Renovar para ofrecer un mejor servicio

Desde el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) a menudo proponemos a los usuarios un conjunto de consejos para lograr una conducción segura. Uno de los consejos que siempre aparecen es el de estar bien informado sobre la situación viaria en nuestras carreteras. El SCT ofrece varias opciones para conocer el estado del tráfico, desde su cuenta de Twitter hasta las crónicas radiofónicas, pasando por su web de incidencias viarias.

El interés de los conductores para saber por adelantado cuáles son las principales incidencias en la red viaria queda demostrado con datos. Las visitas anuales en la web mantienen un crecimiento constante y en 2017 se registraron casi un millón y medio de consultas.

Precisamente ahora, el Servicio Catalán de Tráfico ha renovado esta página web de información viaria con el objetivo de mejorar su funcionalidad y usabilidad. La nueva web incorpora novedades en cuanto al diseño, los contenidos y la navegación, que es más sencilla, eficiente, práctica y comprensible. Lo que se busca es dar un mejor servicio al usuario y atender sus necesidades de un  modo más eficaz.

web_incidencies_sct

En estas mejoras, se ha rediseñado la estructura de la información y se han introducido elementos gráficos, como por ejemplo pictogramas, que facilitan la consulta de la información viaria y la hacen más ágil. Además, el nuevo diseño de la web adapta los contenidos al formato de los distintos dispositivos desde los que se realiza la consulta: teléfonos móviles, tablets o pantallas de ordenador.

Así pues, ahora más que nunca, todo son facilidades para conocer el estado del tráfico en nuestras vías. Antes de iniciar un trayecto con nuestro vehículo, conviene informarse de donde se sitúan las principales incidencias y cuáles son las mejores opciones para evitarlas. Se puede acceder a toda la información de la nueva web en este enlace: http://cit.transit.gencat.cat/cit/AppJava/views/incidents.xhtml

Sube al autobús y di ‘hola’ a la seguridad y al confort

Autor: FECAV

El autobús es el medio de transporte público colectivo que más ha crecido en los últimos años en Cataluña. Por ejemplo, en el ámbito del sistema tarifario integrado de Barcelona, que incluye 346 municipios y un total de 5,7 millones de habitantes, la demanda de los autobuses de la Dirección General de Transportes y Movilidad de la Generalitat ha aumentado un 5,2% respecto al año 2016, que representa 1,8 millones de viajeros más. En total, se han realizado 35,7 millones de viajes en estos autobuses.

Foto Moventis 3.1

Estos resultados se han producido, en parte, gracias a mejoras como la ya consolidada red del Expres.cat que, en base al sistema concesionario existente, conecta corredores de gran demanda y se caracteriza por su elevada frecuencia y velocidad comercial, entre otros aspectos.

Hay que remarcar que el autobús no solo es un transporte regular, sino también discrecional reiterado y no reiterado. Dentro del reiterado, se incluye el transporte escolar y de trabajadores. Cada día los autobuses y autocares garantizan que miles de trabajadores y estudiantes lleguen a sus trabajos o centros educativos de una manera segura, cómoda, rápida y sostenible. Según datos del Instituto Nacional de Estadística sobre el transporte discrecional, en el año 2017 aumentó un 5,9% respecto al año anterior en todo el Estado, con más de 192 millones de viajeros transportados.

También hay que poner en valor el peso del autocar en la vertebración del turismo, un sector estratégico de nuestra economía. En Barcelona, por ejemplo, un 5% de los desplazamientos de turistas se realizan en autocares de transporte discrecional.

Algunos motivos del éxito del autobús

  1. Seguridad: El autobús es el medio de transporte por carretera más seguro.

->-Para alcanzar el objetivo de víctimas 0, hay que llevar el cinturón abrochado, siempre que el vehículo lo tenga incorporado (obligatorio para todos los autocares matriculados a partir de octubre de 2007). De no hacerlo, el viajero se expone a una multa de 200 euros. Por otra parte y según un estudio de la Fundación MAPFRE, solo un 20% de los usuarios del autobús utilizan el cinturón de seguridad.

