrer punt, ens queda resoldre la qüestió de la legalitat de portar una càmera al parabrisa del cotxe per gravar imatges quan el cotxe està en marxa. Per regla general, portar una càmera al vehicle està permès. De fet, ja hi ha al mercat determinats models de vehicles que porten instal·lades de sèrie aquestes càmeres, que s’activen o bé automàticament en cas de col·lisió o a voluntat del conductor quan aquest les acciona.

Tanmateix, també cal tenir present que, segons els articles 18.2 del Reial decret 1428/2003 i 13.3 de la Llei de seguretat viària, manipular aquesta càmera durant la conducció està catalogat com a infracció greu, sancionada amb una multa de 200 euros i la pèrdua de 3 punts del permís de conduir. D’altra banda, només estaria autoritzada per a usos domèstics, atès que la Llei orgànica de protecció de dades prohibeix expressament la publicació de fotografies i vídeos sense el consentiment exprés de les persones gravades.


 [NGS1]ídem

¡Al volante, siéntate bien!

10 pautas para conducir con una posición adecuada

Seguro que alguna vez te has fijado en conductores que no tenían una postura correcta mientras conducían. ¿Te viene alguna imagen a la memoria? ¿Alguien que cogía el volante con una sola mano, que apoyaba un brazo por la ventana, que llevaba un abrigo voluminoso o quizás que iba con el asiento inclinado hacia atrás? Estos podrían ser algunos ejemplos de malas prácticas a la hora de conducir que pueden poner en riesgo la seguridad de uno mismo y de las personas que nos acompañan. Por eso, hay que ser conscientes de que sentarse bien es clave para reaccionar ante cualquier imprevisto y minimizar lesiones en caso de un accidente, aparte de retrasar el cansancio y la fatiga, sobre todo en viajes largos.

Antes de arrancar el vehículo vale la pena invertir unos minutos en revisar una serie de pasos y comprobar que nuestra manera de sentarnos al volante es la adecuada. Aquella frase insistente que los padres y madres nos repetían de pequeños durante las comidas o cuando hacíamos deberes y los profesores en la escuela, la reiterada “Haz el favor de sentarte bien”, se ajustaría también al momento en que nos ponemos al volante… ahora ya de adultos.

En la autoescuela, seguramente fue lo primero que nos enseñaron cuando aprendimos a conducir, pero con el paso de los años a menudo dejamos de darle la importancia que tiene para garantizar una conducción segura. Repasamos las 10 claves para sentarse correctamente en el coche:

  • Distancia de los pies con los pedales: no tienen que estar ni demasiado cerca ni demasiado lejos de los pedales. Para saber si nuestra postura es la más idónea, tenemos que pisar a fondo el embrague y comprobar que la pierna izquierda quede semiflexionada, de manera que al pisar el freno con la pierna derecha, ambas queden igualadas. Con eso conseguiremos una buena fuerza de frenado en caso de que tengamos que detener el vehículo de manera urgente.
  • Inclinación del asiento: la espalda debe mantenerse pegada al asiento.
  • Distancia entre el cuerpo y el volante: las muñecas deben quedar colgando por el arco superior del volante. Con respecto a los brazos, tienen que estar flexionados y nunca completamente extendidos, ya que eso no solo puede suponer una pérdida de control del vehículo, sino que nos hará cansar rápidamente y nuestra espalda se verá forzada. Hay que tener presente que cualquier extremidad que quede bloqueada en caso de accidente provocará que la energía del siniestro se desplace por nuestro cuerpo y pueda causar lesiones graves en rodillas, caderas, muñecas, codos u hombros. Por este motivo siempre tenemos que adoptar una posición con las piernas y los brazos flexionados.
  • Reposacabezas: se trata de un elemento que acostumbra a pasar inadvertido, pero que es fundamental para evitar una posible lesión cervical. Por eso, tenemos que asegurarnos de que tanto la parte más alta de nuestra cabeza como el reposacabezas están perfectamente alineados.
  • Asiento: es recomendable que esté lo más bajo posible, lejos del techo, ya que en caso de vuelco, podríamos tener graves lesiones en la cabeza. Asimismo, tenemos que procurar que en caso de colisión lateral nuestra cabeza no impacte en el montante superior del vehículo.
  • Cristal de la ventana: hay que tener en cuenta que es peligroso circular con el cristal semibajado, ya que si sufrimos un impacto lateral, las posibilidades de lesiones en la cabeza son altas. Lo tenemos que hacer con el cristal totalmente subido o máximo abierto dos dedos.
  • Altura del volante: es aconsejable medirlo de manera que el arco superior se encuentre entre la barbilla y el cuello. Eso supondrá que nuestros brazos no estén demasiado levantados, nos cansaremos menos y conseguiremos un mayor control del volante ante un imprevisto.
  • Posición de las manos: para saber cuál es la mejor posición, sigue una regla sencilla: recuerda la posición de las manecillas de un reloj a las 10 h y 10 minutos. Colocar las manos de manera simétrica hace que la fuerza quede más repartida y el giro sea mucho más fluido, sobre todo a la hora de tener que esquivar un obstáculo en la carretera con una maniobra repentina.
  • El cinturón: no te olvides del elemento más importante de seguridad pasiva dentro del vehículo. Es preferible que en la medida de lo posible conduzcamos sin ropa gruesa (para garantizar la libertad de movimientos) y que la banda central del cinturón esté colocada sobre la pelvis y no sobre el abdomen, para proporcionar una mayor sujeción del cuerpo. Colocar este dispositivo de manera óptima nos ayudará a estar más protegidos ante un posible accidente y a mejorar la eficacia de los airbags frontales.
  • Los espejos retrovisores: por último, hay que regular los espejos de manera que tengamos el campo de visión más amplio posible a fin de eliminar al máximo los puntos ciegos.

