No corras, respeta los límites

Los problemas de la velocidad vienen cuando añadimos los adjetivos excesiva o inadecuada. Y es que correr más de la cuenta superando los límites que marcan las señales es peligroso y puede tener consecuencias trágicas en la carretera.

Circular embalado puede ser sinónimo de accidente, muerte o prisión. Hay que ser consciente. La velocidad excesiva, además de ser una causa directa de los accidentes, hace que las lesiones sean más graves porque el impacto es más violento. Además, cómo más se corre, más aumenta la distancia para parar el vehículo ante cualquier emergencia o contratiempo.

El cumplimiento de los límites de velocidad es necesario para tener unas carreteras seguras. Por eso en esta infografía te queremos recordar a qué velocidad tienes que circular en función del tipo de vehículo y de vía:

También te queremos hacer memoria de las multas que comporta superar estos límites de velocidad, que van desde los 100 euros hasta penas de prisión, en función de la gravedad:

Deixa un comentari