  1. Sostenibilidad: El uso del transporte público es un paso importante para ir hacia un mundo más sostenible. Además, los autobuses son cada vez menos contaminantes debido a la proliferación de los modelos que utilizan total o parcialmente fuentes de energía sostenible y a los avances de la tecnología.
  2. Confort: Las prestaciones de los autobuses en confort son elevadas, a la altura del tren de alta velocidad. Muchos autobuses están equipados con sistemas de entretenimiento a bordo, así como acceso gratuito a internet y tomas de corriente. Los conductores son profesionales experimentados que han recibido formación en conducción eficiente y en condiciones meteorológicas adversas.
  1. Rapidez: En las ciudades, los autobuses circulan por carriles reservados que permiten evitar atascos a sus usuarios, por ejemplo a través del carril Bus VAO de la C-58 entre Ripollet y avenida Meridiana, que garantiza un acceso rápido a Barcelona desde el Vallès Occidental.5. Ahorro: Mantener un vehículo privado se está convirtiendo en un lujo para muchas personas. El transporte público en autobús tiene un coste al alcance de todo el mundo y con bonificaciones para usuarios intensivos y para personas en paro, familias monoparentales y numerosas y para los más jóvenes.
  2. Capilaridad: El autobús es el medio de transporte público que mejor garantiza llegar a todas partes. La movilidad está garantizada para toda la ciudadana y en todo el territorio gracias al autobús.

Disfruta de la verbena con seguridad!

Este fin de semana, se prevé una movilidad elevada en la red viaria catalana, unos 515.000 vehículos saldrán del área de Barcelona con motivo de esta celebración a partir de viernes 22 de junio a las 15.00h. Los desplazamientos para la celebración de esta verbena coincidirán con la movilidad de inicio de las vacaciones escolares y de los Juegos del Mediterráneo en la demarcación de Tarragona.

Si tienes que conducir, no tomes alcohol.

Enjoy verbena! Enjoy la fiesta! ….y sobre todo, vuelve a casa sano y salvo.

Entre todos hacemos seguridad.

sant_Joan_mobilitat

¿Qué comporta un aviso preventivo por contaminación en el aire?

El aviso preventivo por contaminación es la fase previa a una posible activación de un episodio ambiental y comporta una serie de recomendaciones con el objetivo de frenar las emisiones contaminantes. Esta alerta preventiva no implica la restricción de circulación de determinados vehículos en el área metropolitana de Barcelona. La limitación del tráfico solo se implementa si se declara un episodio por alta contaminación de NO2 (dióxido de nitrógeno) en la conurbación de la capital catalana. Ahora bien, el aviso preventivo se puede activar tanto si se detectan niveles moderados de NO2 como de PM10 (partículas de diámetro inferior a 10 micras).

Ante un aviso preventivo por contaminación (tanto por NO2 como por PM10),  ¿qué podemos hacer para reducir las emisiones contaminantes asociadas a los vehículos?

  • Utilizar el transporte público.
  • Reducir los desplazamientos en vehículo privado (si es posible, trabajar a distancia, variar el horario de trabajo a cambio de viajar en transporte público, trabajar en otro sitio de la empresa, más cerca de casa…).
  • Utilizar el coche compartido.
  • Realizar una conducción eficiente (arrancar suavemente, reducir la velocidad, utilizar el freno motor, evitar aceleraciones y frenadas bruscas, etc.).
  • En caso de disponer de diferentes vehículos, utilizar el que tenga les emisiones más bajas.
  • Realizar los trayectos a pie o en bicicleta, escogiendo calles poco frecuentadas por el tráfico.

Asimismo, el Servicio Catalán de Tráfico publica, a través de los paneles de mensajes variables (PMV), mensajes informativos sobre la activación del aviso preventivo por contaminación.

Medidas que pueden llevar a cabo los municipios

 Campañas de comunicación intensiva, a través de los medios de comunicación locales, para explicar la situación.

  • Introducción de mensajes informativos relativos a la situación de aviso preventivo o de episodio ambiental en las pantallas de información variable (PIV).