En coche hay muchos aspectos sobre los que hay que prestar atención para garantizar la seguridad vial, y cómo nos sentamos es determinante en el caso de sufrir un accidente.

¿Ya tenías en cuenta estas pautas a la hora de conducir? Recuerda que la responsabilidad en la conducción también consiste en mantener una posición apropiada al volante.

Al volant, seu bé!

10 pautes per conduir amb una posició adequada

De ben segur que algun cop t’has fixat en conductors que no tenien una postura correcta mentre conduïen. Et ve alguna imatge a la memòria? Algú que agafava el volant amb una sola mà, que recolzava un braç a la finestra, que portava un abric voluminós o potser que anava amb el seient inclinat cap enrere? Aquests podrien ser alguns exemples de males pràctiques a l’hora de conduir que poden posar en risc la seguretat d’un mateix i de les persones que ens acompanyen. Per això, cal ser conscients que seure bé és clau per reaccionar davant de qualsevol imprevist i minimitzar lesions en cas d’accident, a banda de retardar el cansament i la fatiga, sobretot en viatges llargs.

Abans d’engegar el vehicle, val la pena invertir uns minuts a revisar un seguit de passos i comprovar que la nostra manera de seure al volant és l’adient. Aquella frase insistent que els pares i mares ens repetien de petits durant els àpats o quan fèiem els deures, i els professors a l’escola, la reiterada “Fes el favor de seure bé”, s’ajustaria també al moment que ens posem al volant… ara ja d’adults.

A l’autoescola, segurament va ser el primer que ens van ensenyar quan vam aprendre a conduir, però amb el pas dels anys sovint deixem de donar-li la importància que té per garantir una conducció segura. Repassem les 10 claus per seure correctament al cotxe:

  • Distància dels peus amb els pedals: no s’ha d’estar ni massa a prop ni massa lluny dels pedals. Per saber si la nostra postura és la més idònia, hem de trepitjar a fons l’embragatge i comprovar que la cama esquerra quedi semiflexionada, de manera que en trepitjar el fre amb la cama dreta, ambdues quedin igualades. Amb això aconseguirem una bona força de frenada en cas que hàgim d’aturar el vehicle de manera urgent. 
  • Inclinació del seient: cal que l’esquena es mantingui enganxada al respatller.
  • Distància entre el cos i el volant: els canells han de quedar penjant per l’arc superior del volant. Pel que fa als braços, han d’estar flexionats i mai completament estesos, ja que això no només pot suposar una pèrdua de control del vehicle, sinó que ens farà cansar ràpidament i la nostra esquena es veurà forçada. S’ha de tenir present que qualsevol extremitat que quedi bloquejada en cas d’accident provocarà que l’energia del sinistre es desplaci pel nostre cos i podrà causar lesions greus en genolls, malucs, canells, colzes o espatlla. Per aquest motiu sempre hem d’adoptar una posició amb les cames i els braços flexionats.
  • Reposacaps: es tracta d’un element que acostuma a passar inadvertit, però que és fonamental per evitar una possible lesió cervical. Per això, hem d’assegurar-nos que tant la part més alta del nostre cap com el reposacaps estan perfectament alineats.
  • Seient: és recomanable que estigui com més baix millor, lluny del sostre, ja que en cas de bolcada podríem tenir greus lesions al cap. Així mateix, hem de procurar que en cas de col·lisió lateral el nostre cap no impacti en el muntant superior del vehicle.
  • Vidre de la finestra: hem de tenir en compte que és perillós circular amb el vidre mig abaixat, ja que si patim un impacte lateral, les possibilitats de lesions al cap són altes. Ho hem de fer amb el vidre totalment apujat o màxim obert dos dits.
  • Altura del volant: és aconsellable mesurar-lo de manera que l’arc superior es trobi entre la barbeta i el coll. Això suposarà que els nostres braços no estiguin massa aixecats, ens cansarem menys i aconseguirem un bon control del volant davant un imprevist.
  • Posició de les mans: per saber quina és la millor posició, segueix una regla senzilla: recorda la posició de les manetes d’un rellotge a les 10 h i 10 minuts. Col·locar les mans de manera simètrica fa que la força quedi més repartida i el gir sigui molt més fluid, sobretot a l’hora d’haver d’esquivar un obstacle a la carretera amb una maniobra sobtada.
  • El cinturó: no oblidis l’element més important de seguretat passiva dins del vehicle. És preferible que, en la mesura que sigui possible, conduïm sense roba gruixuda (per tal de garantir la llibertat de moviments) i que la banda central del cinturó estigui col·locada sobre la pelvis i no sobre l’abdomen, per proporcionar una subjecció més gran del cos. Col·locar aquest dispositiu de manera òptima ens ajudarà a estar més protegits davant un possible accident i a millorar l’eficàcia dels coixins de seguretat frontals.
  •  Els miralls retrovisors: per acabar, cal regular els miralls de manera que tinguem el camp de visió més ampli possible per tal d’eliminar al màxim els punts cecs. 

En cotxe hi ha molts aspectes sobre els quals cal parar atenció per garantir la seguretat viària, i com hi seiem és determinant en el cas de patir un accident. 

Ja tenies en compte aquestes pautes a l’hora de conduir? Recorda que la responsabilitat en la conducció també consisteix a mantenir una posició apropiada al volant.

Hacer seguro el ir a pie

Desde 2010, 44 personas mueren atropelladas de media cada año en Cataluña y se registran también más de 300 heridos de gravedad. Desde el Servicio Catalán de Tráfico continuamos esforzándonos para proteger a los más vulnerables de la movilidad con el objetivo de reducir la siniestralidad. En este sentido, esta semana, del 30 de agosto al 5 de septiembre, coordinamos con las policías locales de varios municipios una campaña preventiva de protección de peatones en zona urbana.

Con esta acción intensiva de vigilancia se quieren combatir tanto aquellos comportamientos de los conductores que pongan en peligro la seguridad de los peatones como las conductas antirreglamentarias o no seguras de las personas que van a pie, como por ejemplo cruces incorrectos, así como la detección de infracciones relacionadas con el incumplimiento de los semáforos y los pasos de peatones. En la última campaña semanal realizada este año en marzo se denunciaron 362 actitudes imprudentes cada día. Estas infracciones y comportamientos de riesgo ponen en peligro a los peatones. Hay que poner en práctica medidas de seguridad para protegerlos y para autoprotegerse:

1) En zona urbana las principales actitudes inadecuadas de peatones y conductores que deben evitarse son:

  • No respetar los semáforos: pasar en rojo.
  • Cruzar sin mirar a izquierda y derecha para asegurarse de que se puede hacer sin riesgo.
  • Irrumpir, los peatones, por zonas no habilitadas en situaciones en las que puede haber riesgos potenciales relacionados con la circulación de vehículos. Además, no solo son víctimas de las distracciones por el uso del móvil los conductores de los vehículos, sino también los peatones, que corren un riesgo muy alto si no están atentos a la hora de cruzar las calles y pueden acabar siendo atropellados.
  • Desplazarse, los peatones, por itinerarios no reglamentarios pero que se perciben como itinerarios correctos.
  • Invadir, los vehículos (como los patinetes eléctricos, pero también las motocicletas que aparcan en las aceras, por ejemplo), zonas de circulación exclusivas para transeúntes que obstaculizan sus itinerarios seguros y preferentes, y que les obliga a optar por rutas alternativas que pueden conllevar peligros.