Además, para informaros sobre las medidas y restricciones que puede comportar un episodio de contaminación por altos niveles de NO2, podéis consultar el apunte Movilidad sostenible, aire puro, publicado en este blog el mes de diciembre del año pasado.

El transporte público con vehículos autónomos

¿Cómo será el panorama de la movilidad catalana en un futuro no muy lejano? Siempre es difícil hacer predicciones sobre una posible realidad futura, pero aunque algunos lo puedan considerar ciencia ficción, la creación de una red de transporte público con vehículos autónomos se adivina, desde hace unos años, como una alternativa de futuro al vehículo privado de toda la vida. Profesionales del ámbito de la movilidad prevén poder circular de forma automática por la ciudad hacia el año 2020, y llegar al Nivel 5 de automatización –es decir, vehículo sin conductor– hacia el 2025-2030. Dentro de este escenario de progreso y de innovación, desde el Servicio Catalán de Tráfico se está trabajando en este sentido para definir qué modelo de movilidad queremos en las ciudades y pueblos de Cataluña.

Vehículo Autónomo

La aplicación del vehículo autónomo en el transporte público genera todavía varias incógnitas: la financiación y la viabilidad; la seguridad; la legalidad y la responsabilidad del conductor; la transformación del modelo de movilidad, o la desconfianza de los usuarios a la hora de utilizar un vehículo sin conductor. Pero también son muchas las ventajas que aporta al entorno, como por ejemplo la eficiencia energética y la sostenibilidad. Además, la inteligencia artificial aplicada facilitará un descenso de la siniestralidad i el aumento de la comodidad. Sin olvidar que el vehículo autónomo en el transporte público permitirá una mayor capacidad de adaptación a la demanda.

Paradójicamente, existe la posibilidad que en un escenario en que el vehículo privado autónomo ya esté del todo establecido y generalizado, este haga la competencia al transporte público, gracias sobre todo a una mayor flexibilidad. Es decir, el usuario puede preferir utilizar un vehículo autónomo privado por encima del transporte público.

Vehículo Autònomo

En junio de 2018 se ha presentado la primera iniciativa que acercará el transporte público autónomo a los municipios catalanes en septiembre. Una propuesta liderada por la Asociación de Municipios por la Movilidad y el Transporte Urbano (AMTU), un referente catalán en el sector de la movilidad. La iniciativa ofrece a los ayuntamientos de Cataluña la posibilidad de participar de una gira itinerante para experimentar el vehículo público autónomo en el municipio respectivo, con un carril de una ruta de transporte reservado para la circulación de hasta cuatro vehículos autónomos. De este modo se quiere concienciar sobre los cambios económicos y culturales, en la movilidad, en la planificación urbanística o en el paisaje que comportaría la llegada de esta modalidad de transporte emergente y de futuro.

Durante la celebración de la XIV Jornada Catalana de la Movilidad, organizada por la AMTU, se pudo ver por primera vez en Cataluña un autobús autónomo en exposición. Era la primera vez en toda Europa en que municipios medianos y pequeños tenían acceso a probar el transporte público autónomo.

Por lo tanto, es seguro que el uso de los vehículos autónomos en el transporte público llegará. Quizás no lo hará de forma inmediata, pero la tecnología ya está preparada. Ahora sólo falta que la sociedad catalana y las administraciones públicas también lo estén para incorporarla del todo.

El coche multiusuario: ¿adiós al coche propio?

El coche multiusuario (en inglés, car sharing) es una iniciativa que apuesta por la sostenibilidad y el ahorro para el usuario y que se presenta como alternativa al coche en propiedad. Este sistema de movilidad propone compartir el uso de una flota de vehículos que la empresa responsable del servicio gestiona, asignando los coches según las reservas y facturando los servicios a final de mes. De esta manera, el usuario, que se ha abonado previamente al servicio, alquila un vehículo compartido y paga su uso, por kilómetros o por horas o días. Así, dentro de los términos de lo que contrata, el conductor se despreocupa del combustible, el seguro del vehículo o el aparcamiento.