2) Pautas para prevenir atropellos en la carretera:

Por las autopistas y autovías está totalmente prohibida la circulación de peatones. Si inevitablemente hay que desplazarse por otros tipos de vías, deben seguirse unas normas básicas para no poner en peligro la propia seguridad ni la de los demás usuarios:

  • Si la vía no dispone de un espacio especialmente reservado para peatones, se debe circular por la izquierda, en sentido contrario al tráfico.
  • Hay que circular por el arcén o, en su defecto, por la calzada, acercándose tanto como se pueda al borde exterior.
  • Preferiblemente, los peatones tienen que caminar uno detrás de otro.
  • Si es de noche o hay poca luz, hay que llevar un chaleco reflectante. También es recomendable llevar una linterna para ver por dónde se camina y para que los vehículos nos vean mejor.

3) Hay que ser consciente de que, en caso de avería o accidente y que haya que bajar del vehículo, el conductor y todos los ocupantes pasan a ser peatones, y además en una situación especialmente de riesgo. ¿Qué hacer para actuar con seguridad?:

  • Si es posible, detener el vehículo fuera de la carretera, en un lugar donde no entorpezca el paso, para evitar nuevos accidentes.
  • Señalizar la presencia del vehículo con los triángulos, situados como mínimo 50 metros delante y detrás del vehículo (en vías de doble sentido), o bien con la señal luminosa V-16.
  • Activar las luces de emergencia y, si es de noche, también las de posición.
  • Salir del vehículo por la parte más segura y con el chaleco reflectante obligatorio puesto, y alejarse de la calzada, a ser posible tras la valla de protección.

Una trágica efeméride convertida en día internacional

El 17 de agosto de 1896, en Inglaterra, se produjo el primer atropello mortal de un coche a un peatón. La londinense Bridget Driscoll, de 44 años, fue la primera víctima mortal de la historia por el impacto de un automóvil. Posteriormente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) promovió el 17 de agosto como el Día Internacional del Peatón para conmemorar este hecho trágico, pero también para convertirlo en bandera de la reivindicación de una movilidad más segura en todo el mundo para los más vulnerables del tráfico, los peatones.

A lo largo del siglo XX los peatones fueron perdiendo espacio para su circulación segura en todos los pueblos y ciudades y la movilidad con vehículo a motor se convirtió en la prioridad. Actualmente se está revirtiendo esta tendencia y las actuaciones van encaminadas a pacificar el tráfico y recuperar espacios seguros para ir a pie. Según datos de la OMS, cada año mueren 270.000 peatones en el mundo, lo que representa un 22% de las 1,3 millones de muertes por accidentes de tráfico. Conviene destacar que precisamente este 2021, coincidiendo con la campaña de este organismo #Love30 para exigir a los gobiernos medidas para aumentar la seguridad de los peatones y, principalmente, la reducción de los límites de velocidad, entró en vigor en nuestro país, en mayo, el límite de velocidad genérica de 30 km/h en pueblos y ciudades.

El límite a 30 km/h reduce en un 80% el peligro de morir atropellado, ya que si un vehículo que circula a esa velocidad impacta contra un peatón, el riesgo de que la persona muera es del 10%, mientras que si el mismo vehículo va a 50 km/h el riesgo se eleva hasta el 90%. Con esta velocidad se reduce a la mitad la distancia necesaria para detener el vehículo: aumenta la seguridad vial. Además, tiene estos otros efectos positivos: menos ruido ambiental, niveles de contaminación más bajos y menos congestión, y la mejora de la convivencia entre los diferentes usuarios y el fomento del uso de medios de transporte más activos y saludables.