Este sistema se diferencia del coche compartido (en inglés, car pooling), que parte de la idea de que dos o más personas que hacen trayectos similares acuerdan hacerlos conjuntamente, en el coche privado de una de ellas, de manera regular y organizada, compartiendo también los costes del viaje. En el caso del coche compartido no se necesita una empresa que lo gestione, ya que se trata de un acuerdo entre usuarios, pero coincide con el coche multiusuario en su carácter sostenible y ahorrador para los conductores.

Una minoría de usuarios que crece

El sistema de coche multiusuario pretende mejorar la movilidad en favor del medio ambiente y ahorrar los gastos y quebraderos de cabeza que puede originar tener un coche propio. Ahora bien, ¿cuál es el uso que hace el colectivo de conductores? “En España, hay aproximadamente 2.600 vehículos (1.600 de los cuales son eléctricos), y contamos con unos 300.000 clientes registrados, el 2% de la población española con permiso de conducir. En Cataluña, el número de vehículos es de 500 (ninguno eléctrico), con unos 40.000 clientes registrados”, asegura Pau Noy, presidente de la Asociación Española de Car Sharing. Aunque la ciudadanía no apueste todavía en gran medida por esta opción, el número de empresas que apuestan por este sistema va creciendo gradualmente. “En España, existen ocho empresas de car sharing, de las cuales dos actúan en Barcelona y su área metropolitana”, apunta Pau Noy. En Barcelona están presentes Avancar y Bluemove. Barcelona, Madrid, Sevilla y Bilbao son las principales metrópolis donde se está desarrollando el coche multiusuario. Además, Barcelona es la única ciudad donde el servicio se ha extendido por su área metropolitana.

¿Sale a cuenta?

Para saber si vale la pena olvidarse del coche en propiedad y pasarse al sistema de coche multiusuario hay que sacar la calculadora y ponerlo todo en una balanza, no solo el aspecto económico. “El precio medio que paga un usuario de car sharing depende del tipo de contrato que escoja y del recorrido que realice, pero puede estar entre 2 y 4 euros por km, contando la tarifa temporal, y cubriendo todos los gastos”, explica Noy. Actualmente, el coche multiusuario todavía es un sistema limitado a las grandes ciudades, y su uso todavía se encuentra lejos de ser generalizado, pero si se expande podría llegar a ser una alternativa al coche propio. Según Noy, “la demanda de este tipo de servicio va creciendo constantemente en los últimos años, una demanda que se caracteriza por un gran conocimiento del producto por parte del público de Madrid y Barcelona y por un bajo uso fuera de estas dos ciudades”. “No obstante, en el próximo decenio se espera multiplicar la demanda por cinco en estas dos ciudades y que el servicio irrumpa en las principales ciudades de España y, de forma más importante, en las ciudades medias catalanas”, añade.

¿Una opción de futuro?

Aunque el sistema de coche multiusuario es una iniciativa sostenible, que permitiría reducir el número de vehículos en carreteras y calles, la evolución de su implantación todavía es muy tímida. Según Pau Noy, hay que impulsar medidas para fomentar este sistema de movilidad, en el ámbito público y privado: “Alemania acaba de aprobar una ley del car sharing en el ámbito federal; habría que aprobar a escala española una ley similar, que reconociera el hecho del car sharing y le otorgara los privilegios que merece en tanto que servicio de interés público.” “Las administraciones locales y regionales se tienen que implicar en la difusión del producto y en su integración con las redes de transporte público, copiando lo que hacen las ciudades europeas; llevamos mucho retraso”, avisa Noy.

Habría que ver, al fin y al cabo, si en un futuro próximo se consolidara el coche multiusuario y se extendiera su uso más allá de las grandes metrópolis, si el conjunto de conductores abandonaría la idea de tener un vehículo en propiedad en favor de compartir una red de vehículos desde cualquier punto del territorio cuando fuera necesario desplazarse. Es decir: disponer libremente de un coche propio y pagar los gastos que se derivan o utilizar a demanda una red de vehículos compartidos donde solo se paga el desplazamiento.