Nuevo límite máximo de un año en las bajas temporales de los vehículos

Si no tienes que circular con tu vehículo durante un período de tiempo determinado, tienes la opción de darlo de baja temporalmente. Ahora bien, tal como anunció la DGT, hace pocos meses entró en vigor un cambio normativo, que establece que la baja temporal de un vehículo tiene una duración máxima de un año, si es que el titular no manifiesta su voluntad de mantenerlo fuera de la circulación solicitando sucesivas prórrogas.

Si, pasado el período de un año de baja temporal del vehículo, no se ha solicitado la prórroga de la baja, el vehículo volverá a estar automáticamente en situación activa. Por lo tanto, generará las obligaciones administrativas y fiscales que correspondan, tales como el impuesto de vehículos de tracción mecánica.

Las prórrogas del plazo de baja temporal se podrán solicitar a la Jefatura de Tráfico como máximo dos meses antes de la fecha de finalización de la baja temporal.

¿A qué se debe el cambio en la normativa?

Esta medida de establecer una duración máxima de un año para las bajas temporales de los vehículos tiene el objetivo de evitar el abuso de este tipo de baja que hacen algunos talleres para evadir la obligación de llevar el vehículo a un centro autorizado de tratamiento (CAT) al final de su vida útil. Asimismo, la Comisión Europea instaba en un informe a los estados a adoptar medidas “sobre los procedimientos administrativos de las bajas temporales” y “la mejora del conocimiento de la información del Registro de Vehículos” que evitaran las situaciones en las que precisamente un vehículo no acabe su vida útil en un CAT.

¿Qué debes saber si das de baja el vehículo por un período de tiempo?

  • De entrada, puedes dar de baja de forma voluntaria cualquier vehículo: turismo, motocicleta, camión, autobús, etc. El coste del trámite de este tipo de baja es de 8,59 € (excepto en caso de sustracción del vehículo).
  • Puedes hacer la gestión como titular del vehículo o como persona autorizada en su nombre.
  • Una vez realizado el trámite, recuerda que durante el período que el vehículo esté de baja temporalmente no puede circular y está exento de pagar el impuesto municipal de circulación. En esta situación, no es necesario tener la ITV en vigor ni contratar un seguro para tu vehículo. Eso sí, cuando se quiera volver a circular con el vehículo, se deberá tramitar el alta del vehículo en baja temporal, y sí que se necesitarán la ITV y el seguro.
  • También conviene destacar que el vehículo deberá guardarse en una propiedad privada, dado que cualquier vehículo estacionado en la vía pública debe tener el seguro correspondiente y haber pasado la ITV.
  • Por último, si existe algún precinto sobre el vehículo, no se podrá tramitar la baja, ya sea temporal o definitiva, y convendrá cancelarlo previamente a la solicitud de la baja.

¿Y en el caso de la baja definitiva del vehículo?

La baja definitiva de un vehículo implica llevarlo al desguace y, por tanto, a menos que el vehículo tenga un valor histórico, será imposible recuperarlo. Se diferencia de la baja temporal que hemos comentado en el sentido de que, en este otro caso, aunque el vehículo no se utilizará durante un período de tiempo determinado, es muy posible que se vuelva a utilizar en un futuro. Por lo tanto, es un estado que es fácil de revertir, lo que en la baja definitiva no pasa.

La baja definitiva es un trámite necesario para retirar un vehículo de la circulación cuando ha llegado al fin de su vida útil. En este supuesto, tienes que llevarlo a un desguace o en un centro autorizado de tratamiento de vehículos, desde donde se encargarán de realizar la baja, sin que tengas que desplazarte a las oficinas de Tráfico. Una vez allí te entregarán un certificado de destrucción del vehículo y el justificante de la baja definitiva, que deberás conservar por si lo tuvieras que acreditar ante cualquier Administración. Como en el caso anterior, si existe algún precinto sobre el vehículo, no se podrá tramitar la baja y convendrá cancelarlo previamente a la solicitud de la baja.

El trámite de gestión de la baja definitiva es gratuito y también lo puede realizar el titular del vehículo o cualquier persona autorizada en su nombre.

Puedes ampliar la información sobre cómo solicitar la baja temporal o definitiva del vehículo y descargar los impresos necesarios a través de la DGT.