Todos somos peatones

¿Quién no ha cruzado alguna vez una calle por un lugar donde no hay un paso de peatones? ¿O quién no ha pasado sin fijarse si el semáforo estaba en verde porque estaba distraído escribiendo un whatsapp o consultando alguna información con el smartphone? Todos los usuarios del espacio público somos peatones y cuando nos desplazamos con este rol podemos poner en juego nuestra seguridad si no adoptamos actitudes de autoprotección. Pero los peatones también podemos ser objeto de actitudes incívicas e inseguras por parte de conductores; comportamientos que, sobre todo en zonas urbanas, pueden acabar en atropellos y causar lesiones muy graves al colectivo más vulnerable de la movilidad.

Las principales actitudes inadecuadas de peatones y conductores en zona urbana son las siguientes:

►Irrupción de peatones por zonas no habilitadas en situaciones en las que puede haber riesgos potenciales relacionados con la circulación de vehículos. Además, no solo son víctimas de las distracciones a causa del uso del móvil los conductores de los vehículos, sino también los peatones, que corren un riesgo muy alto si no estan atentos a la hora de cruzar las calles y pueden acabar siendo atropellados.

►Desplazamientos de los peatones por itinerarios no reglamentarios pero que se perciben como correctos.
► Invasión por parte de los vehículos de zonas de circulación exclusivas para transeúntes que obstaculizan sus itinerarios seguros y preferentes, y que les obliga a optar por rutas alternativas que pueden comportar peligros. En este sentido, Carlos Ortí, vicepresidente de la asociación Catalunya Camina, remarca que “no tendría que haber permisividad” respecto al estacionamiento en las aceras, y reivindica:  “Tenemos que recuperar una distribución del espacio público más justa y democrática y avanzar hacia la descarbonización, también de la movilidad.”

Foto vianants

Por otra parte, la irrupción de los VMP (vehículos de movilidad personal) como la rueda eléctrica, los segways o los patinetes eléctricos ha generado un debate sobre la convivencia de estos artilugios emergentes con los peatones, debido a que a veces ocupan las aceras; un conflicto que ha obligado a algunos ayuntamientos a regular la circulación de estos vehículos. La promoción de los VMP, junto con la extensión de la bicicleta, se tendría que hacer siempre, según Ortí, “a favor de los desplazamientos a pie y nunca en contra”. “En la realidad actual hay un urbanismo pensado, diseñado y ejecutado desde una óptica ‘cochista’ y no desde una visión de los desplazamientos universales, a pie”, subraya.

En lo que llevamos de año, en Cataluña han muerto 11 peatones (datos provisionales, víctimas mortales a 24 horas): en concreto 6 personas en las calles de diferentes municipios y 5 personas más, en las carreteras catalanas. Hay que destacar que de las 6 víctimas mortales en vías urbanas, 4 víctimas tenían entre 65 y 74 años.

Los núcleos urbanos están en deuda con el acto de caminar”, asegura Ortí, que añade: “Las actuaciones que se llevan a cabo para proteger a los peatones van por el buen camino, pero son insuficientes”. Hay que avanzar todavía más en elementos reductores de velocidad, en radares portátiles y en campañas informativas de sensibilización a la ciudadanía.”

Con el objetivo de garantizar la protección de los transeúntes, el Servicio Catalán de Tráfico coordina a lo largo del año con las policías de tráfico de Cataluña campañas preventivas de control para evitar tanto comportamientos de los conductores que pongan en peligro a los peatones como conductas antirreglamentarias o no seguras de ellos mismos.

Infografia vianant

 

¡Llega Carnaval! ¡Hazlo tú también!

“En Carnaval todo pasa”, según el dicho popular. Desde el Jueves Lardero hasta el Miércoles de Ceniza en Cataluña hay muchas celebraciones emblemáticas. En torno a la figura del rey Carnaval, son muchos los que, disfrazados o no, salen de fiesta y, para hacerlo, cogen el coche. Pero, al volante, la juerga y el desenfreno que caracterizan estos días no tienen cabida. Por lo tanto, si vas bebido o si has consumido algún otro tipo de droga, no debes coger el coche.

El consumo de alcohol y otras drogas se considera uno de los principales factores concurrentes de la siniestralidad vial y la lesividad grave. Según los últimos datos del Instituto de Medicina Legal, el 46,2% de los conductores muertos en accidentes de tráfico en Cataluña dieron positivo en consumo de alcohol, drogas o psicofármacos.

¿Cómo apostar por una conducción segura estos días de Carnaval? Hay varias opciones:

Promover la figura del conductor alternativo: entre el grupo de amigos que salís de fiesta, se escoge a uno que no beba y pueda conducir de manera segura.

– Coger transporte público para no correr riesgos en la carretera.

infografia-alcohol-definitiva-castella

Tened en cuenta que, por poca que sea la ingesta de alcohol y otras drogas, alteran las condiciones físicas y psíquicas de quien las toma y eso afecta, evidentemente, a la conducción. De hecho, aunque se circule con una tasa de alcoholemia dentro de los márgenes legales, el riesgo de siniestro aumenta. Por este motivo, la única tasa segura si se tiene que conducir es 0,0%.

Desde ayer y hasta el próximo miércoles 14 de febrero, el Servei Català de Trànsit coordina con Mossos d’Esquadra y Policías Locales una campaña de control y vigilancia centrada en el control de drogas y alcohol con el objetivo de reducir el número de víctimas mortales y de heridos graves en accidente de tráfico, concienciar a los conductores sobre las consecuencias negativas de los accidentes, aumentar la percepción de control sobre esta obligación normativa e interceptar el mayor número de conductores con alcoholemia o drogas positivos.

Durante el 2017 se hicieron tres campañas preventivas de control de drogoalcoholemia, coincidiendo también con Carnaval, San Juan y Navidad. En estas campañas, un 4,8% de las personas a quienes se hicieron pruebas dieron positivo por alcoholemia; de estos positivos, un 79,68% fueron por la vía administrativa, y un 20,32%, por la vía penal. Respecto a los controles de drogas, los positivos fueron un 47,72% del total de pruebas realizadas.

Ahora y siempre, recuerda: alcohol y drogas son incompatibles con la conducción.

El carnaval llega. ¡Llega tú también!

Conducir sobre nieve

El temporal de nieve ha complicado esta semana la circulación en buena parte del territorio. Domingo por la tarde, en plena operación retorno de fin de semana, las intensas nevadas causaron problemas en la red vial, que en algunos casos se agravaron porque algunos vehículos no iban equipados con cadenas o neumáticos de invierno.

En invierno, la nieve y la niebla helada suelen hacer acto de presencia en buena parte del territorio catalán, lo que dificulta la circulación a los conductores por las carreteras, ya que disminuye la adherencia de los neumáticos y también la visibilidad. Para que estas inclemencias meteorológicas provoquen los mínimos contratiempos posibles en el asfalto, hay que seguir unas recomendaciones básicas que ayudarán a evitar accidentes.

imatge-carretera-nevadaEn caso de nieve, el subinspector Albert Cela, jefe del Área Regional de Tráfico Pirineo Occidental de los Mossos d’Esquadra, destaca que “en primer lugar es muy importante tener en cuenta la prevención y la preparación de los vehículos para afrontar con éxito estas situaciones, y por ello es necesario llevar en el vehículo el equipamiento de invierno: ruedas de contacto, cadenas, guantes, ropa de abrigo y el depósito de gasolina lleno”.

En zonas de montaña donde las bajas temperaturas y las nevadas son habituales en esta época del año, se aconseja utilizar los neumáticos de invierno, ya que proporcionan más adherencia y una mayor respuesta de frenado.

Para conducir sobre nieve seguid estos cinco consejos:

  1. Moderar la velocidad
  2. Conducir con suavidad, sin golpes de gas y sin girar la dirección de forma brusca
  3. Usar el freno tan poco como sea posible y, si es imprescindible, hacerlo con mucha suavidad; por este motivo es recomendable aumentar la distancia de seguridad con el resto de vehículos
  4. Si bajamos del vehículo para poner cadenas, hay que hacerlo con seguridad: si es posible, fuera de la calzada, y si se hace en el arcén, hay que llevar puesto el chaleco reflectante y colocar los triángulos de señalización

Con vehículos de cambio automático, hay que procurar conducir en posición manual. En los vehículos que dispongan de control de estabilidad/control de tracción (ESP) y tengan la posibilidad de desactivarlo, es aconsejable hacerlo

Cuando la nieve pone a prueba la movilidad

Las nevadas son fenómenos meteorológicos que pueden generar graves afectaciones al tráfico, especialmente cuando la nieve coge gruesos que afectan a la circulación en vías principales interurbanas y en zonas urbanas donde no es habitual que nieve. La Dirección General de Protección Civil de la Generalitat (Departamento de Interior) dispone del Plan NEUCAT, una herramienta que, basándose en la anticipación y la coordinación de todos los organismos implicados, permite afrontar el fenómeno meteorológico adverso con tiempo y recursos suficientes para minimizar sus efectos negativos.

El año 2016, la Dirección General de Protección Civil (DGPC), conjuntamente con el Servicio Catalán de Tráfico (SCT), estableció un protocolo según el cual, cuando hay una previsión de posibles nevadas por parte del Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC), la DGPC, el SCT y el SMC, conjuntamente con Mossos de Esquadra, Carreteras de la Generalitat, diputaciones, Carreteras del Estado y concesionarias de vías, analizan las afectaciones posibles al tráfico. También se hace seguimiento continuado de la evolución del fenómeno y se toman las medidas preventivas adecuadas (reparto de sal, establecimiento de máquinas quitanieves en puntos estratégicos dentro o cerca de la zona donde se prevé que pueda haber más afectaciones, etc.). Este comité se establece en el Centro de Coordinación Operativa de Cataluña de Protección Civil de la Generalitat (sala CECAT), en el Departamento de Interior.

nevades_carretera

Además, el comité de seguimiento reunido en el CECAT se mantiene de forma permanente, analizando la evolución de la previsión meteorológica y sus posibles afectaciones, dado que, tratándose de previsiones, no hay la total certeza de su evolución. Así, se pueden modificar de forma ágil las medidas preventivas, e informar la población de la situación prevista y las recomendaciones que los conductores tienen que tener en cuenta (llevar cadenas, utilizar vías principales y evitar las secundarias, avanzar o retrasar los desplazamientos en una zona concreta, restricciones de determinados vehículos, etc.).

En caso de que un fenómeno de nevadas intensas se produzca de forma repentina o se pueda prever con muy poca anticipación, el Plan NEUCAT prevé también una reacción inmediata, con un formato similar (creación de un comité técnico de evaluación, seguimiento y decisión de medidas), y la aplicación de los mecanismos que haga falta. En este caso, la prioridad es evitar que los conductores que se puedan ver sorprendidos por una acumulación imprevista de nieve se queden parados con sus vehículos y generen el bloqueo de la vía.

nevades_carreteraPor lo tanto, las recomendaciones principales son circular por la derecha evitando los adelantamientos para dejar un espacio libre (a la izquierda) y permitir el paso de las máquinas quitanieves y vehículos de emergencias, y también dejar libre el arcén, así como evitar seguir conduciendo si se prevé que la intensidad de la nevada podrá provocar acumulaciones que dificulten la marcha. Hay que recordar que, en todos los casos, es básico en la estrategia ofrecer una información esmerada al ciudadano, a través de los medios de comunicación y de las redes sociales.

La flexibilidad y la anticipación son indispensables para una buena gestión por parte de Protección Civil, el Servicio Catalán de Tráfico y todos los organismos afectados. Con todo, hay que recordar que los fenómenos meteorológicos como las nevadas, con diferentes intensidades y afectaciones, no se pueden evitar. La tarea de la Administración es preverlo en la medida del posible e intentar evitar las afectaciones a la ciudadanía y preservar su seguridad vial.